cherry eye

Cherry eye u “ojo en cereza” en perros

¿Sabías que los animalitos poseen una especie de tercer párpado? Sin embargo, este puede presentar un problema que se conoce como Cherry eye u “ojo en cereza” por la apariencia que toma cuando sucede. ¡Te hablamos sobre ello!

¿Cómo se forma el Cherry eye?

Como hemos dicho, los perros tienen algo así como un tercer párpado. Se trata de un tejido, la membrana nictitante, que cubre el ojo y en cuya base hay una glándula que se encarga de producir un porcentaje de las lágrimas. Sin embargo, cuando la glándula se sale de su sitio habitual, se deja ver en el ojo como una masa rojiza. Se dice que la glándula prolapsa, por eso a este problema se le conoce también como prolapso de la glándula del tercer párpado.

cherry eye
Vía vetvisio.com

Te estarás preguntando por qué se puede salir esa membrana de su lugar. Pues bien, los motivos pueden ser varios, desde una causa genética, hasta que la bolsa donde está la glándula sea demasiado pequeña.

¿A qué razas afecta?

Ningún perro está a salvo de sufrir este problema, sin embargo, hay algunos que tiene más predisposición.

Las razas que más suelen padecerlo son los Bulldogs, el Pug o Carlino, el Baset Hound, el Beagle y el Shih-tzu entre otros.

Además, la mayoría de los casos suceden cuando el perro tiene menos de un año de vida, debido a que el tejido aún es muy débil.

A pesar de que puede resultar muy desagradable al verlo, al perro no le suele causar un gran dolor, solo la incomodidad de tener esa masa en el ojo. ¡Pero eso no significa que lo tengamos que ignorar!

¿Cuál es la solución al cherry eye?

La única solución eficaz y totalmente definitiva es la cirugía. Tras la operación, habrá que hacer unos buenos cuidados para que la zona no se infecte y el perro se recupere.

El can debe permanecer en reposo, en una zona tranquila y bien limpia. Según lo que el veterinario recomiende, se le administrarán antibióticos y antinflamatorios. Además, al ser una zona delicada a la que pueden llegar con sus patitas, se le podrá una campana isabelina para evitar el contacto. ¡Con todo ello y mucho amor tu perrete volverá a estar bien del todo en nada!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post