Tratamiento de la hepatitis en los perros

Tratamiento de la hepatitis en los perros

La hepatitis en los perros, también conocida como hepatitis vírica canina, la transmite el adenovirus tipo 1 y es una enfermedad peligrosa y muy contagiosa, que puede resultar fatal. Sin embargo, si se trata a tiempo, se puede curar. ¡Te contamos en qué consiste el tratamiento!

Tratamiento de la hepatitis en los perros

Tratamiento de la hepatitis en los perros

La hepatitis en los perros no se trata directamente, es decir, el tratamiento no se centra en matar el patógeno, sino en paliar los síntomas y reducir los daños al mínimo. Sin embargo, puede ocurrir que el perro no sobreviva al tratamiento.

La forma de tratar la hepatitis dependerá de los resultados del diagnóstico, de la gravedad de la situación y de los síntomas que presente el perro enfermo.

El tratamiento de la hepatitis en los perros suele consistir, frecuentemente, en la adminisitración de antibióticos para mantener a raya las infecciones secundarias. Como complemento, se aplican tratamientos específicos en función de los síntomas que presente: coagulación sanguínea, diarreas… Por eso, no todos los tratamientos son totalmente iguales.

Además, se suele cambiar la dieta del perro enfermo a una específica para perros con problemas hepáticos, ya que tienen una composición más apropiada.

Cuidados en casa de un perro con hepatitis

Cuidados en casa de un perro con hepatitis

Si tu perro ha sido diagnosticado con hepatitis, necesitará mucho reposo en un entorno tranquilo y adecuado. Además, la higiene es muy importante: ahora tu perro está muy débil y es vulnerable a todo, sin una limpieza adecuada de su entorno podría contraer todo tipo de infecciones. Por supuesto, si tienes más mascotas y no están vacunadas, debes aislar al perro enfermo.

Un perro con hepatitis no debe hacer ejercicio, necesita descanso al menos mientras esté en tratamiento y recibas el visto bueno del veterinario para retomar el ejercicio.

Siempre bajo supervisión médica, puedes administrar antiinflamatorios a tu perro para paliar los dolores. Además, por supuesto, será necesario acudir a revisiones.

 

La hepatitis en los perros es una enfermedad complicada y no todos los perros la superan, aun con tratamiento. Lo mejor de todo es la prevención, ¡vacuna a tu perro contra la hepatitis!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post