6 Consejos para que mi perro deje de cavar en el jardín

6 Consejos para que mi perro deje de cavar en el jardín

Si quieres que tu perro deje de cavar en el jardín pero no sabes qué hacer, ¡con este artículo se acabaron los hoyos sorpresa! Te damos los consejos que necesitas para que tu perro deje de lado la costumbre de llenar el jardín de agujeros en cuanto te descuidas. ¡No te lo pierdas!

 

Consejos para que mi perro deje de cavar

Si tienes el jardín lleno de hoyos y estás desesperado, ¡tranquilo! Esto es lo que tienes que hacer para evitar que tu perro vuelva a hacerlo:

 

1. No dejes que tu perro acumule energía

Si tu perro no deja de cavar, lo más seguro es que sea porque tiene demasiada energía acumulada. Recuerda que el ejercicio es fundamental para todos los perros, en mayor o menor medida, y que es tu responsabilidad como dueño sacar a tu perro a pasear las veces que sea necesario. No sólo para hacer sus necesidades, sino también para ejercitarse.

Plantéate si quizás tu perro necesita más ejercicio del que hace a diario, ¡sácalo más veces o da paseos más largos y volverá a casa más cansado!

Consejos para que mi perro deje de cavar

2. No permitas que tu perro se aburra

Todos nos aburrimos algunas veces ¡y los perros también! Deja a disposición de tu perro algún juguete, o mejor aún, juega con él. Pasar tiempo juntos combatirá el aburrimiento y además ayudará a reforzar tus lazos con tu mascota.

Por el contrario, si tu perro está aburrido, optará por hacer trastadas para distraerse, entre ellas, cavar hoyos.

 

3. No fomentes que entierre objetos

Los perros entierran cosas por puro instinto, es un reflejo de su vida salvaje y su necesidad de esconder alimento para luego recuperarlo. Sin embargo, a veces este instinto puede volverse en una mala manía, ya que los perros domésticos pueden enterrar no sólo comida, sino también objetos.

Si tu perro tiene costumbre de enterrar sus juguetes, una buena forma de acabar con este comportamiento es hacer que juegue con ellos colgados de una cuerda, de modo que no toquen el suelo. Si tu perro tiene problemas de posesividad con objetos, este método también ayuda a remediarlo.

Consejos para que mi perro deje de cavar

4. Si tu perra está embarazada, prepara su nido

El instinto maternal de las perras hace que ellas mismas preparen un nido donde esperan alojar y proteger a sus futuros bebés. Una forma de hacerlo, obviamente, es cavar hoyos en el jardín. Para evitarlo, ¡prepara tú mismo ese nido!

Igualmente, esta es una costumbre típica de perras con embarazo psicológico. Si es el caso de tu mascota, los inhibidores hormonales pueden ayudar. ¡Si tu perra tiene embarazo psicológico, acude a tu veterinario!

 

5. Realiza cambios en tu jardín

Una pequeña remodelación del jardín puede ayudar a que tu perro deje de cavar. Por ejemplo, puedes colocar piedras en los lugares donde suele hacerlo. Otra opción son las vallas, si quieres evitar que tu perro acceda a ciertas zonas, pero puede ser más invasivo a la vista.

Sin embargo, ¡no olvides que cavar es un instinto! Si no se lo quieres atrofiar, otra opción es enseñarle a cavar sólo donde sí puede hacerlo: coloca un cajón de arena en el jardín. Se lo pasará genial y el césped y plantas quedarán intactos.

Consejos para que mi perro deje de cavar

6. No te pases el día regañando a tu perro

Recuerda que los perros no son capaces de entender por qué los regañamos si lo hacemos tiempo después de su trastada, tiene que ser en el momento o no servirá de nada más que para ponerle triste.

Corregir conductas problemáticas lleva algo de tiempo, ten paciencia y sé constructivo con tu mascota.

 

La costumbre de cavar en el jardín es muy común, pero se puede solucionar con paciencia, cariño y tomando las medidas adecuadas. ¡Sigue nuestros consejos y lo conseguirás!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post