Cómo alimentar a un gato

Cómo alimentar a un gato: ¡te damos todas las claves!

El cariño y la compañía que nos dan los gatos es indiscutible. Por ello son una de las mascotas preferidas en todos los hogares. Eso sí, si deseamos que nuestros amigos felinos vivan sanos, felices y muchos años, debemos brindarles ciertos cuidados. Entre ellos es esencial saber cómo alimentar a un gato correctamente. ¡Te contamos todas las claves!

Cómo alimentar a un gato: ¿cuál es la mejor dieta?

Según los expertos, lo mejor es apostar por la comida comercial de calidad. Esto se debe a que este alimento está específicamente formulado para el animal, teniendo en cuenta todas sus necesidades nutricionales.

El pienso seco puede ser una de las opciones. De hecho, suele ser la primera que se toma en cuenta. No obstante, este se puede complementar con la comida húmeda para gatos.

Es más, según los profesionales, el contenido nutricional de la comida húmeda se asemeja mucho más al alimento que toman (o más bien, cazan) los gatos silvestres.

Además, la comida húmeda es más sabrosa, más sencilla de ingerir y tienen un aporte de agua superior. Por todo ello, es especialmente favorable para gatos de edad avanzada a los que comienza a fallarles el sistema urinario, además de poder tener problemas dentales.

Mejor no darle comida casera

Al preguntarte cómo alimentar a un gato puedes cuestionarte si es bueno o no proporcionarle una comida casera, sabiendo así, de primera mano, de dónde vienen los ingredientes.

Cómo alimentar a un gato la mejor dieta

Como decíamos antes, lo positivo de las comidas comerciales es que están realizadas teniendo en cuenta todas las necesidades alimenticias del animal. Además, cuanta más calidad tenga dicha comida, significará que está hecha con productos muy óptimos, con abundancia en proteínas de origen animal.

Eso no implica que esté completamente prohibido preparar una dieta casera a la mascota, pero si no estamos correctamente informados, podemos no estar alimentándolos de forma adecuada y completa. Por ejemplo, ¿sabes lo importante que es la taurina para los gatos?

Las comidas comerciales incluyen un porcentaje de la misma, pero si le damos comida hecha por nosotros, debemos añadir a su dieta alimentos con taurina.

Además, debemos tener en cuenta cuáles son los alimentos prohibidos para gatos, así como evitar siempre darles nuestras sobras.

El consumo de agua

Que tu gato no beba la suficiente agua es motivo de preocupación, pues puede acabar afectando gravemente a su salud, empezando por problemas urinarios.

Por ello, es esencial que el animal cuente con varios bebederos repartidos por casa, cada uno con agua limpia y fresca para que puedan tomarla cuando deseen.

En caso de que el felino coma pienso seco, la ingesta de agua deberá ser superior a cuando alimento húmedo, puesto que este ya de por sí es más hidratante.

Otra de las claves sobre cómo alimentar al gato: las dosis

¿Cuántas veces al día se debe alimentar al felino? No hay una respuesta exacta a esta pregunta, pues la cantidad va a depender de diferentes factores como:

  • El peso y tamaño del felino.
  • El metabolismo.
  • Qué estilo de vida tiene el gato.

No obstante, una cantidad general suele ser los 30-40 gramos para un gato de 2 kilos y hasta 85 gramos para un adulto de unos 6 o 7 kilogramos.

Cómo alimentar a un gato las dosis

La cantidad exacta normalmente está indicada en los propios envases de comida, pero tu veterinario de confianza es quien mejor te puede aclarar este dato, pues lo hará basándose en las necesidades reales y concretas de tu mascota.

La dosis diaria completa deberá ser repartida a lo largo del día en varias tomas. En el caso de los gatitos cachorros de menos de 6 meses, las tomas suelen ser de 3 a 4, mientras que un gato adulto suele comer dos veces al día.

¿La leche debe incluirse en su dieta?

La leche solo es aconsejable en el caso de los gatos recién nacidos. Sin embargo, dicha leche debe ser materna o, en caso de tratarse de gatos huérfanos, debe ser leche maternizada. Es decir, formulada para cachorros.

La leche de vaca está contraindicada para estos animales, tanto cuando son pequeños como adultos, pudiendo provocar graves problemas intestinales.

De hecho, lo que no muchas personas saben, es que la mayoría de los gatos adultos son intolerantes a la lactosa. Esto se debe a que cuando dejan de mamar su producción de lactasa disminuye y la lactasa es la enzima encargada de digerir la lactosa.

Por ello, si te preguntas cómo alimentar a un gato, la leche no es la respuesta para los felinos que no son cachorros, y para ellos, solo leche materna.

Los premios para gatos

Otra cuestión a analizar dentro de la alimentación felina son los premios. Estos son adecuados cuando el gato está aprendiendo pautas de conductas o para valorar ciertas respuestas positivas.

Cómo alimentar a un gato los premios

Sin embargo, no se les debe proporcionar de forma continuada:

  • Pueden volver al gato caprichoso con la comida.
  • Podrían conducir a la obesidad.
  • Desequilibran su dieta.

En caso de querer darle un premio al gato de forma ocasional se puede recurrir a aquellos snacks formulados de venta en las tiendas especializadas. Otra opción es ofrecerle un pequeño trozo de fruta apropiada para gatos.

Malta para gatos

Como sabéis, el acicalamiento en gatos es una parte fundamental del día a día de los felinos. Para ellos, este acto va mucho más allá de la higiene o la estética, pero tiene unas consecuencias: tragan mucho pelo.

Para ayudar a que ese pelo no se convierta en bolas en su estómago, se le puede ofrecer al animal un poco de pasta de malta para gatos.

La conservación de la comida

Cada envase de comida proporcionará sus indicaciones específicas para ser conservada adecuadamente. Por lo general, debe guardarse en un lugar seco y a temperatura ambiente si esta no es muy elevada.

Los platos del gato

Más allá del alimento, ante la cuestión de cómo alimentar a un gato también hay que tener en cuenta los platos en los que se le sirva la comida.

Para empezar, debe ser un plato ancho y poco profundo, pues a los felinos les resulta incómodo que sus bigotes choquen con los bordes del cuenco.

A ser posible hay que evitar los platos de plástico, pues estos son los de peor calidad, pudiendo desprender, incluso, olores que afecten al sabor del alimento. Los más adecuados son los de cerámica.

Además, es muy importante lavar los platos de las mascotas con frecuencia, al igual que hacemos con los nuestros. De no hacerlo, se acumularán en ellos bacterias y hongos que afectarán también a la calidad de la comida, al apetito del gato y también puede llegar a afectar a su salud.

Puede ser que ahora ya tengas más claro cómo alimentar a un gato. ¡No pases por alto ninguna de estas indicaciones y, ante cualquier duda, consulta a tu veterinario!

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + cuatro =