Tienes mascota en una comunidad de vecinos

¿Tienes mascota en una comunidad de vecinos? Ten en cuenta esto

Si vives en una comunidad de vecinos, sabrás que hay que seguir ciertas normas de conducta para que la convivencia sea pacífica y para no molestarse unos a otros. No ensuciar zonas comunes, no hacer ruido a deshoras, no molestar… Pero… ¿qué ocurre con los animales de compañía? Pues también hay que tenerlos en cuenta. Si vives en una comunidad de vecinos y tienes mascota, hay ciertas normas que debes tener en cuenta. Te las explicamos en este post.

Normas a seguir si tienes mascota en una comunidad de vecinos

Tienes mascota en una comunidad de vecinos
(Foto via: gannett-cdn)

En numerosas ocasiones, las mascotas son motivo de queja para muchos vecinos. Los motivos más habituales son:

Ruidos

Si vives en una comunidad y tus vecinos tienen un perro, es probable que hayas oído sus ladridos en más de una ocasión. Si por el contrario, el perro lo tienes tú, serán tus vecinos los que lo hayan oído.

Es bastante frecuente que los perros ladren cuando están solos, al oír algunos ruidos. Forma parte de sus instintos y es una forma de comunicación natural, pero si lo hacen en exceso, pueden resultar molestos para los vecinos. Si tienes un perro, es muy importante que lo eduques para que no ladre sin motivo o durante períodos prolongados, especialmente cuando no estás en casa. De lo contrario, tus vecinos podrían quejarse o incluso ¡denunciarte!

Si tu perro es ruidoso, es posible que lo pasen por alto durante el día: molesta menos porque la mayoría estará fuera de casa trabajando. Pero por las noches, es entendible que los vecinos sean más estrictos y se quejen de los ladridos.

Zonas comunes

Normas a seguir si tienes mascota en una comunidad de vecinos
(Foto via: vampida)

Aunque algunas personas creen lo contrario, NO, las zonas comunes de una urbanización o comunidad de vecinos no son lugar por las que el perro pueda pasear a sus anchas. De hecho, está contemplado en la ley que no pueden hacerlo, e incluso un edificio puede decidir si acepta o no animales entre sus vecinos, tienen pleno derecho.

Por supuesto, un animal puede salir de su casa a la calle pasando por zonas comunes, por lo que sabemos, a día de hoy los perros no se pueden teletransportar. Pero el paseo, y sobre todo, que el perro haga sus necesidades, debe ocurrir en la calle, no dentro del recinto privado de vecinos.

Por otro lado, la comunidad de vecinos puede establecer ciertas normas para el paso de mascotas por zonas comunes, como por ejemplo si deben ir siempre atados con la correa o llevar bozal, si pueden o no subir al ascensor, etc.

¡Ten a mano la documentación de tu mascota!

Normas a seguir si tienes mascota en una comunidad de vecinos
(Foto via: misanimales)

Otra norma muy importante para vivir con mascota en una comunidad de vecinos es la identificación del animal. Tu perro debe estar censado e identificado por microchip (obligatorio) y collar con placa (opcional pero muy recomendable). Además, debe llevar todas sus vacunas y la cartilla veterinaria actualizada.

 

¿Cómo vivir en armonía en una comunidad de vecinos si tengo mascota?

Lo primordial si quieres vivir pacíficamente en una comunidad de vecinos es que aceptes todas las normas relativas a las mascotas, que seas correcto y lo más comprensivo posible si algún día surge algún problema. ¡Si se quejan de ladridos por la noche, aunque te moleste, tienen razón!

Si vas a mudarte a una nueva comunidad de vecinos, es buena idea que hables con el presidente y le comuniques que tienes una mascota. Pregunta cuáles son las normas establecidas en esa finca sobre la tenencia de mascotas y analízalas en profundidad, para ver si son o no compatibles con tu animal de compañía.

Cómo vivir en armonía en una comunidad de vecinos si tengo mascota
(Foto via: reporterinsular)

Si decides mudarte a una comunidad, debes acatar todas las normas que tengan establecidas. Si tu perro suele ladrar, enséñale a no hacerlo, poniéndolo incluso en manos de un profesional si lo necesitas. O si tienes costumbre de llevarlo suelto, empieza a ponerle correa al menos mientras estéis dentro del recinto. Por supuesto, evita en la medida de lo posible que tu perro haga sus necesidades en el edificio; si ocurre, deberás estar dispuesto a limpiarlo y a pedir disculpas.

¿Tienes un perro considerado potencialmente peligroso? Recuerda que, en zonas públicas (las zonas comunes de una comunidad de vecinos lo son) debes llevarlo siempre atado y con bozal. ¿Quieres saber más sobre los PPP?

Recuerda, si tus vecinos ven que eres una persona flexible y razonable, quizás ellos también lo sean en caso de que ocurra algún imprevisto. Se trata de estar dispuesto a adaptarse a la vida en comunidad.

 

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post