La conmovedora historia de la gatita con dos patas

La conmovedora historia de la gatita con dos patas

Hay historias que es imposible que te dejen indiferente. Y es que, ¡los animales nos enseñan cosas día a día!

En Wakyma, queremos contarte la historia de Moggy, la gatita que con sólo dos patitas, sigue viviendo feliz y disfrutando de la vida.

Moggy la gatita que tiene dos patas y es muy feliz

Pero…¿Quién es Moggy? Moggy es una gata que vive en Thailandia. Por desgracia, sufrió un grave accidente y recibió una fuerte descarga directamente de unos cables sueltos.

Como consecuencia de este accidente, esta gata perdió las dos patas delanteras y su cola. Pero…¡Moggy no estaba dispuesta a rendirse! Aunque estaba muy malherida, una mujer la recogió y la llevó al veterinario, ¡necesitaba atención profesional urgente! En el veterinario vieron que tanto sus patas delanteras, como la cola, habían desaparecido. 

La señora que la auxilió, le puso el nombre de Moggy, ¡y cuidó de ella! Con muchas visitas al veterinario, y mucho amor, poco a poco Moggy fue sanando.

La conmovedora historia de la gatita con dos patas

La historia de Moggy se filtra en internet

Aunque hoy en día existen prótesis biónicas para gatos, su dueña no quiere ponérselas, ya que Moggy se desenvuelve perfectamente con sus patas traseras. Sube y baja escaleras, salta, ¡hace todo lo que quiere!

La gran historia de superación de Moggy, ¡no tardó en salir a la luz! Y su propia dueña, hizo pública en internet las vivencias de esta gata. ¡Moggy ayuda a motivar a muchas personas que pasan por situaciones difíciles!

Su peculiar forma de caminar, hizo que muchos le pusieran el apodo de Dino Cat, asemejándola con los tiranoraurios Rex (que tienen las patas delanteras muy cortas).

La conmovedora historia de la gatita con dos patas

La auto-superación de los animales

Por desgracia, son muchos los animales que sufren algún tipo de accidente, también son demasiados los que sufren abusos y/o maltrato.

Historias de superación como la de Maggy, nos dan fuerzas extra para luchar incluso cuando ya no tenemos fuerza.

Post Anterior Siguiente Post