Hipotiroidismo en perros

Hipotiroidismo en perros

Hipertiroidismo canino o hipotiroidismo, ¿es lo mismo? ¡No! Aunque hay muchas personas que confunden estas dos enfermedades, estas son diferentes problemas en el tiroides de tu perro, con efectos totalmente diferentes.

El hipotiroidismo canino, ¡es muy común! no obstante, por desgracia, la mayor parte de las veces no se diagnostica, ya que comúnmente ese “sobrepeso” perruno, se asocia a una alimentación inadecuada, no a un problema de tiroides.

Características del hipotiroidismo en perros

El hipotiroidismo canino, se caracteriza no solo por un exceso de peso en tu mascota, sino por muchas cosas más. 

¿El hipotiroidismo puede afectar a la salud de mi perro? ¡Si! Todos los problemas asociados al tiroides, tanto el hipotiroidismo, como el hipertiroidismo, traen graves consecuencias en la salud de tu mascota perruna. Por lo que si ves que tu pequeño amigo muestra algún síntoma, ¡no dudes en llevarle al veterinario!

¿Qué es el hipotiroidismo canino?

El hipotiroidismo es una anomalía que se produce en la glándula tiroides y tiene como consecuencia que segregue menos hormonas tiroideas de las que el cuerpo de tu mascota necesita.

¿Para qué sirven las hormonas tiroides? ¡Muy fácil! Estas entre otras funciones, se encargan de controlar el metabolismo de tu perro.

El correcto funcionamiento del tiroides de tu mascota, ¡es vital para su salud!

Causas del hipotiroidismo canino

causas del hipotiroidismo canino
(Foto via: vetlascondes)

Entre las posibles causas que potencian el desarrollo de hipotiroidismo en perros, se pueden encontrar los tumores. ¡Pero que no cunda el pánico! No tiene por qué ser un tumor maligno, muchas veces se trata de simples quistes sebáceos.

¿Qué se puede hacer en el caso de un quiste sebáceo? En ese caso, se puede extirpar mediante una intervención quirúrgica, de esta forma, después de la operación, el tiroides de tu mascota,funcionaría perfectamente.

Si el tumor, ha invadido parte de la tiroides, es posible que haya que extirpar parte, no obstante, sea el caso que sea ¡pregunta a tu veterinario el tratamiento para tu mascota! Y es que… aunque tuviesen que extirpar el tiroides de tu mascota, con la medicina moderna, ¡podría vivir tranquilamente con el tratamiento adecuado!

Aparte de los tumores, otra de las grandes causas del hipotiroidismo canino es la alimentación baja en yodo.

La tercera gran causa de hipotiroidismo en los perros se debe al sistema inmunológico. Y es que puede atacar a la tiroides, haciendo que trabaje en exceso y como consecuencia, agotando su tiroides.

Por último el hipotiroidismo en perros se puede dar por una atrofia idiopática de la glándula. Esto significa que el tejido de la glándula tiroides va siendo sustituido por un tejido adiposo.

Síntomas para detectar el hipotiroidismo en perros

Síntomas para detectar el hipotiroidismo canino
(Foto via: mundoperros)

¡Tenemos una buena noticia! Y es que los síntomas del hipotiroidismo canino, son muy visibles. Aunque ante cualquier indicio de duda, ¡lleva a tu mascota al veterinario!
Algunos de los síntomas más comunes que pueden indicar hipotiroidismo canino son:

  • Aumento de peso: No has aumentado la dosis de comida de tu mascota y… ¿sigue engordando? Si tu mascota aumenta de peso de forma injustificada, podría tratarse de hipotiroidismo.
  • Bajón físico: ¿Tu perro se muestra apático, no quiere jugar o pasear? Aunque no es un síntoma tan común, podría deberse a un problema en la tiroides.
  • Problemas de pelo y piel: Estos pueden ser variados como, piel seca, piel grasienta, zonas irritadas, pelo poco brillante y áspera…
  • Anemia
  • Infertilidad
  • Lentitud del ritmo cardíaco
  • Infecciones frecuentes en ojos y/o oídos
  • Poca tolerancia al frío
  • Colesterol

Tratamiento para el hipotiroidismo canino

Tratamiento para el hipotiroidismo canino

Una vez el veterinario ha diagnosticado hipotiroidismo a tu mascota, es posible que su tratamiento simplemente consista en una pastilla diaria durante el resto de su vida, esa pastilla le proporcionaría el nivel de hormona que su cuerpo necesita, y haría que ¡disfrute de una vida totalmente plena y feliz!

No obstante ¡recuerda! aunque esto suele ser lo más común, el veterinario es quien te ofrecerá el diagnóstico y tratamiento que necesita tu mascota, en algunos casos, será necesaria una intervención quirúrgica.

Si han diagnosticado a tu mascota de hipotiroidismo, ¡que no cunda el pánico! Simplemente deberás seguir el tratamiento que te recomiende tu veterinario.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post