Espirulina para perros: qué es y qué beneficios tiene

Espirulina para perros: qué es y qué beneficios tiene

¿Has oído hablar de la espirulina? Lo cierto es que últimamente se ha puesto muy de moda por ser muy beneficiosa para las personas debido a su composición. Pero, ¿es buena la espirulina para perros? ¡Te hablamos de ello!

¿Qué es la espirulina?

La espirulina es una microalga que recibe su nombre de su propia apariencia, ya que tiene forma de espiral. Concretamente, es una cianobacteria, de ahí que su color sea azul verdoso.

Prolifera en climas tropicales y subtropicales, existiendo dos tipos distintos. Por un lado, la Arthrospira platensis (Chad) y por otro la Arthrospira maxima (Mexico).

Su uso es común desde hace siglos, pero para cubrir las necesidades de una demanda cada vez más creciente, en la década de 1970 comenzó a cultivarse.

La espirilunia tiene una composición muy rica en proteínas de mucha calidad, así como otros nutrientes, aminoácidos esenciales, minerales (calcio, hierro, magnesio, selenio, zinc, yodo y cobre) vitaminas, especialmente del grupo B y ácidos grasos omega.

Por tanto, no se trata de un medicamento, sino de un complemento o suplemento nutricional natural, perfecto en muchos casos.

Qué es la espirulina

Espirulina para perros

La espirulina ha sido utilizada desde hace mucho tiempo en acuicultura y ganadería, así como para el consumo en aves.

Sin embargo, la espirulina para perros ha empezado a difundirse hace más bien poco.

En ellos se puede ofrecer de manera deshidratada a modo de complemento alimenticio. Esta se puede encontrar en diferentes formatos.

Beneficios de la espirulina para perros

El principal beneficio del que presume la espirulina para perros es el fortalecimiento del sistema inmunitario debido a la acción de los nutrientes que aporta.

Además, otra de las ventajas de su acción es mejorar el aspecto de su pelo, haciéndolo más fuerte y brillante.

Debido a ello, la espirulina está recomendada para mascotas que estén en débiles, en procesos de recuperación y con las defensas bajas, así como para aquellas que tengan problemas en su piel y en su pelaje.

Además de esto, la espirulina para perros puede estar recomendada en canes que necesiten perder peso. Esto es así porque a esta alga se le atribuye un efecto saciante.

Por otro lado, la clorofila que posee sirve como limpiador y desintoxicantes del organismo.

Cómo le doy espirulina a mi perro

Lo primero que debes hacer si te planteas ofrecer espirulina a tu perro es consultar a tu veterinario de confianza si esta es apropiada para tu mascota en particular, pues puede que no sea recomendada en ciertos casos.

Si no hubieses problema, las dosis de espirulina para perros van a depender de las características del animal (tamaño y peso), así como del formato seleccionado (en polvo, cápsulas o comprimidos).

Dar comprimidos a un perro puede ser una tarea complicada, por eso, lo más sencillo es optar por la espirulina en polvo, la cual se puede mezclar directamente con el agua o la comida.

Tu veterinario te dará las pautas correspondientes y estas deben ser respetadas, pues aunque no se trate de un medicamento, nunca hay que dar de más. Pensar que cuanta más alga le des a tu mascota mayores serán sus beneficios, es un grave error.

Normalmente, cuando se emplea la espirulina natural en polvo, las dosis suelen corresponderse a lo siguiente:

  • Perros de menos de 10 kg: media cucharada de café, es decir, de las cucharas pequeñas.
  • Perros de hasta 25 kilos: una cucharada de café.
  • En perros de 40 kilos: una cucharadita y media de las de café.

Sin embargo, repetimos que lo aconsejable es seguir la recomendación concreta de tu veterinario.

Beneficios de la espirulina para perros

¿Puede tener efectos secundarios la espirulina para perros?

Cuando se emplean las dosis adecuadas y se siguen las recomendaciones veterinarias, la espirulina no debería tener ningún efecto adverso en los perros.

Aun sí, deberías estar pendiente de tu mascota durante las primeras tomas por si sucediese.

Contraindicaciones de la espirulina en perros

No es aconsejable ofrecer la espirulina a perros que sean menores de seis meses.

Además, no hay que cometer el error de dar espirulina a perros con hipotiroidismo. Muchas personas piensan que por su alto contenido en yodo puede ser bueno para los animales que tengan esta enfermedad. No obstante, esto no se puede tratar con suplementos alimenticios, además de que puede llegar a resultar contraproducente.

 

¿Habías oído hablar de la espirulina para perros? Ahora que la conoces quizás te interese preguntarle a tu veterinario si sería buena para tu fiel amigo peludo.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × dos =