mi perro persigue sombras

Mi perro persigue sombras: ¿por qué lo hace?

¿Has observado a tu perro tratar de atrapar una sombra? Puede que si solo lo has visto una vez, el hecho haya quedado en una anécdota graciosa. Sin embargo, si esto se repite, debes pararte a pensar por qué mi perro persigue sombras, ya que hay que ponerle solución a lo que se esconde detrás de ello.

¿Qué son las conductas compulsivas en perros?

Una conducta compulsiva en canes es el impulso que lleva a estos a realizar una acción de manera repetitiva e invariable. Estas acciones, además, no suelen tener ningún propósito final, pero el perro la repetirá hasta la saciedad.

Tanto es así que dedican horas y horas a esa conducta, interfiriendo en su rutina diaria e, incluso, en algunos casos en su salud. El perro puede llegar a sufrir agotamiento, perder peso o lesionarse.

Hay muchísimos tipos de conductas compulsivas en perros, también llamadas estereotipias. Si mi perro persigue sombras de manera constante, debemos aceptar que algo no va bien en él.

En esos casos, habrá que buscar el factor desencadenante que le ha llevado hasta esa situación. Veamos cuáles son los motivos más comunes de estas conductas.

por qué mi perro persigue las sombras

Causas por las que mi perro persigue sombras

Cualquier perro puede acabar persiguiendo sombras como actitud compulsiva. Sin embargo, se suele decir que los perros pastores suelen tener más predisposición a ello debido a que su instinto les impulsa a intentar reunir todas las sombras para tenerlas bajo su control.

Aclarado esto, se puede decir que las causas principales que suelen desencadenar esta conducta pueden ser la ansiedad, el estrés o la frustración, por diversos motivos.

Instinto natural de caza

Aunque este instinto está más arraigado en otros animales domésticos, como son los gatos, los perros también pueden comenzar a perseguir sombras por querer dar rienda suelta a este instinto.

Esto sucede especialmente en aquellas razas que de por sí tienen naturaleza cazadora, desarrollen ahora esa actividad o no.

Falta de estímulos físicos o mentales

Cuando el perro vive en un espacio muy reducido y no sale a la calle lo suficiente, pueden aparecer en él conductas compulsivas, pues buscará por todos los medios un estímulo.

También sucede cuando el perro no juega lo suficiente o no interactúa con sus tutores. El animal encontrará en las sombras un elemento que a veces se mueve (por ejemplo, la sombra de las cortinas con el viento) y se convertirá en un juego, algo a lo que atrapar.

Sin embargo, no se puede atrapar una sombra, por lo que la ansiedad y la frustración aumentarán en el animal.

Los cambios

Hay ciertos cambios en el entorno o en la rutina del perro que no llevan del todo bien. Si mi perro persigue sombras, entonces quizás deba preguntarme si recientemente ha habido alguna modificación en nuestras vidas: una mudanza, la llegada de una nueva mascota al hogar, la llegada de un bebé a la familia o pasar de estar siempre acompañado a estar muchas horas solo en casa.

Potenciación del problema

En ocasiones, son los propios dueños los que acaban potenciando el problema. Imagina que has comenzado a animar a tu mascota a perseguir la sombra de un objeto determinado. Ha sido un rato divertido para ambos, pero el efecto en ti es diferente al de tu can.

Tú seguirás con tu vida, mientras que tu perro querrá repetir esa conducta porque se ha divertido y porque ha tenido toda tu atención. Si sigues participando en ese juego, puede llegar un momento en el que el animal solo se quiera dedicar a perseguir sombras.

Mi perro persigue sombras: ¿qué hago?

Si tu mascota se pasa la mayor parte del tiempo persiguiendo sombras, debes poner en marcha acciones para corregir esa conducta. Recuerda que, de no hacerlo, el problema se puede agravar. ¡Una sombra no puede ser el entretenimiento de tu perro!

Estimula física y mentalmente a tu perro

Lo primordial es que el can tenga una rutina de ejercicio diario y juegue también todos los días. El perro debe salir una media de 2-3 horas cada día, repartidas en varios paseos.

Según sus características físicas, la intensidad del ejercicio variará: a algunos les bastará con dar paseos y otros necesitarán también correr, saltar y realizar todo tipo de ejercicios de agilidad. Sea cual sea el caso, es esencial que lo realice.

Además de esto, se puede jugar con él al aire libre, lanzándole una pelota, por ejemplo.  Sin embargo, también es importante que el can cuente con juguetes en el hogar, con los cuales entretenerse siempre que le apetezca. Los juegos de inteligencia para perros son una gran opción para ello.

si mi perro persigue sombras hay que proporcionarle estimulación fisica y mental

Controlar el entorno

Por ejemplo, si tienes una lámpara que lanza sombras extrañas a la pared y es fruto de la frustración de tu perro, plantéate sustituirla por otra. Por otro lado, mantener guardado cualquier objeto reflectante hasta que la conducta vaya desapareciendo también es una buena opción.

En caso de que haya tenido lugar una mudanza o la llegada de un nuevo miembro de la familia al hogar, dale a tu perro el tiempo de adaptación que se merece y haz que se sienta integrado con vosotros.

Uso de cortinas oscuras

Colocar cortinas oscuras en aquellas estancias donde el can pasa la mayor parte del tiempo reducirá el número de sombras producidas.

Distracción en el momento

Si mi perro persigue sombras, una buena idea es que intente distraerlo de ellas en ese mismo instante. Para este fin puedo llamarle y mostrarle su juguete favorito o atraerlo con otra cosa que capte su atención.

No incentives la persecución de sombras

Evita a toda costa jugar con tu perro a perseguir cualquier sombra. Él lo asociará con diversión y con tu compañía e intentará repetir la acción por todos los medios.

Acude a un profesional

Si sientes que el problema se te ha ido de las manos, no dudes en contactar con un etólogo canino para poder ponerle solución a esta conducta. Este evaluará el caso y comenzará a trabajar con el can ciertas pautas para que deje de perseguir sombras, así como que te dará los consejos necesarios para que tú también le ayudes.

No castigues

Por supuesto, lo que nunca se debe hacer ante este tipo de conductas es reñir o castigar al perro. Eso solo propiciará la aparición de otros problemas de comportamiento.

Mi perro tiene miedo a las sombras

Pero, ¿qué pasa si mi perro, en lugar de perseguir sombras, huye de ellas y se muestra temeroso?

Una respuesta de huida es una reacción instintiva para sobrevivir. Los miedos pueden surgir por varios motivos, como traumas o desconocimiento.

En el caso de los perros que persiguen sombras, uno de los motivos principales es la falta o la incorrecta socialización. Al no estar acostumbrados a la relación con otros seres, ambientes, sonidos, etc., todo lo que se mueve a su alrededor les parece novedoso y les puede causar temor.

La socialización de los perros debe comenzar en su etapa de cachorro, exponiéndolos a diversas situaciones en las que intervengan diferentes personas, animales (perros y otros), objetos, olores, ruidos, escenarios, etc.

En caso de que el perro sea adulto y no haya sido socializado nunca, lo ideal es también acudir a un profesional de la conducta canina para llevar a cabo el proceso.

 

Si mi perro persigue sombras o les tiene miedo, ¡es hora de actuar! Si es el caso de tu mascota, no dejes que esa conducta acabe por enturbiar su salud y vuestra convivencia.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + seis =