el perezoso

Este es el perezoso, ¡un animal más trabajador de lo que crees!

El perezoso se ha vuelto más y más popular durante las últimas décadas, entre otras cosas gracias a su aparición en vídeos de internet y películas, como Zootrópolis. ¡Es un animal tan gracioso! Pero ¿qué sabemos realmente sobre el perezoso? Que se mueve muy despacio y… poco más. Pues hay muchas cosas interesantes sobre los perezosos que seguro que no sabes. ¡Te las contamos en este post!

¿Cómo es el perezoso?

Cómo es el perezoso

El perezoso es un animal de cabeza redonda y aplanada que parece tener permanentemente una sonrisa muy graciosa. Les cuesta un poquito masticar, no tienen dientes delanteros, y los que tienen son cilíndricos y sin esmalte.

¿Sabías que hay perezosos con dos dedos y otros con tres? Los de tres dedos son algo más grandes, su cuello tiene nueve vértebras, mientras que los de dos dedos tienen seis. Los perezosos no tienen las cuatro patas iguales, las de atrás son notablemente más cortas. Las uñas de las patas delanteras les permiten agarrarse bien a todo y trepar por los árboles. Además, son muy buenos nadadores.

El color verdoso de su pelo se debe a la presencia de cianobacterias y algas. Estas crecen en su cuerpo y les permiten camuflarse en algunos entornos. ¡Es muy útil!

Pero… ¿por qué el perezoso es un animal tan lento?

por qué el perezoso es un animal tan lento

Desde luego, la característica más representativa del perezoso es lo despacio que se mueve, que parece tener sueño a todas horas. Pero, a pesar de que le llamemos perezoso, ese movimiento tan lento ¡no se debe a pereza! La razón es mucho más importante y sorprendente… ¡es una señal de su gran inteligencia!

Los perezosos tienen muy poca masa corporal y por tanto, muy poca energía. Se mueven tan despacio para no gastarla. Es decir, son capaces de administrar su escasa energía durante todo el día. Listos, ¿eh? Son animales solitarios y viven subidos a los árboles; bajan a hacer sus necesidades sólo una vez a la semana al pie de su árbol, hacen un hoyo y cuando terminan lo vuelven a tapar. Después, ¡se mudan de árbol! Buscan otro árbol diferente, uno en el que no haya ningún perezoso. ¡No están dispuestos a compartirlo! Al llegar, son capaces de detectarlo por medio del olfato. Si no huele a perezoso, ¡ahí se quedan!

Y así durante toda su vida. Después de aproximadamente otra semana, vuelven a bajar, cavan su hoyo al pie del árbol y hacen sus cosas. Y de mudanza otra vez. ¿Te imaginas que tuviéramos que cambiar de casa cada vez que vamos al baño?

Ante el peligro… ¡nada de pereza!

animal perezoso
(Foto via: manatuscostarica)

Si el perezoso guarda su energía es por algo. En condiciones normales son lentos, sí. Pero cuando se sienten amenazados, son capaces de arañar con sus largas uñas al atacante ¡con mejor habilidad que los gatos! Para eso sí que son muy rápidos. De hecho, ¡pueden matar a algunos animales de un zarpazo! Tampoco dudan en huir.

Pero no te asustes, el perezoso es generalmente un animal pacífico, de hecho incluso se dejan acariciar por humanos y les encanta.

¿Sabías todas estas cosas sobre el perezoso? ¡Es mucho más que un animal divertido! También ha demostrado ser muy inteligente. Vive tranquilo y en paz, y sólo se estresa cuando es estrictamente necesario. ¡Aprendamos del perezoso! Menos en lo de cambiar de casa cada vez que… ya sabes.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post