mujer vive con tigres

¿Una mujer vive con dos tigres en su casa? ¡Tengo que verlo!

Hay quien decide compartir su casa con peces, perros, gatos, tortugas, urones, o incluso con su familia política. ¡Pero esta mujer ha ido más allá! Janice, una mujer de Florida ha decidido mantener en su jardín nada más y nada menos que a dos enormes tigres. Sí, sí, has leído bien.

¿Cómo empezó todo?

Janice, esta mujer de 59 años convive cada día con una pareja de tigres: un macho tigre blanco de 8 años (272 kilos) y una hembra tigresa de bengala naranja de 14 años (181 kilos). Los tiene en la patio trasero de la casa y les da de comer (más le vale que bien abundante) 3 veces al día… ¡Y siempre con sus propias manos!

tigre comiendo

Todo empezó hace más de 20 años cuando Janice dejó su trabajo de administrativo para poder pasar más tiempo al aire libre. ¡Lo que no sabía entonces era que iba a dedicar su vida a cuidar de tigres!

Al dejar su trabajo dio el primer paso que marcaría el resto de su vida: vio un anuncio en el periódico para formarse como cuidadora de tigres, y pensó: ¿por qué no? Desde ese momento siempre ha convivido con tigres en su casa.

tigre bebe

¿Qué opina de tenerlos en cautividad?

Janice ha sido muy criticada por mantener a los tigres en cautividad, ya que una jaula no es el mejor espacio para un tigre. La realidad es que les está privando de estar libres en su hábitat natural. Sin embargo, aunque acepta las críticas, da su propio punto de vista sobre el asunto:

“Sé que un jardín no es el mejor sitio para un tigre, pero por como los cuido, si yo fuera tigre sí querría vivir en mi jardín”

tigre y mujer tumbados

Habrá opiniones de todo tipo, y en Wakyma tenemos claro que no nos gusta ver animales enjaulados. Sin embargo, tras ver las imágenes, también nos ha quedado claro que esta mujer ha logrado un vínculo de confianza muy especial con los tigres.

 

Una relación especial

Según Janice, se encarga cada día de darles de comer y de darles cariño… ¡Tanto es así que el tigre blanco no puede irse a dormir sin lamer su dedo!

“A lo que a ellos respecta, yo soy mamá”, explicó Janice.  “Ellos me frotan la cara y entonces me dejan darles un beso en la nariz.”

¿Y tú, qué opinas? 

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post