Cómo hacer para que un perro no ladre

¿Cómo hacer para que un perro no ladre?

Seguro que te has preguntado cómo se puede hacer para que un perro no ladre si has conocido perros que tendían a ladrar al ver a otros perros, personas desconocidas o cuando está solo en casa. ¿Tu perro tiene este hábito tan molesto? Te enseñamos cómo solucionarlo.

Para evitar que un perro ladre, basta con identificar el origen del problema. De esta forma podremos aplicar las medidas adecuadas. Vamos a explicarte las principales causas del exceso de ladridos y cómo solucionarlo en cada caso.

Cómo hacer para que un perro no ladre: identificar el origen del ladrido

Existen muchos motivos o estímulos que pueden hacer que un perro ladre; identificarlos es esencial para poner una solución eficaz a esa conducta indeseable.

Para detectar el origen del ladrido basta con detenernos y ser observadores. No olvides que el ladrido es la forma de comunicación del perro, así que no se trata de eliminar por completo los ladridos, ¡eso sería como si a ti te dejasen mudo! Sólo debemos enseñarle que hay ciertos estímulos a los que no debe o necesita reaccionar ladrando, especialmente si lo hace a menudo o en periodos prolongados de tiempo, resultando molesto.

Algunos de los motivos que provocan el ladrido continuado son:

Algunos de los motivos que provocan el ladrido continuado

(Foto via: bulhufas)

  • Alarma, al detectar un ruido o presencia extraños.
  • Aburrimiento o exceso de energía.
  • Estrés por separación, si están mucho tiempo solos.
  • Socialización, falta de costumbre a tener contacto con otros perros y personas.
  • Llamar la atención si necesitan algo, como por ejemplo agua o comida.
  • Predisposición genética de la raza.

Cómo hacer para que un perro no ladre por alarma

“Mi perro ladra mucho en cuanto oye o ve algo extraño” es algo que repiten muchos dueños de perros. ¿Te identificas con ello? Esto se debe a que los perros son animales muy territoriales por naturaleza. Al estar habituados a convivir con los humanos, los perros comienzan a percibir ese territorio como también suyo y se ven obligados a defenderlo de posibles amenazas. Esto no implica sólo a la localización como tal, sino también a todo lo que hay dentro de ese territorio, incluido tú.

En ocasiones, estos ladridos de alarma no son más que miedo al desconocido y pueden derivar en un ataque si el intruso no se va del territorio. Por ejemplo, puede ocurrir si tu perro está en el jardín, o si suena el timbre; estos dos ejemplos son bastante frecuentes.

Para evitar este comportamiento, debemos desviar la atención del perro, siguiendo estos pasos:

  • Firme pero tranquilo, ordena a tu perro que se siente.
  • Una vez sentado, le daremos una orden de relajarse. Puede ser “tranquilízate”, “calla”, un simple pero contundente “shh”… Recuerda que las órdenes deben ser concisas y breves para que los perros las entiendan.
  • Una vez consigamos que deje de ladrar, intentaremos mantener su estado de esa forma. Pasado medio o un minuto, podremos recompensarle con premios y felicitaciones.
  • Si no conseguimos que pare de ladrar, intentaremos esto mismo pero dejando que vea un premio en nuestra mano. No debemos dárselo hasta que haya pasado ese minuto de obediencia.

Nunca debes premiar a tu perro ante una mala conducta, pues sólo lograrás reforzarla. Que tu perro deje de ladrar por alarma puede llevar semanas, e incluso algunos meses, pero con firmeza, constancia y paciencia lo conseguirás.

Cómo hacer para que un perro no ladre por aburrimiento o exceso de energía

Cómo hacer para que un perro no ladre por aburrimiento o exceso de energía

(Foto via: soyunperro)

Creo que mi perro ladra mucho porque se aburre, ¿qué puedo hacer? En este caso, conviene recordar la necesidad que todos los perros tienen de pasear y tomar el aire, socializar, ejercitarse… No hay muchas formas de quemar energía para un perro mejores que las que se hacen al aire libre.

La vida sedentaria es muy mala para los perros. Si no sale suficiente, tendrá mucha energía y aburrimiento acumulado que no dudará en canalizar de otras formas, como puede ser ladrando o destrozando cosas por casa. Pueden llegar a sufrir una gran ansiedad que modifique notablemente su comportamiento.

Si tu perro ladra mucho porque se aburre, estas son algunas cosas que puedes hacer:

  • Sal con él a correr o hacer footing, siempre adaptándote a su ritmo.
  • Dar largos paseos, si es posible soltándolo a ratos para que explore por su cuenta, siempre y cuando sea seguro.
  • Ve en bici con tu perro, o sal a patinar.
  • Enséñale a jugar a traer la pelota o cualquier otro juguete.
  • Haz excursiones al campo, el lago, la playa… donde pueda ver entornos distintos al de todos los días y se ejercite de otras maneras, como por ejemplo, nadando.

Existen muchas formas de hacer ejercicio con tu perro. Prueba y elige la que más os guste a los dos y disfrutad de esa o esas actividades juntos siempre que podáis. Afianzará vuestra relación y notarás que tu perro pierde esa ansiedad que le hacía ladrar en exceso. Tampoco se trata de agotar al perro todos los días; presta siempre atención a su estado: si se lo pasa bien, si te pide más o ya está cansado… No le fuerces, deja que él imponga el ritmo.

