Parvovirus en cachorros

Parvovirus en cachorros: síntomas y tratamiento

El parvovirus es una enfermedad vírica muy contagiosa y peligrosa para perros. Los cachorros son especialmente susceptibles a contraerla en la fase previa a las vacunaciones, ya que su sistema inmune no está completamente desarrollado.

El parvovirus en cachorros es común, pero puede ser mortal si no se trata pronto. Te enseñamos a detectarlo y tratarlo.

Síntomas del parvovirus en cachorros

sintomas del parvovirus en cachorros

(Foto via: Dogtime)

El parvovirus es mucho más habitual en cachorros que en perros adultos. Impide el crecimiento de células, por tanto, el desarrollo de sus órganos. El aparato digestivo reacciona a esta adversidad de manera agresiva. Los síntomas del parvovirus en cachorros son:

    • Fiebre alta
    • Vómitos
    • Apatía
    • Diarrea grave
    • Pérdida de apetito
    • Debilidad
    • Deshidratación
    • Pérdida de psicomotricidad
    • Falta de equilibrio

El parvovirus se transmite por medio del contacto con fluidos corporales, como vómitos, heces o sangre de perros infectados, aunque también permanece el virus en el ambiente, no siempre se contagia por contacto directo. La mejor forma de prevenir el parvovirus en cachorros es vacunarlos.

Es muy importante prestar atención a la salud y estado de ánimo del perro y reaccionar cuanto antes ante síntomas o comportamientos inusuales.

Tratamiento para el parvovirus en cachorros

Tratamiento para el parvovirus en cachorros

(Foto via: ipetcompanion)

Si se confirma que tu perro tiene parvovirus, prepárate para actuar lo antes posible y prestarle atención constante. Con los correctos cuidados es muy probable que el perro supere la enfermedad.

Acude urgentemente al veterinario en cuanto veas cualquiera de los síntomas que hemos comentado. Allí evaluarán su estado de salud y la gravedad de la situación. Le pondrán antibióticos por vía intravenosa y calmarán sus dolores.

Si el estado del parvovirus en tu cachorro es grave, seguramente necesitará que lo ingresen, pero si se está iniciando, requerirá cuidados que podrás darle desde casa.

Tratamiento del parvovirus canino en casa

Tratamiento del parvovirus canino en casa

Es muy importante elegir un lugar de casa donde mantener al perro durante sus días enfermo y donde se administrará su tratamiento para el parvovirus. Una vez lo elijas, desinféctalo bien. Es probable que lo manche de vómitos o heces en varias ocasiones, es muy importante mantener una buena rutina de higiene en ese espacio.

Procura que sea una zona calentita y cómoda, donde además pueda tener compañia, ¡no querrá estar aislado! Utilizará ese espacio para estar tranquilo y dormir, sin sobresaltos ni ansiedad.

La hidratación juega un papel muy importante en el tratamiento para el parvovirus en cachorros. Puedes darle suero con una jeringa (sin aguja) o cuchara; la dosis dependerá de su peso: por lo general, se recomiendan unas dos cucharadas cada 45 minutos para perros medianos. Si le das a tu cachorro un trocito de hielo para lamer, esto también contribuirá a su hidratación, además de aliviar su dolor de barriga y náuseas.

Sigue todas las indicaciones que te haya dado el veterinario. No te saltes tomas de medicamentos ni le mediques por tu cuenta con otras sustancias.

Cuando este tratamiento del parvovirus canino empiece a hacer efecto y se sienta mejor, lo siguiente será ofrecerle una buena alimentación para que se recupere por completo. Tendrá que empezar a comer papillas para bebés en dosis muy pequeñas, no puede volver de golpe al pienso habitual. Además, no dejes de lado la hidratación. Recomendamos que no empiece a comer nada antes de pasar al menos 24 horas sin vomitar.

Esperamos que este artículo sobre cómo tratar el parvovirus en cachorros te ayude a comprender qué le ocurre a tu perro y que pueda recuperarse lo antes posible.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post