conejo sin pelo

¡Así es el curioso conejo sin pelo!

Cuando pensamos en un conejito siempre nos viene a la cabeza ese animalito peludo de orejas largas y carita simpática. Sin embargo, no todos los conejos tienen pelo… ¡hay uno que no! En este post te hablamos del conejo sin pelo, más conocido por su nombre en inglés: hairless rabbit.

El origen del conejo sin pelo

El lugar de procedencia del conejo sin pelo es Australia y surge por una mutación. Dicha mutación se desarrolla por un apareamiento entre conejos de la misma familia, debido a que se encuentran en cautiverio demasiado tiempo.

Especialmente se da con el cruce de conejos de la raza Rex, ya que estos tienen un gen recesivo que se refleja en una pequeña calvicie en su cabeza (aunque esta desaparece al crecer). Sin embargo, si dos pequeños con esa calva se aparean, ese encuentro suele dar como fruto un conejo sin pelo.

conejos sin pelo
Vía Instragram @mrbigglesworthrabbit

Salud y reproducción del conejo sin pelo

El pelo en los conejos es fundamental para su protección y salud. Les sirve como defensa ante heridas, ante las temperaturas extremas y como camuflaje en algunos casos. Es por ello que los conejos sin pelo son excesivamente delicados y no sobreviven demasiado tiempo si no se les cuida con esmero. Prueba de ello es Mr. Bigglesworth, el conejo sin pelo al que no se le dio mucha esperanza de vida y ahora su día a día es seguido por miles de personas a través de Instagram, gracias a la familia que lo adoptó.

Aún quedan muchos estudios por hacer para conocer más sobre estos pequeños. Lo que sí se sabe es que un cruce meramente entre conejos sin pelo da como resultado unos conejitos muy débiles que no tienen muchas oportunidades de vivir. Sin embargo, un cruce de conejo sin pelo con uno de una raza con pelo, dará crías con una genética más fuerte que sí que podrán aguantar.

Estos cruces e investigaciones llevarán su tiempo, pero seguramente, tras varias generaciones naciendo de esta manera, surgirán conejos sin pelo que serán capaces de adaptarse a diferentes escenarios, ya que su genética habrá sido reforzada.

¿Conoceremos pronto más datos sobre esta peculiar especie de conejo? ¡Habrá que esperar!

 

Foto de portada vía Rincón Abstracto

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post