mi perro está enfadado motivos

¿Mi perro está enfadado? ¿Cómo puedo saberlo?

Somos muchos los que repetimos que a los perros no les hace falta hablar para que los entendamos. Sin embargo, hay veces que sí que nos gustaría saber qué se le pasa por la cabeza a nuestra mascota, por ejemplo, cuando parece que el perro está enfadado. ¿Cómo podemos saberlo? ¡Te damos algunas claves!

perro está enfadado

¿Mi perro está enfadado o son imaginaciones mías?

Seguro que sabes con el 100% de seguridad cuándo tu perro está contento. ¡Los peluditos saben demostrarnos lo felices que son con saltos, vueltas, lametones y mucho más!

De igual manera, exteriorizan otros sentimientos como la tristeza. Y, por supuesto, no iba a ser menos con el enfado.

Así que sí, posiblemente si tu intuición te dice que tu perro está enfadado, estés en lo cierto. Pero, ¿por qué se puede enfadar un perro? ¡Los motivos pueden ser muchos!

perro está enfadado

Motivos por los que un perro se enfada

El enfado en los perros es uno de los mecanismos de defensa que usan cuando se enfrentan a algo desconocido que les causa miedo, como, por ejemplo, el ruido intenso y constante de una máquina. Pero también puede darse por otros motivos más complejos como por ejemplo:

– Castigos continuados.
– Maltrato.
– Estrés y ansiedad acumuladas.
– Problemas mentales.
– Falta de adiestramiento.
– Obligación reiterada a hacer algo que no quieren.
– Falta de socialización.
– Malestar continuo y dolor.

Mi perro está enfadado: estas son las señales

No es complicado averiguar si tu perro está enfadado. Estas son las señales:

  • El perro te ladra o gruñe mirándote directamente.
  • Te ignora cuando lo llamas.
  • El can rechaza un premio o regalo.
  • Realiza marcaje o muerde cosas que antes no había tocado.

perro está enfadado

Si los signos de enfado son ladridos, gruñidos o aullidos, es importante también saber interpretarlos. Por ejemplo, un aullido de manera constante que va ascendiendo de volumen es una llamada de atención que requiere de nuestro interés inmediato, pues puede provocar que el enfado se agrave.

También podríamos decir que cuando tu perro está enfadado y quiere que una situación acabe de inmediato, por ejemplo,si le estás molestando con juegos inoportunos, lance un ladrido agudo y breve como para decirte “¡para!”.

Sin embargo, si esa molestia continúa, el ladrido se volverá más constante y puede desembocar en una muestra de colmillos que deberíamos tomarnos como advertencia final.

Sí, mi perro está enfadado. ¿Y ahora qué hago?

¡Todos tenemos un mal día, incluido tu perro! Si has descubierto que tu perro está enfadado, ahora solo te falta descubrir el motivo.

Una vez sepas por qué está así, tómate la situación con calma. No agobies a tu perro y, por supuesto, no le grites ni agredas. ¡Empatiza! ¿Te gustaría a ti que te gritasen cuando te enfadas? ¡A tu perro tampoco!

Deja que tu perro se relaje, háblale con amor y dale su espacio. Asegúrate de que tiene sus necesidades básicas cubiertas siempre y, sobre todo, que está bien de salud. Recuerda que uno de los motivos por los que tu perro puede enfadarse es por molestias y enfermedad, así que si descubres que esta es la causa, acude inmediatamente al veterinario.

Cada día, saca a tu perro de paseo para que haga ejercicio y gaste energía. Juega con él y trátalo con cariño. ¡Eso hará que vuestra relación se refuerce!

Todo esto contribuirá a que en momentos de enfado, tu perro no reaccione con agresividad hacia ti.

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post