¿Puedo dar las sobras de mi comida a mi mascota?

¿Puedo dar las sobras de mi comida a mi mascota?

Cuando una mascota llega a tu vida, una de las principales cuestiones que debes comprender bien es que su alimentación es fundamental para que crezca sana y fuerte. ¡Y para que puedas disfrutar de su compañía durante muchos años! Por ello, si te preguntas “¿Puedo dar las sobras de mi comida a mi mascota?”, te invitamos a que conozcas la respuesta.

La alimentación de los animales de compañía

La alimentación de las mascotas es un tema que puede dar lugar a múltiples opiniones. Muchas personas consideran que si un alimento es bueno para ellas, darle lo mismo a su perro o gato le proporcionará iguales beneficios. Sin embargo, tener ese pensamiento es un error que puede llevar al animal a la enfermedad.

Para empezar hay que entender que el organismo de los animales no funciona igual que el de las personas. Eso significa que alimentos que a nosotros, a priori, no nos causan ningún mal, pueden ser alimentos tóxicos para perros o para los gatos. Por ejemplo, la cebolla, el chocolate o los aguacates.

Además de esto, hay que comprender que los animales tienen unas necesidades nutricionales propias y que estas pueden diferir, incluso, entre ellos.

La alimentación de los animales de compañía

Es el caso de los gatos y los perros. Los gatos son animales carnívoros, por lo que en su plato lo único importante es la carne. De su proteína es de donde obtienen lo que necesitan para sobrevivir. Por su parte, los perros son omnívoros, es decir, comen carne, pero en su dieta también puede haber otro tipo de componentes en pequeños porcentajes, como frutas y vegetales.

Por tanto, darle las sobras de nuestras lentejas o de nuestra sopa de fideos, no es alimentar a nuestra mascota.

¿Puedo dar las sobras de mi comida a mi mascota?

No, no es aconsejable darle las sobras de la comida a la mascota.

Por qué no darle sobras de mi comida a mi mascota

Las razones son varias, algunas ya mencionadas:

  • Hay alimentos habituales en la dieta humana que son muy nocivos para las mascotas. Por ejemplo, además de los mencionados, nosotros solemos ponerle sal a la comida, condimentos, ajo… todo ello es malo para perros y gatos.
  • Repetimos que las necesidades nutricionales no son las mismas en cada animal. Darle las sobras de tu puré de verduras al gato le puede saciar, pero para nada estará recibiendo los nutrientes que verdaderamente necesita.
  • Las sobras son eso, sobras. Es decir, que aunque a tu gato le ofrezcas los restos de tu filete de carne, seguramente no le estarás dando la proporción necesaria.

Entonces, ¿qué deben comer las mascotas?

Lo cierto es que tanto la comida preparada que se compra en tiendas de mascotas como una dieta elaborada en casa específicamente para los animales, pueden ser idóneas siempre y cuando se atiendan a las especificaciones que el profesional veterinario dé sobre las vitaminas y nutrientes que necesita tu mascota.

Muchas personas piensan que una dieta basada en el pienso como alimento principalmente es insuficiente. Sin embargo, los piensos (croquetas) de alta calidad están realizados teniendo en cuenta todas las necesidades del animal para el cual se fabrican. De ahí también que tu gato no deba comer comida de perro, ni al revés.

Por qué no puedo darle sobras de mi comida a mi mascota

Si optas por una alimentación comercial, debes asegurarte de que escoges la adecuada para tu mascota. Eso no solo implica darle al perro comida para perros y hacer lo propio con el felino, sino también asegurarte de que escoges el alimento adecuado según su edad y raza.

También hay que tener en cuenta las condiciones médicas específicas de cada animal, por ejemplo, si tiene problemas renales o alergias.

Por último, en lo que a alimentar a las mascotas se refiere, es importante no solo escoger la comida adecuada, sino proporcionársela en las cantidades precisas.

Cuando se da menos cantidad de la requerida, tu mascota tampoco estará recibiendo los nutrientes suficientes. Por su parte, cuando se da de más, pueden aparecer problemas como el sobrepeso y la obesidad.

En resumen: dar sobras de tu comida a la mascota no es buena idea.

¿Puedo dar sobras de mi comida a mi mascota? No deberías. De hacerlo esta no estará recibiendo los nutrientes que necesita y, posiblemente, esté ingiriendo algo nocivo para su salud.

Si escoges darle una dieta casera, sigue las pautas de tu veterinario para proporcionarle los alimentos que de verdad requiere y en las cantidades adecuadas.

Si eliges una comida comercial, elige aquella adecuada según el animal, raza, edad y demás características fundamentales, y sigue las pautas marcadas también por el profesional o por el fabricante del alimento.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − diecisiete =