Tipos de bozales para perros, cuántos hay

Tipos de bozales para perros, ¿cuántos hay?

Los bozales son necesarios en algunas circunstancias, por ejemplo si quieres llevar a tu perro en medios de transporte, o si está considerado PPP. Pero ¿cómo elegir el bozal ideal para tu perro? ¿Qué tipos de bozales para perros hay? Te lo explicamos todo con detalle.

 

Tipos de bozales para perros

Si has leído nuestro artículo sobre cuándo deben llevar bozal los perros y te has dado cuenta de que el tuyo necesita uno, probablemente te estés preguntando cómo encontrar el más adecuado. ¡Hay varios donde elegir! Vamos a verlo.

 

Bozales de tubo

Bozales de tubo
(Foto vía: dalmatasdm)

Los hay de distintos materiales, tela, hilo, nylon, cuero… Tienen forma de tubo abierto por delante y se ajustan muy bien al hocico del perro, de modo que son efectivos contra las mordeduras, pero tienen ciertas desventajas:

  • Al no poder abrir la boca, el perro no puede jadear. Esto puede ser peligroso si lo tiene puesto durante mucho tiempo, especialmente si hace calor, ya que el jadeo es la forma principal de transpiración de los perros.
  • No permite al perro beber ni comer, por lo que no lo puedes usar durante sesiones de adiestramiento en positivo, no podrás darle premios.
  • Si el perro vomita, se ahogará con el vómito al no poder expulsarlo, por lo que es realmente peligroso.

Estos bozales para perros están indicados sólo para uso puntual, durante periodos de tiempo cortos y siempre bajo supervisión.

 

Bozales de cesta

Bozales de cesta
(Foto vía: dogguaubilbao)

Pueden ser de cuero, metal o plástico y cubren por completo la boca del perro, también por delante. Sin embargo, no le impiden jadear, ladrar, beber o comer. Son más cómodos y seguros para el perro que los bozales de tubo, por lo que se pueden usar durante períodos de tiempo más largos.

 

Collar de cabeza

Collar de cabeza
(Foto vía: elvalordeunperro)

El collar de cabeza no es exactamente un bozal, aunque mucha gente cree lo contrario. Se trata de un tipo de collar que enseña al perro a no tirar de la correa y que se agarra, entre otras cosas, al hocico. Este collar no es sustituto del bozal, por lo que no podrás usarlo en las situaciones en las que el bozal sea obligatorio.

 

Elegir el mejor bozal para mi perro

De los tipos de bozales para perros que hay, ¿cuál debo comprar? Para elegir bien deberás tener en cuenta las características físicas de tu perro, la forma de su hocico y su tamaño. Además, piensa qué uso le vas a dar al bozal.

Es importante que el bozal se ajuste bien al tamaño de su hocico, por lo que es recomendable que acudas con tu perro a la tienda para que se los pueda probar.

La mayoría de bozales están pensados para perros de hocico largo, ¿qué ocurre con los perros de hocico chato o corto? También existen bozales especiales para estas razas, que se atan en la nuca pasando por las orejas.

 

En algunas situaciones, tener un bozal para tu perro puede ser muy útil o incluso obligatorio. ¡Encuentra el más adecuado para tu amigo!

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post