Raza de perro Otterhound

Raza de perro Otterhound: un sabueso poco común

El perro Otterhound es conocido por ser un excelente perro sabueso y gran nadador. Con este artículo queremos que conozcas a este peludo, ya que no es un perro muy común. De hecho, no existen muchos ejemplares de él. A continuación, un resumen de sus características principales:

  • Altura: 61 cm hembras, 69 cm los machos.
  • Peso: 36-52 kg.
  • Esperanza de vida: 10-12 años.
  • Es ideal para: espacios abiertos y amplios.

Historia del perro Otterhound

El nombre de este perro no es una casualidad. Si se le llama Otterhound, es decir, “cazador de nutrias”, es porque su función principal era adentrarse en el agua en busca de estos animales, un deporte muy común a principios del siglo pasado.

origen del perro Otterhound
Vía wikimedia

En este trabajo demostraba una gran agilidad y resistencia, ya que, como explicaremos más adelante, sus condiciones físicas le hacen apropiado para ello.

Su origen es muy antiguo y se sitúa en Reino Unido, aunque fundamentalmente cobró importancia en el siglo XX, momento en el que también llegó a EE.UU.

Sin embargo, la raza Otterhound nunca ha contado con numerosos ejemplares, ni siquiera cuando la caza de la nutria era una actividad en auge.

Desde que este deporte se prohibió, a finales de los años 70, el número de Otterhounds ha ido disminuyendo hasta convertirse en un perro en peligro de extinción y una raza protegida.

¿Cómo es el Otterhound físicamente?

Estamos ante una raza de tamaño grande, donde los machos pueden medir 69 cm, mientras que las hembras llegan a los 61 cm.

En general, presenta unos rasgos robustos, que se reflejan, por ejemplo, en su cabeza grande, con el hocico y trufa bien proporcionados, una boca fuerte y orejas largas.

Son perros de pelo largo y doble manto, lo que le hace tener un pelaje muy denso. Al tacto es áspero y un poco aceitoso. Esta es una de las características que les ayudan a ser grandes nadadores, ya que ese aceite natural hace que su pelo sea casi impermeable y que resistan horas y horas dentro del agua.

El pelo, habitualmente es de color negro y marrón o fuego. En la cola también tienen el pelo largo y no es corta, es de cierta longitud. Esta permanecerá en reposo cuando el perro esté tranquilo y se elevará cuando algo llame su atención y se active.

caracteristicas del Otterhound
Vía dogtime.com

Carácter del Otterhound

Estamos ante un sabueso muy especializado y con un gran olfato. Un pequeño rastro que llame su atención activará todos sus sentidos y se pondrá en marcha, sin importar si es en tierra o en agua.

Eso puede suponer que se vuelva cabezota e ignore tus órdenes cuando entra en acción su instinto. Por lo tanto, es muy importante que, si quieres convivir con un Otterhound, le eduques desde pequeño para que entienda tus llamadas.

Se trata de un perro muy activo, que necesita ejercicio diario en una dosis alta. Su deporte favorito es la natación, ya que, como cazador de nutrias, lo lleva en la sangre.

Es, incluso, capaz de nadar a contracorriente… ¡cazar a las nutrias es una labor complicada y de riesgo!

No es un can apropiado para apartamentos. Como hemos dicho, es un peludo enérgico al que le encanta corretear y disfruta al aire libre. Con lo cual es mejor tenerlo en espacios abiertos muy amplios y, a ser posible, donde tenga acceso al agua.

Además de todo lo mencionado, el Otterhound es un perro muy bonachón y sociable, aunque su gran tamaño puede hacer que algunas muestras afectivas “duelan”. Es importante que si tu Otterhound va a tratar con niños (con los que, por cierto, se lleva muy bien), esté bien adiestrado para evitar accidentes.

Aun así, debes saber que, a pesar de ser cariñoso y fiel, también es un perro al que le gusta la independencia.

Por último, queremos destacar que al tratarse de un perro sabueso de jauría, su relación con otros perros es muy buena.

cuidados del perro otterhound
´Vía k9rl.com

Salud y cuidados del perro Otterhound

Como sucede con la mayoría de perros de gran tamaño, el Otterhound es propenso a sufrir displasia de cadera y de codo. Por ello, aunque se trate de perros que requieren y gustan del ejercicio, debes tener cuidado con una sobrecarga, especialmente cuando son aún muy jóvenes y están en desarrollo y cuando ya van llegando a la vejez.

Por otro lado, estamos ante un perro bastante glotón y por ello es normal que sufran algún problema de estómago, como la torsión gástrica.

Para evitarlo, habrá que alimentarlo con comida apropiada, que cubra todas las necesidades energéticas y espaciarla en diferentes dosis diarias.

No es un perro por naturaleza destructivo, pero al tratarse de un perro que necesita actividad, si no la tiene puede padecer estrés y llegar a serlo.

Si eres una persona deportista, el Otterhound puede ser un compañero increíble para hacer ejercicio.

Otro cuidado importante a tener en cuenta es el de su pelo. Al tenerlo largo, es necesario que se le cepille varias veces por semana, prestando especial atención a la barba.

Por otro lado, el Otterhound tiene las orejas largas y estas suelen ser propensas a sufrir problemas. Habrá que cuidar las orejas largas del perro, revisándolas con frecuencia, evitando que se acumule humedad y suciedad en ellas.

¡Ahora ya conoces un poco más al Otterhound! ¿Qué te ha parecido? ¡A nosotros nos ha enamorado!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre mascotas y salud veterinaria, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.