intoxicaciones por agua salada en perros

Cuidado con las intoxicaciones por agua salada en perros

Con la llegada del verano, muchas personas preparan sus vacaciones en la playa con su mascota. Esos planes son muy divertidos y beneficiosos para las familias, pero hay que tener muchísimo cuidado, ya que las intoxicaciones por agua salada en perros son muy peligrosos.

Los perros en la playa

A la hora de ir con tu perro a la playa debes tener muy presentes ciertos consejos:

  • Antes de salir de casa, debes preparar un bolso con todas sus cosas: cartilla, comedero y bebedero, agua, comida y snacks, una sombrilla, juguetes, bolsas para recoger sus necesidades, crema solar para perros, etc.
  • Escoge una playa donde tengas la certeza que las mascotas son bienvenidas. De no ser así, podrías enfrentarse a una multa.
  • Una vez en la playa sitúate en un lugar donde sepas que tu mascota no vaya a molestar a otras personas.
  • No le quites ojos de encima al perro. Por mucho que esté acostumbrado al mar, los accidentes pueden pasar.
  • Controla la intensidad de su ejercicio. Algunos perretes no paran hasta que su cuerpo dice basta por razones muy negativas. Por ejemplo, un golpe de calor.

Si tienes en cuenta todas estas consideraciones, seguro que tanto tú como tu peludo lo pasáis genial.

Además, si tu mascota es un perro al que le gusta el agua, con más razón.

No obstante, tienes que tener precaución con una cosa más: las posibles intoxicaciones por agua salada en perros.

evita intoxicaciones por agua salada en perros

Intoxicaciones por agua salada en perros

El agua del mar puede ser muy perjudicial para la salud de los animales. Beber agua salada les provocará algunos síntomas a los que debes prestar atención:

  • Vómitos.
  • Letargo.
  • Diarrea.
  • Inapetencia.
  • Sed excesiva.
  • Convulsiones.
  • Temblores.
  • Dificultad a la hora de caminar.
  • Posibles lesiones en los riñones.
  • Coma.

Incluso puede llevar a la muerte al animal si no se detecta el problema a tiempo.

No obstante, la señal más evidente de las intoxicaciones por agua salada en perros es que estos comenzarán a presentar un comportamiento extraño.

Esto es así porque el sodio hace que el perro se muestre confundido o responda con mucha lentitud.

¿Qué hacer si mi perro bebe agua salada?

En caso de detectar síntomas de intoxicación, hay que acudir al veterinario para que este trate el problema con tiempo.

Sin embargo, lo mejor es estar vigilante y evitar que el perro trague agua salada.

Cómo evitar que el perro beba agua salada

Muy fácil: poniendo a su disposición en todo momento agua fresca (dulce). Debes mostrarle dónde está desde que lleguéis a la playa, para que sepa a dónde acudir si tiene sed.

Después de un largo rato de ejercicio, tu perro comenzará a jadear, perdiendo gran cantidad de agua. Por ello, va a necesitar hidratarse y, obviamente, si no encuentra agua dulce, beberá de la del mar.

Intoxicaciones por ingerir algas

El American Kennel Club advierte de la importancia de no confundir una intoxicación por agua del mar con una intoxicación por algas. Concretamente, mencionan las algas verdeazuladas.

Estas algas se suelen encontrar en algunos lados o estanques y realmente son una bacteria que se agrupa y aparece en agua estancada. Sin embargo, no son algas visibles a la vista.

Lo que sí es muy evidente es su olor fuerte, el cual puede hacer que los animales se sientan atraídos por él y lleguen a comerlas. Eso les provocaría una intoxicación a la que hay que saber reaccionar de inmediato.

Para ello, los veterinarios indican que lo mejor es enjuagar la boca del animal con agua limpia y acudir al veterinario de inmediato.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =