perro pastor de anatolia

Te presentamos al perro pastor de Anatolia

El perro pastor de Anatolia se caracteriza por:

  • Altura: 70 – 80 cm.
  • Peso: 40 – 65 kg.
  • Esperanza de vida: 13 – 15.
  • Estilo de vida y aptitudes: Casas, vida rural, familias, perro de guardia, guía de rebaños…

Historia del perro pastor de Anatolia

Historia del perro pastor de Anatolia
(Foto via: venfido)

(Foto via: mascotarios)

Se cree que los ancestros del perro pastor de Anatolia ya pululaban por Turquía y Asia Menor allá por el año 2800 a.C. Eran canes de gran tamaño y peso que se utilizaban como perros de guerra y caza mayor. También, a lo largo de los siglos se han dedicado a guardar y proteger rebaños de ovejas, defendiéndolas de su depredador por excelencia, el lobo.

Aún a día de hoy, el perro pastor de Anatolia se sigue usando como pastor en su país natal, aunque también es popular allí como perro de guarda y como mascota doméstica.

Características físicas del perro pastor de Anatolia

Características físicas del perro pastor de Anatolia

(Foto via: mundoanimalia)

Este can es muy musculoso y grande, de proporciones bellas y armoniosas. La cabeza del perro pastor de Anatolia es ancha y fuerte, con un hocico prominente y orejas triangulares de extremo suavizado.

El perro pastor de Anatolia tiene una cola larga, que lleva colgando cuando está en reposo y enroscada sobre el lomo en momentos de actividad. Tiene el cuerpo cubierto de un pelo corto, denso y liso que puede ser de cualquier color, aunque el preferido por el estándar de la raza es el leonado con orejas máscara negras.

El excelente carácter de los perros pastores de Anatolia

El excelente carácter de los perros pastores de Anatolia

(Foto via: blogspot)

El pastor de Anatolia es un perro leal y protector, extremadamente noble y bueno cuando está bien educado. Tiene un gran instinto de territorialidad y naturaleza de vigilante, aunque también es un perro tranquilo y de temperamento estable.

Es muy inteligente, pero algo independiente y testarudo, por lo que en un principio, adiestrar a un perro pastor de Anatolia puede parecer complicado, porque tiende a no hacer caso a su dueño. Pero con firmeza, perseverancia y paciencia observarás que es un perro con gran potencial que aprenderá todo tipo de órdenes, ¡te sorprenderá la capacidad de aprendizaje que tiene!

Los perros pastores de Anatolia son cariñosos y pacientes con los niños, pero debido a su gran tamaño no son la mascota más apropiada para familias con hijos demasiado pequeños. Su fuerza y peso pueden dañar a un niño con facilidad, aunque esa no sea la intención de este afectuoso perro. Aunque es cercano y afable con su familia, el pastor de Anatolia desconfía mucho de los extraños, con tendencia a avisar con sus potentes ladridos de cualquier ruido o presencia ajena a la casa; es un perro guardián excelente.

Le encanta la vida en el exterior, idealmente en entorno rural, correr con libertad y jugar; en ocasiones, los perros pastores de Anatolia pueden desarrollar tendencia a cavar.

Sienten tal instinto de protección que incluso son maternales. Se han dado casos de perras pastoras de Anatolia que han amamantado a pequeños corderos que no tenían a su madre. ¡Son perros fascinantes!

Cómo cuidar al perro pastor de Anatolia

No es un perro apto para la vida urbana ni en pisos o apartamentos. El pastor de Anatolia es un perro de campo, con una excelente resistencia a los cambios climáticos, desde los fríos hasta los más cálidos. Esto hace que se desenvuelva muy bien en la vida en exterior; lo ideal es que disponga de un jardín donde correr libremente.

El perro pastor de Anatolia es algo cabezota y dominante, por eso necesita a un dueño que sepa manejar y suavizar su carácter, adiestrándolo y educándolo para que su comportamiento y carácter sean los ideales. Sin embargo, nunca debe ser agresivo ni castigar a este perro, ya que reaccionan muy mal ante este tipo de actitudes y podremos conseguir lo contrario de lo que buscamos.

La exigencia de ejercicio de esta raza es bastante alta. Necesitan varios paseos activos cada día y juegos con su familia para canalizar toda su energía y mantener en buen estado su salud física y mental.

Por otra parte, el pelo de los perros pastores de Anatolia requiere cepillados frecuentes para mantener la calidad y buen aspecto del pelo.

Por supuesto, la higiene y salud son primordiales para la buena vida de cualquier perro, ¡no olvides nunca esto! Se debe bañar al perro pastor de Anatolia cada dos meses aproximadamente y llevarlo ocasionalmente al peluquero canino.

perro pastor de anatolia

(Foto via: pinterest)

El perro pastor de Anatolia y la salud

El pastor de Anatolia es un perro fuerte y resistente a enfermedades, pero como a todas las razas, le pueden afectar ciertas dolencias. Las más frecuentes son:

Recuerda que para asegurar a tu amigo una buena salud es muy importante visitar periódicamente al veterinario y proporcionarle siempre todas sus vacunas y tratamientos antiparásitos.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post