puedes transmitir tu personalidad a tu mascota

¡Puedes transmitir tu personalidad a tu mascota!

Un estudio ha demostrado que los lazos tan grandes que nos unen a nuestra mascota pueden hacer que ella acabe reflejando rasgos de nuestra forma de ser. ¿Eres de los que a veces piensa que su gatete está un poco loco? Pues a partir de ahora, antes de pensarlo, ¡recuerda que puedes transmitir tu personalidad a tu mascota! ¿Sabes lo que significa eso?

demuestra que puedes transmitir tu personalidad a tu mascota

Transmitir tu personalidad a tu mascota es posible

El estudio que ha lanzado esta conclusión fue realizado en dos universidades de Reino Unido, la de Lincoln y la de Nottingham Trent y sus resultados fueron publicados en la revista PLOS One.

En el estudio se analizó la relación y el comportamiento de unas 3000 personas junto a sus animales de compañía.

Durante el mismo se llevaron a cabo una serie de test y gracias a ellos pudieron comprobar que ciertas situaciones personales de los entrevistados y, por tanto, rasgos de personalidad, coincidían con el comportamiento de sus mascotas.

Por ejemplo, había muchas coincidencias en cuanto a problemas de inestabilidad emocional (estrés, ansiedad, etc.) que se daba en dueños y mascotas. Estas últimas lo reflejaban en agresividad, miedo, etc. O aquellas personas que tenían una manera de ser muy extrovertida, tenían mascotas que amaban la libertad. Curioso, ¿verdad?

Nuestra forma de ser les influye

Sabiendo que puedes transmitir tu personalidad a tu mascota, ahora quizás seas más consciente de por qué tu gato se comporta de cierta manera. Si tú estás estresado, es normal que tu mascota actúe de manera huidiza o agresiva por el estrés.

Debemos tener esto muy en cuenta, ya que su salud no es solo una cuestión física, también es una cuestión de salud mental y no basta con darle juguetitos para que se entretenga.

La maravillosa unión que tenemos con nuestros peludos va mucho más allá de una simple relación humano-animal, en la que nosotros únicamente los alimentamos y les damos unos cuidados básicos. Son nuestra familia y como tal debemos tratarlos.

Las mascotas, especialmente los gatos, son como esponjas en lo que a personalidad se refiere. Así que ten en cuenta que todo lo que hacemos y cómo nos comportamos les afecta, para bien o para mal.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.