Cómo hacer para que un perro no ladre por estrés por separación

Cómo hacer para que un perro no ladre por estrés por separación

(Foto via: elmundodelperro)

Si tu perro ladra cuando se queda solo en casa, seguramente sea porque te echa de menos. Se llama estrés o ansiedad por separación; en esta situación, el perro siente tristeza, agobio, aburrimiento o incertidumbre por la ausencia de su familia, a veces incluso verdadero pánico, igual que ocurre con un niño perdido que no sabe cuándo va a volver su mamá. Este problema es más habitual de lo que puedas imaginar; de hecho, es la principal causa de que los perros ladren al quedarse solos.

Este episodio de ansiedad provoca ladridos, lloros, tendencias destructivas. agresividad… Es muy importante que valores tu ritmo de vida y su compatibilidad con la de un perro cuando estés pensando en adoptar una mascota. Ten en cuenta que requieren tiempo y atenciones.

Cómo hacer para que un perro no ladre por falta de socialización

¿Qué hago si mi perro ladra mucho a la gente u otros perros? Todos los perros necesitan socializar, y deben aprender a hacerlo correctamente desde su etapa de cachorros: jugar, olisquear, comunicarse… Deben hacerlo cada día, es un proceso natural en la vida de todo perro.

La falta de esta socialización temprana provoca malos comportamientos frente a extraños, la mayoría de las veces porque el perro desarrolla miedos. Por eso es tan importante que se acostumbre a todo tipo de personas y animales cuando es aún pequeño. No hacerlo es antinatural y muy cruel para estos peluditos.

¿No sabes socializar correctamente a tu perro? Aquí tienes algunos consejos para que aprenda a relacionarse y no ladre a los extraños que se cruce:

  • Cuando salgas con tu perro de paseo, deja que huela y salude a otros perros.
  • Si es posible, ve a parques de perros para que conozca a otros perros de la zona y juegue con ellos.
  • Si tu perro reacciona mal cuando otro quiere olerle, dale la vuelta, dejando su culo frente a la cara del otro perro. Deja que el otro perro huela al tuyo sin que este pueda girarse a mirar. Verá que no pasa nada, que es natural y no peligroso. Olerse mutuamente es la forma que los perros tienen de saludarse e identificarse.
  • Si tu perro y otros se quieren saludar, no le apartes. Deja que socialice cuanto quiera.
  • Nunca cojas a tu perro en brazos por miedo a otro perro. Deja que se “enfrente” a la situación de saludarle, lo más seguro es que no pase nada. Coger a un perro en brazos es humanizarlo, un error terrible pero muy frecuente. Además, cogiéndolo en brazos le privas de la posibilidad de socializar, dándole a entender que no debe hacerlo, y eso es lo contrario de lo que estamos buscando.

Cómo hacer para que un perro no ladre por llamar la atención

Cómo hacer para que un perro no ladre por llamar la atención

(Foto via: elmundodelperro)

Recuerda que los ladridos de los perros no son siempre algo malo, de hecho son algo natural. El problema viene cuando son incontrolados. En muchas ocasiones, sin embargo, ellos ladran para avisarnos de que ha ocurrido algo, sea malo o bueno. Por ejemplo, si tienes un hijo y se ha hecho daño, si arde algo en la cocina… Aunque también para comunicarnos sus necesidades, por ejemplo si sus platos están vacíos de agua o comida, o si quieren jugar un rato.

Si por el contrario tu perro ladra sin parar y sin un motivo aparente, la cosa cambia. En ese caso se puede volver molesto. Puedes seguir los mismos pasos que explicamos en los ladridos por alarma.

¿Cuáles son las razas más propensas por naturaleza a ladrar?

Al margen de todos estos consejos y motivos por los que tu perro puede ladrar, ten en cuenta que según su genética, algunos perros son más ladradores que otros. En estos casos, corregir la tendencia puede ser algo más complicado. Estas son sólo algunas de las razas que más tienden a ladrar sin motivo:

  • Yorkshire terrier
  • Cairn terrier
  • La variante mini del schnauzer
  • Chihuahua
  • Pequinés
  • Fox terrier
  • Beagle

Por otro lado, los perros de caza también tienen tendencia a ladrar mucho cuando detectan alguna presa o su rastro, incluso cuando no están cazando.

Si el problema viene agravado por la genética, debemos evitar excitar al perro en exceso y educarle para que aprenda a estar relajado y no ladre de más.

Los collares antiladridos

Los collares antiladridos

(Foto via: alzalapata)

En la actualidad existen multitud de collares antiladridos, que sueltan una pequeña descarga eléctrica, vibran, o emiten un sonido molesto para los perros si estos ladran.

En Wakyma desaconsejamos rotundamente el uso de estos collares. Hay muchas cosas que podemos hacer para que un perro no ladre sin necesidad de recurrir a estos crueles métodos que sólo lograrán traumatizar y desarrollar temor en nuestro perro. La clave para hacer que un perro no ladre está en su educación, no en la tortura física.

Si ves que no puedes manejar la situación por tu cuenta, siempre puedes acudir a un profesional del adiestramiento canino para que te aconseje los mejores métodos y así sacar todo el potencial de tu mascota, evitando problemas de comportamiento.

¿Los ladridos significan “cuidado, que muerdo”?

Como hemos visto, los perros pueden ladrar por diversos motivos, entre ellos advertencia o miedo. Si la tendencia no se corrige, ese miedo podría provocar una gran ansiedad que resultara en un mordisco a un extraño. Sí, podría pasar; pero no es en absoluto habitual que un perro bien educado haga esto. Esa es la clave: educación constante y firme.

Sin embargo, te recomendamos que seas cauto a la hora de acercarte a un perro desconocido. No sabes cómo podría reaccionar ante la presencia de un extraño. Ten cuidado y atiende siempre a lo que el perro te transmita.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post