cuáles son las mejores mascotas para niños

Las mejores mascotas para niños

Si tienes peques en casa y te estás planteando regalarles un animalito, quizás te preguntes cuáles son las mejores mascotas para niños. Vamos a ver qué animales son los que recomiendan los expertos como mejores para los peques de la casa, con sus pros y sus contras. ¡Esperamos que esto te ayude a tomar la mejor decisión! Eso sí, siempre con responsabilidad.

Que un niño crezca con mascotas es beneficioso

Lo primero de todo, queremos felicitarte por hacerte la pregunta de cuáles son las mejores mascotas para niños, ya que, obviamente, habrá personas que no se lo planteen. Mascotas hay muchas y no es lo mismo tener una tarántula de mascota, que un hámster.

Además de que te plantees esa cuestión, el simple hecho de que ofrezcas a un niño la posibilidad de tener una mascota cerca, le va a aportar grandes beneficios.

La convivencia entre niños y mascotas ayuda a los pequeños a conocer lo que es una responsabilidad, ayudan a mejorar su autoestima, controlar situaciones estresantes y en su desarrollo emocional.

El cariño y la compañía que dan los animales harán que su amor y respeto hacia ellos crezca.

Pero no solo es eso, también estar cerca de los animales desde pequeños, favorecerá el que sufran menos alergias y asmas, ya que estudios han demostrado que algunos bebés que van creciendo con animales, desarrollan cierta inmunidad a esos alérgenos.

Eso sí, por muy maravillosa idea que sea, antes de tomar la decisión debéis tener en cuenta muchos factores que solo nos conciernen a los adultos: el dinero que habrá que invertir en el animal, el espacio que necesita y tiempo para aquellos cuidados en los que los peques no puedan ayudar.

La responsabilidad final es del adulto, así que no tomes la decisión como respuesta a un capricho. Medítala y evita un posible abandono.

Y ahora sí, ¡pasemos a ver cuáles son las mejores mascotas para niños!

Mejores mascotas para niños

1. Los perros encabezan la lista

Normalmente la primera opción son los perros. ¡Es normal! Es de las mascotas más comunes. Y además de esto, es de las que más beneficios aporta a los peques.

Son animales muy sociales y cariñosos (aunque sabéis que hay que educarlos). Entre los perros y las personas se crea un vínculo muy especial que ayudará al niño emocionalmente.

Además, de manera general, al ser mascotas fáciles de manejar, podrán jugar con ellos, ayudar a la hora de rellenar sus platos de comida o de agua, peinarlos, pasearlos…

los perros son de las mejores mascotas para niños

Eso sí, también hay que recordar los contras.

Si el niño es muy pequeño, no podrá hacerse cargo de nada de lo mencionado. Y si, además, de ser pequeño, eliges un perro de raza grande como mascota para un niño, pasarán muuuchos años hasta que le pueda dar un simple paseo.

Lo recomendable es esperar, al menos, hasta que el peque tengas 6 años para que pueda empezar a participar en ciertas tareas.

2. Los conejos

Esta es otra de las primeras opciones como mascota para niños.

Los conejos elegidos como mascotas no requieren de tantas atenciones como un perro, pero sí que son animalitos divertidos y juguetones con los que se puede crear también un vínculo.

Además, no necesitan tanto espacio como otros, pero sí que se les saque de la jaula todos los días en una estancia segura.

Así que además de alimentarle, quizás la primera tarea de responsabilidad que le puedas dar a tu niños es vigilar que nada malo le suceda mientras corretea suelto.

Como contra cabe decir que no son animales tan longevos como otros y, además, pueden estresarse con facilidad, por lo que hay que enseñar a los peques a tratarlos con delicadeza.

3. Peces

Otra opción para que los niños comiencen a convivir con un animal en casa es optar por los peces.

Tener peces como mascotas tiene sus ventajas y desventajas también.

Como ventaja está el hecho de que pueden ser la responsabilidad de los pequeños a la hora de alimentarlos o ayudar en la limpieza del acuario.

Además, una pecera en casa da color y los niños (y no tan niños) pueden pasarse mucho tiempo contemplando sus movimientos, algo que alivia el estrés.

La principal desventaja es que con ellos no se crea ese vínculo emocional que sí aparece con otras mascotas. Además, la limpieza del acuario requiere de ciertos cuidados que te implicarán a ti.

Por otro lado, los peces son algo sensibles a los cambios de temperatura, no se les puede coger con las manos y se estresan con facilidad si removemos el agua o damos golpes en el cristal de la pecera. Tendrás que enseñar a tu peque a ser muy cuidadoso con esos detalles.

4. ¿Qué pasa con los gatos?

Lo cierto es que, a pesar de ser también de las mascotas más comunes, existen discrepancias entre si es de las mejores mascotas para niños o no.

los gatos son de las mejores mascotas para niños

Como sabemos, la mayoría de los gatos tienen un comportamiento bastante independiente, a veces reaccionan un poco mal cuando se les molesta más de la cuenta, pueden ser imprevisibles… ¡aunque eso no impide que sean un amor!

Pero claro, nosotros, como adultos entendemos esto… sin embargo, a los niños les puede costar un poco más.

Si vas a adoptar a un gato como mascota para tu niño, lo ideal es que lo hagas cuando el peque sea lo suficientemente mayor como para entender que hay que tratarlos con delicadeza y respetar su espacio.

Además de esto, lo mejor es llevar a casa a un cachorro para que se pueda acostumbrar a vosotros desde pequeño y le eduquéis correctamente.

5. Las tortugas

¿Y por qué no una tortuga? Pues sí, también es una buena opción como mascota para los niños.

Las tortugas tienen muchas ventajas: son fáciles de cuidar (los peques pueden alimentarlas y limpiar su habitáculo), no son ruidosas y si se les cuida bien son muy longevas.

Como contra encontramos que no son precisamente juguetonas, ni quizás tampoco se cree ese vínculo tan especial que aparece con otros  animales.

6. Cobayas

Con las cobayas pasa lo mismo que con los conejos: son animales bastante dóciles que requieren de cuidados que pueden ofrecer los peques.

Como contra, hay que saber tratarlos con delicadeza para que no se estresen ni sufran, pero pueden ser una genial opción como mascota.

7. Hámsters

¡Sí, también son buena elección como primeras mascotas!

Su caso es el mismo que con los conejos y las cobayas: sus cuidados son bastante sencillos, por lo que los peques se pueden responsabilizar, se puede crear vínculos con ellos y, además, en este caso en concreto, necesitan menos espacio que los conejos o las cobayas.

Como contra, también está su sensibilidad ante situaciones estresantes o su manejo, pero si enseñas a tener cuidado con este animalito (bueno, y con todos) a tu hijo, todo irá sobre ruedas.

un hámster es de las mejores mascotas para niños

Antes de despedirnos, queremos recordar que hay demasiados animalitos en refugios o protectoras buscando una familia. Así que, escojas el animal que escojas, lo mejor es adoptar en vez de comprar.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Experta en contenido sobre el mundo animal, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 13 =