señales de dolor o enfermedad en conejos

Señales de dolor o enfermedad en conejos

¿Es posible detectar cuándo algo va mal en la salud de nuestra mascota? Por supuesto, si la observamos detenidamente, podremos comprobar síntomas o cambios en su actitud que nos indicarán que el animal no está bien del todo. Aquí os mostraremos una lista de señales de dolor o enfermedad en conejos a tener en cuenta.

Señales de dolor o enfermedad en conejos más comunes

Lo primero que queremos recalcar es que vamos a hablar de síntomas o señales generales que puede mostrar un conejo en caso de sufrir dolor o estar enfermo.

señales de dolor en conejos

Como comprenderéis, cada patología vendrá con unos síntomas determinados, pero en este caso no vamos a ahondar en especificaciones.

Teniendo en cuenta las características de un conejo sano, tanto físicas como emocionales y de comportamiento, estas son las señales de dolor o enfermedad en conejos más frecuentes.

Cambios en la alimentación

Uno de los signos más comunes de que algo no va bien en tu conejo es que se produzca en él un cambio en su rutina alimenticia.

Especialmente suele suceder que el animal coma menos, beba menos agua, tarde mucho más en comer, le cueste tragar el alimento, no pueda morderlo, lo escupa o se le caiga de la boca.

Podría tratarse de los problemas dentales más comunes en conejos, pero también de otras patologías que nada tienen que ver con su dentadura.

Movilidad reducida y escasa actividad

Si tu conejo está sano, basta con sacarlo de la jaula un rato para ver cómo comienza a moverse por el entorno.

Si no se encuentra bien, el conejo podrá permanecer quieto durante mucho rato. También puede suceder que se mueva muy poco o muy lentamente en comparación a cómo lo hacía antes.

Por otro lado, puede cojear si el problema es muscular u óseo y/o dejar de jugar.

Se muestra muy escurridizo y se esconde

Si tu mascota era de las que estaban muy acostumbradas a tu contacto y no ponían resistencia a la hora de cogerla en brazos, acariciarla y jugar con ella y ahora sí te evita escondiéndose, puede que te esté mandando una de las señales de dolor o enfermedad en conejos más comunes.

Esconderse para no ser tocado porque les duele algo es bastante frecuente en ellos.

Agresividad

Y relacionado con el punto anterior está este: la agresividad.

Si tu conejo nunca se ha mostrado agresivo y ahora reacciona a la defensiva cada vez que te intentas acercar a él, puede estar intentando protegerse porque le duele algo.

la agresividad es una de las señales de dolor en conejos

Cambios físicos

Por supuesto, otra de las señales de dolor o enfermedad en conejos es un cambio físico en el animal.

Pérdida de peso, caída del pelo, pelo sin brillo, descamaciones y rojeces en la piel, heridas, ojos hundidos… son muchos los cambios que pueden aparecer en tu mascota si esta está padeciendo una enfermedad.

Letargia, apatía, cambios en el patrón del sueño

Otro signo de que tu conejo no está bien puede ser que se muestre muy aletargado, duerma más de lo normal y no muestre interés por nada de lo que le rodea.

También puede suceder lo contrario: que cambie su patrón del sueño o le cueste mucho conciliarlo.

Los conejos suelen ser activos y curiosos por naturaleza. Si el tuyo era así y ahora ni se inmuta por nada, debes plantearte que quizás haya un problema en él.

Problemas en sus ojos y oídos

Las orejas de los conejos deben ser limpiadas con frecuencia y correctamente para evitarle infecciones y otros problemas. Lo mismo sucede con sus ojos.

Puede pasar que algo les esté afectando y por eso ahora tienen las orejas caídas en vez de erguidas, sus ojos lagrimean con frecuencia, tienen muchas legañas, etc.

los cambios físicos son señales de dolor o enfermedad en conejos

Aislamiento

Si en casa tienes más de un conejo y uno de ellos se aísla constantemente del resto, podría ser señal de dolor o enfermedad.

No es común que un conejo rechace el contacto con los de su especie.

Vocalizaciones diferentes

Los conejos pueden emitir una serie de sonidos para comunicarse.

Sin embargo, cuando se producen ciertas vocalizaciones fuertes o el animal rechina los dientes mientras intentamos manipularlos, puede ser bastante evidente que hay algo que le está molestando.

Falta de higiene

Los conejitos son bastante cuidadosos en lo que a higiene se refiere. Suelen acicalarse ellos mismos, les gusta hacer sus necesidades en un mismo sitio para no estar rodeados de heces…

Si de repente notas que el conejo ya no se acicala y su jaula no está tan cuidada como antes por sí mismo, algo no va bien en él.

Le cuesta respirar

Que el animal no respire con normalidad durante un periodo prolongado (es decir, que no sea, por ejemplo, que se le acelere un poco la respiración tras correr), es señal evidente de que el conejo está sufriendo algún problema.

Se encoge sobre sí mismo

Cuando un conejo se encoge o encorva el lomo, puede estar tratando de paliar un dolor con esa postura.

También puede realizar otros cambios posturales, como acostarse de una manera que antes no hacía o apoyar su cabeza en los laterales de la jaula.

Hipersalivación, sangrado

Por supuesto, cualquier tipo de sangrado es signo de que el conejo tiene problemas, así como que babee en exceso tampoco es una señal positiva.

Acude a un centro veterinario para ayudar a tu conejo

Como decíamos al principio, cada dolor y síntoma tiene su origen y es el veterinario el encargado de hacer los exámenes pertinentes para poder ayudar a tu mascota.

acude al veterinario con tu conejo si está enfermo

Sin un diagnóstico adecuado es prácticamente imposible hacer las recomendaciones adecuadas.

Por ello, ahora que tienes más presente cuáles pueden ser las señales de dolor o enfermedad en conejos, no las olvides y a la mínima detección de alguna de ellas, acude a un profesional.

En muchas ocasiones, la rápida intervención del dueño poniendo a su mascota en las manos apropiadas es lo que le salva la vida al animal y le permite seguir disfrutando mucho tiempo de su compañía. ¡No lo olvides!

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − siete =