Ceguera en gatos

Ceguera en gatos: Causas, síntomas y cómo detectarla

A veces puede ser complicado detectar la ceguera en gatos, al menos a primera vista. Puede hacer falta hacer pruebas y fijarse bien en el comportamiento del gato para reparar en su falta de visión. En este artículo te hablamos de las principales causas, síntomas y métodos de detección de la ceguera felina.

Causas de la ceguera en gatos

Causas de la ceguera en gatos

¿Crees que tu gato podría estar quedándose ciego? Las causas más habituales de la pérdida de visión en gatos son:

  • Hipertensión arterial sistemática: suele presentar sangre o derrames en los ojos y pupilas dilatadas. Tras el tratamiento, podría o no recuperar la visión, en función de la gravedad y otros factores.
  • Cataratas: al volverse más opaco el cristalino, el gato con cataratas va perdiendo visión gradualmente. Si son graves, pueden resultar en ceguera total.
  • Traumatismos: accidentes que causan heridas en el ojo, desprendimientos de retina, problemas en el cristalino…
  • Glaucoma: provocada por una alta presión intraocular.
  • Uveítis: es la inflamación del tracto uveal, que comprende el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.
  • Úlceras corneales.
  • Degeneración en la retina.

Síntomas de la ceguera en gatos

Síntomas de la ceguera en gatos

La ceguera, sin duda, provocará cambios en el comportamiento de tu gato:

  • Camina en cuclillas, intentando pegar el cuerpo al suelo.
  • Se desplaza pegado a las paredes.
  • Muestra más inseguridad a la hora de saltar, o directamente no lo hace.
  • En general tiene menos confianza en sí mismo y se mueve más torpe.
  • Tiene miedo de moverse en la oscuridad.
  • Cambia su personalidad, se vuelve más desconfiado, asustadizo y huidizo.
  • La presencia de sus ojos cambia, pueden volverse rojizos o de aspecto opaco o nublado.

Por supuesto, no todos los gatos tienen por qué presentar todos los síntomas. ¡Permanece atento a los que puedan aparecer!

Pruebas para saber si tu gato es ciego

Pruebas para saber si tu gato es ciego

¿Tienes sospechas? La ceguera en gatos se puede probar de las siguientes maneras:

  • Prueba su capacidad de respuesta a la amenaza. Acerca algo, la mano o algún objeto a su ojo; por supuesto, con cuidado de no tocarle ni hacerle daño, ni tampoco crear corriente. Un gato con una visión normal debería reaccionar apartando la mirada, o como mínimo cerrando el ojo.
  • Prueba de seguimiento: los gatos tienen un gran instinto de caza y son muy curiosos, por lo que no dudan en perseguir cualquier estímulo visual que encuentren. Puedes hacer pruebas haciendo lucir y mover un puntero láser, o bien dejando caer al suelo bolas de lana desde tu altura y ver si tu gato intenta cazarlos.
  • Prueba de deslumbramiento: la luz directa en los ojos provoca el parpadeo o cierre de los mismos como reflejo. Si no reacciona al deslumbramiento, tu gato es ciego sin duda.

 

Si sospechas o compruebas que tu gato no ve bien, debes ir al veterinario cuanto antes. Así podrás saber la causa que hay detrás, qué grado de ceguera tiene y si es o no reversible.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post