como es tener un mapache de mascota

¿Cómo es tener un mapache de mascota?

Los mapaches son unos animalitos con una imagen simpática y adorable, pero salvajes. No es común en nuestro país tener un mapache de mascota, pero es una moda que se ha extendido por otros países. ¿Quieres saber qué tendrías que tener en cuenta para compartir tu día a día con un mapache? ¡Sigue leyendo!

Consideraciones para tener un mapache de mascota

Lo primero que debes tener claro es que un mapache no tiene el carácter doméstico de un gato o un perro. El mapache es un animal salvaje, demasiado activo y algo complicado de domesticar.

Por eso, es súper importante estar bien informados sobre ellos.

Tener un mapache en casa, al igual que otro animal, es toda una experiencia, pero no todas las personas están preparadas para mantener a este animalito.

Si aun así decides que quieres tenerlo de mascota, debes saber que su actitud puede variar a medida que aumenta su edad.

De jóvenes, los mapaches son bastantes juguetones. Hay muchas cuentas de Instagram que narran, con imágenes, el día a día de ciertas familias que tienen un mapache como mascota. Son imágenes divertidas, cercanas, pero la realidad puede cambiar con los años.

Cuando los mapaches alcanzan la edad adulta, suelen sacar a flote su instinto natural y llegar a ser agresivos si se sienten amenazado. Esto puede provocar que usen dientes y garras para defenderse si notan que corren peligro.

curiosidades sobre tener un mapache de mascota

¿Cuáles son los cuidados del mapache?

Los mapaches requieren de unos cuidados muy específicos y no pueden acogerse en cualquier hogar.

En primer lugar, recuerda que el hábitat de estos animales es el bosque, con lo cual, no puedes tener a esta mascota en un piso pequeño.

Para tener un mapache de mascota será necesario contar con una casa con jardín, además de una zona específica para él, como una gran jaula o una estancia completa.

Los mapaches ‘domésticos’, durante el día, deben disfrutar en libertad al aire libre, trepando por los árboles de tu jardín. Eso sí, constantemente vigilados por ti.

La comida es otra cuestión que hay que cuidar. El mapache es omnívoro así que su dieta debe ser bastante completa. Tendrás que proporcionarle fruta y verdura, además de pollo o pavo, pero mejor evitar la carne roja.

A los mapaches les encanta mojar su comida antes de comérsela, así que también tienes que ponerles cerca una pequeña fuente de agua para que puedan hacerlo.

En cuanto a su higiene, no requieren grandes cuidados, ya que solo deben tomar unos pocos baños al año. Sin embargo, los mapaches, a veces, pueden desprender un olor muy fuerte por naturaleza. ¡Y no es del todo agradable!

consejos tener un mapache de mascota

¿Y su comportamiento? Deberás tener clara una cosa: los mapaches son animales muuuuy traviesos y desde el primer minuto van a querer ‘explorar’ tu casa.

Esto significa que van a trepar, morder, arañar, etc. todo lo que les llame la atención. ¡Deberás estar bien preparado!

Nuestro consejo es que si quieres tener un mapache de mascota, lo acojas siendo cría para que su educación comience desde pequeñito.

Además, es preferible que se encargue un profesional de inculcarle el buen comportamiento.

Riesgos de tener un mapache de mascota

Además de la posible agresividad que pueden mostrar los mapaches en determinados momentos, existen ciertas complicaciones que se pueden dar en ellos.

En primer lugar, los mapaches deben estar rigurosamente vacunados contra la rabia. No adoptes a ningún mapache que no tenga un certificado que acredite que está vacunado contra esta enfermedad.

Además, debes tener conocimiento y mucho cuidado con el parásito denominado ‘Baylisascaris procyonis’, que es propio de estos animales.

Por otro lado, la displasia de cadera y la obesidad pueden llegar a darse en ellos. Por eso es importante cuidar su alimentación y acudir con regularidad al veterinario, al igual que harías con tu perro o gato.

Quizás puedas pensar que puede resultar gracioso tener un mapache de mascota, pero ya sabes que por su naturaleza, no son unos animales muy comunes que se adapten al hogar.

Si tras esta recomendación, sigues deseando tener esta mascota, recuerda: ¡adopta con responsabilidad!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post