ascaridiasis en mascotas

Ascaridiasis en mascotas: causas y síntomas

La ascaridiasis en mascotas es una enfermedad causada por unos parásitos llamados toxocara  y toxoascaris leonina que afectan a un 20-40% de los perros y los gatos. Es muy importante que tengas constancia de ella, ya que se puede transmitir a las personas y los más peques de la casa son los que tienen más probabilidades de contraerla. En este artículo encontrarás todo lo que debes saber.

¿Qué es la ascaridiasis en mascotas?

Como bien hemos dicho, se trata de una enfermedad causada por dos parásitos, denominados toxocara (toxocara canis, que afecta al perro y a los zorros y toxocara cati que infecta a los gatos y felinos salvajes) y toxoascaris leonina (afecta a todos los mencionados anteriormente).

qué es la ascaridiasis en mascotas

Cuando aparecen esos gusanos, se instalan en el intestino delgado de los animales y siendo adultos pueden medir entre 5 y 10 centímetros de longitud.

Los huevos que pone la hembra de este parásito son expulsados por el animal a través de sus heces. Pasados unos días, esos huevos microscópicos ya tienen la capacidad de poder infectar a otro ser.

Si esos huevos son ingeridos por otro animal o humano, pasan al intestino del animal o la persona infectada, donde lo atraviesan, se mueven por la sangre y pueden llegar al hígado y los pulmones. Luego, suben hasta la tráquea, llegan al esófago y se pueden mezclar con secreciones mucosas que hacen que vuelvan al estómago y de nuevo al intestino, donde crecen y se convierten en parásitos adultos.

¿Cómo se puede infectar una persona o un animal?

Como explicamos antes, los huevos del parásito salen al exterior por las heces de un animal.

Si tienes una mascota infectada en casa y un día hace sus necesidades dentro, por mucho que las recojas, podrían quedar restos de esos huevos microscópicos. Estos sobrevivirán, y en 15 días serán infectantes, manteniendo esta característica durante un tiempo.

Sucede lo mismo no solo si los huevos quedan en el suelo de casa, sino en la tierra.

causas de las ascaridiasis en mascotas

Si una persona tiene contacto con esos huevos y, por descuido, se lleva las manos a la boca, podrá infectarse. De ahí que los más perjudicados sean los niños más pequeños, que siempre quieren explorar el mundo a través de su boca.

Por su parte, los animales pueden infectarse si comen directamente las heces contagiadas de un animal o si, indirectamente, lo hacen. Por ejemplo, si en un paseo pisan una caca infectada, se quedan restos en sus almohadillas y al llegar a casa se las lamen.

En conclusión: la principal forma de contagio es la vía oral, a través de estar en contacto con medios contaminados donde están los animales con el parásito.

¿Cómo sé si mi mascota tiene ascaridiasis?

Cuando una perra está embarazada y tiene el parásito, sus larvas pueden llegar a atravesar la placenta y afectar a los cachorros, que nacerán con el parásito. Además, también lo pueden contraer al beber la leche materna, el calostro.

En los peluditos recién nacidos, este parásito afecta más, puesto que su sistema inmunológico aún es muy débil, por lo que es muy importante detectarlo cuanto antes.

Tanto en cachorros como en adultos, lo esencial es una pronta visita al veterinario para realizar un análisis de heces y determinar si existe el parásito.

síntomas de la ascaridiasis en mascotas

Además, puedes reconocer los síntomas, que son:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Distensión y dolor abdominal
  • Pérdida de peso

En una fase más evolucionada donde hay complicaciones, los síntomas pueden ser también:

  • Trastornos de crecimiento
  • Gastroenteritis
  • Neumonía
  • Otras infecciones respiratorias

En el caso de los humanos afectados por la ascaridiasis, los síntomas principales suelen ser prácticamente los mismos que en los perros y los gatos: diarrea, tos, distensión abdominal y problemas de crecimiento, pero estos no suelen aparecer hasta la segunda fase de la enfermedad.

¿Cómo puedo prevenir la ascaridiasis?

Lo mejor que puedes hacer siempre para evitar este tipo de problemas es tener al día todas las desparasitaciones de tu fiel amigo peludo.

Además de esto, es de vital importancia tener en cuenta ciertos factores a la hora de pasear a tu mascota:

  • Acude a lugares que sean limpiados con frecuencia y donde no haya acumulación de heces.
  • No permitas el contacto de tu mascota con animales callejeros.
  • Recoge SIEMPRE las heces de tu mascota.
  • Limpia las patas y el rabo de tu mascota al volver a casa.

En el caso de las personas, lo más importante es mantener una buena higiene tanto personal como de los alimentos que consumimos y no llevar a las mascotas a zonas infantiles y viceversa.

Recuerda que un diagnóstico a tiempo siempre será esencial, así que ante cualquier síntoma anómalo, acude a un especialista.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid (2016), con formación en Marketing Online y experiencia en la redacción de contenidos de diversa temática optimizados para SEO. Especializada en contenido para mascotas, actualmente continúa formándose en este ámbito como Auxiliar Veterinaria.