cómo enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena

Cómo enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena

Las cajas de arena no solo son cosas de gatos. Los conejitos son animales, por lo general, bastantes higiénicos, por los que si se les acostumbra al uso de una de ellas, no les costará hacer sus necesidades en la misma. De hecho, muchos adultos que están castrados lo hacen por sí mismos si la tienen a su alcance. Aun así, veamos cómo enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena.

Pasos para enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena

Iremos, paso a paso, viendo cómo enseñar a un conejo a usar las cajas de arena.

1. Elige los elementos adecuados

Lo primero que tendrás que hacer es conseguir una caja de arena para conejos. Estas cajas suelen tener la parte delantera baja para permitir al animal entrar sin problema y la parte trasera algo más elevada. De este modo cuando el conejo escarbe para esconder sus excrementos, no se saldrán de la bandeja.

Puedes hacerte con una o con varias cajas. Una debe ir dentro de la jaula del conejo y las otras las puedes colocar en zonas de la casa por las que el animal pasee libre cuando lo sacas.

Las cajas para gatos también son válidas, siempre y cuando tengan las paredes bajas y no sean cubiertas. Y si por el motivo que sea necesitas algo provisional, puedes usar una caja de cartón. Eso sí, es bastante probable que no dure mucho entre el orín y que el conejo la morderá.

Además de esto, antes de empezar a enseñar al conejo a usar la bandeja de arena, tendrás que tener a mano papel y la arena en sí.

pasos para enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena

El papel puede ser de periódico e irá en la base de la bandeja, pues será más fácil limpiarla cuando este se retira. Eso sí, si no sabes si la tinta empleada en el periódico es tóxica, es mejor que no lo uses y que optes por hojas de papel reciclado.

En cuanto a las arenas sanitarias, no son recomendables las de gato que son aglutinantes ni a base de arcilla. Si el conejito las comiera, podría acabar sufriendo una obstrucción de sus intestinos.

Para él, son mejores las arenas a base de virutas de álamo o de papel no tratadas. Otras que sí están tratadas con aceites, como pueden ser las de cedro o pino, pueden irritar los pulmones del animal.

Además de esto, también tendrás que hacerte con un desinfectante y una pala para arena sanitaria.

2. Prepara la caja de arena

Pon en la base de la bandeja el papel y añade unos 2,5 cm de la arena sanitaria escogida para el conejo. Recoge con la pala algunas heces del animal que haya en la jaula y entiérralas en la arena. Su olor le atraerá a la misma.

3. Introduce la bandeja en la jaula

La jaula del conejo doméstico debe ser lo suficientemente grande como para que en ella se puedan introducir elementos de considerable tamaño como son la bandeja y un refugio, y que queden lo bastante apartadas la una de la otra.

Elige un lado de la jaula para la caja de arena y el otro para la zona de descanso del animal. Para enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena, tienes que atraerle a la misma. Por eso, coloca cerca de la bandeja un pequeño bol con heno. A algunos conejos les gusta comer mientras hacen sus necesidades, así que esto llamará su atención y los llevará al punto que queremos que llegue.

Si detectas que el conejo prefiere otra esquina para hacer sus necesidades, mueve la bandeja a ese lugar. Eso sí, aprovecha y recoge esos excrementos y ponlos en la bandeja para darles la pista.

4. Observa a tu conejo

Los primeros días, observa a tu conejo. Si le está costando acercarse a la bandeja sanitaria, las veces que lo pilles a punto de hacer sus necesidades fuera de la bandeja, cógelo con mucha delicadeza y ponlo encima de la misma.

5. Coloca bandejas de arena en otras zonas de tu casa

Los conejitos necesitan salir de la jaula todos días durante varias horas. De no ser así, no podrán hacer el ejercicio que necesitan para mantener un buen estado salud.

Por ello, es recomendable que se sitúen varias cajas de arena por las zonas que suele frecuentar. Esto también forma parte del proceso de enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena, pues mientras más cajas se encuentre, más posibilidades hay de que empiece a usarlas.

enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena

6. Premia al conejo

Las primeras veces que el conejito empiece a usar la bandeja de arena, puedes premiarle con una pequeña pieza de fruta o verdura que le guste. De esta forma se estará empleando el refuerzo positivo en su aprendizaje.

Y, por supuesto, nunca se debe gritar o castigar al conejo por hacer sus necesidades fuera de la bandeja.

La importancia de la limpieza de la bandeja de arena para conejos

Vas a tener que limpiar la caja de arena de tu conejo cada día o cada dos días. Esto es así porque estos animales son muy limpios y podría pasar que dejen de usarla si consideran que está muy sucia. Adicional a esto, un aspecto positivo de retirar las heces con tanta frecuencia es que podrás observarlas y percatarte de si el animal sufre algún problema como la diarrea.

Lo ideal es que retires la arena empapada de orín, pero es bueno que dejes algunos excrementos siempre en la bandeja, sobre todo cuando está aprendiendo, para que pueda olerlos y que estos le lleven de nuevo a la misma.

Además de esto, la desinfección más profunda se debe realizar cada semana. Para ello retira toda la arena y usa un desinfectante especial para objetos de animales pequeños. ¡Mucho ojo con usar lejía y otros productos de limpieza tóxicos!

Luego, lávala y sécala bien y vuelve a rellenarla con el papel en la base y la arena sanitaria.

Por otro lado, si el conejito ha orinado o ha hecho caca en algún lugar que no es la bandeja, debes limpiar a conciencia esa zona para que no vuelva a hacerlo ahí.

 

¿Has tomado buena nota de cómo enseñar a un conejo a usar la bandeja de arena? Educar a un conejo lleva su tiempo, así que ten paciencia y habla con mucho amor a tu conejito durante el aprendizaje. ¡Lo acabará logrando!

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + Nueve =