Descúbrelo todo sobre los conejos californianos

Descúbrelo todo sobre los conejos californianos

Los conejos californianos son una de las razas más populares del mundo, ¡es que son muy particulares y especiales! Si estás en proceso de elegir a tu conejo ideal para tener como mascota, no puedes dejar de conocer al californiano. Te ayudamos a descubrirlo todo con este post.

 

Origen de los conejos californianos

Origen de los conejos californianos

Los conejos californianos fueron criados en California, como su nombre indica, y son el resultado del cruce entre conejos himalayos y chinchilla. Estos genes le dieron al conejo californiano una excelente capa de pelo, que era precisamente el objetivo que se perseguía con su cría.

La primera vez que se mostró en una exposición a un conejo californiano fue en 1928, y fueron reconocidos como raza por la ARBA en 1939.

 

Características de los conejos californianos

Características de los conejos californianos

Los conejos californianos son bastante musculosos y corpulentos, llegan a pesar alrededor de 4 kg en su edad adulta. Su pelaje es muy denso y grueso y consta de dos capas. La base del pelaje es blanca, pero tiene puntos oscuros, casi negros en las orejas, nariz, pies y cola. También pueden ser de color marrón oscuro, lila, azul o chocolate.

Curiosamente, el pigmento del pelo de los conejos californianos reacciona a las temperaturas. Los climas más fríos pueden hacer que se oscurezcan otras zonas de su cuerpo. Si el conejo muda el pelo, al crecer de nuevo será blanco otra vez.

Las orejas de los conejos californianos son largas y erguidas, terminadas en punta redondeada. Tienen los ojos de color rojo.

 

Temperamento de los conejos californianos

Temperamento de los conejos californianos

El conejo californiano es estupendo como mascota: es cariñoso, tranquilo, muy amistoso y dulce. A veces pueden ser algo tímidos y reservados, pero por lo general los californianos no tienen dificultad para adaptarse a la vida de mascota.

Es curioso y juguetón, pero no travieso ni activo de más, es muy sosegado. Sin embargo, ten en cuenta que todos los conejos pueden ser algo asustadizos y si se sienten en peligro pueden reaccionar de forma agresiva, ¡tienen mucha más fuerza de la que parece, sobre todo en las patas!

 

Cuidados de los conejos californianos

Cuidados de los conejos californianos

Los conejos en general son mascotas delicadas. Son propensos a los resfriados y otras enfermedades respiratorias, por lo que siempre debes mantener alejado a tu conejo de corrientes de aire; tampoco es recomendable que su jaula esté en un lugar demasiado caluroso. Busca el emplazamiento ideal de su hogar en un lugar de temperatura agradable y moderada.

Necesitará juguetes para ejercitarse y entretenerse, aunque si vives en una casa con jardín, lo ideal es también que le dejes salir a explorar cuando el clima lo permita y siempre bajo vigilancia.

Los conejos californianos necesitan una jaula amplia en la que poder moverse con libertad y comodidad. Si te lo puedes permitir, ten una pareja, ¡son muy sociables! Lo mejor son dos machos o bien una hembra y un macho castrado.

Cuida la alimentación y la higiene de la jaula de tu conejo para asegurarle una buena salud.

 

Salud de los conejos californianos

Salud de los conejos californianos

Lo mejor para los conejos es una jaula con bandeja, ya que si no tienen suelo liso los barrotes acaban hiriendo sus patas gravemente: los corvejones son comunes en los conejos que pisan los barrotes de su jaula.

Por lo general, los conejos californianos son bastante saludables. Pero por supuesto pueden tener problemas, igual que cualquier otro. Es importante asegurarse de que desgasta bien sus dientes para que no le crezcan en exceso.

Si tu conejo vive en un ambiente sucio o polvoriento puede desarrollar problemas respiratorios. Recuerda ofrecerle a tu conejo un entorno limpio y saludable.

Como todas las mascotas, los conejos californianos necesitan vacunas y desparasitaciones para evitar problemas de salud.

 

¿Te gustaría tener conejos californianos?

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post