Causas de la artrosis en perros

Artrosis en perros: Causas, síntomas y tratamiento

La artrosis en perros es una enfermedad degenerativa articular producida por un desgaste del cartílago, de modo que un hueso roza con otro. Hay diferentes grados de gravedad, puede sentir un leve chasquido al caminar, dolor o incluso quedar paralizada la extremidad afectada.

Los perros ancianos son los que más riesgo corren de padecer artrosis. Las articulaciones afectadas suelen ser las rodillas, la cadera, la columna y el carpo. Pero ¿qué la causa? ¿Cómo se puede tratar? Hablamos de la artrosis canina.

Causas de la artrosis en perros

Artrosis en perros

No está clara cuál es la causa de la artrosis en perros, pero en algunos casos se debe a un problema articular congénito; es decir, podría ser consecuencia de una malformación, displasia de cadera o codo, dislocaciones, u osteocondritis disecante. ¿No sabes lo que es la osteocondritis? Es un desarrollo anormal del cartílago y el hueso, que hace que se separen de la articulación.

La obesidad también puede traer como consecuencia la artrosis en perros, ya que sus articulaciones sufren al tener que soportar más peso del que deberían. Otras causas de la artrosis pueden ser la diabetes, un tratamiento prolongado con esteroides o la hiperlaxidad articular.

Síntomas de la artrosis en perros

Síntomas de la artrosis en perros

La artrosis canina puede presentar síntomas muy diferentes en función de cada caso: las causas y el grado de gravedad determinan unos síntomas u otros.

Es habitual que los perros se muestren más inactivos de lo habitual, o que tengan algo de cojera al hacer ejercicio, en las épocas frías o después de períodos largos de reposo. Otros síntomas de la artrosis son:

  • Dolor en la articulación afectada
  • Le cuesta subir escaleras
  • Pérdida de masa muscular
  • Letargo
  • Inflamación
  • Falta de apetito por malestar
  • Rigidez en las articulaciones y posturas forzadas

¿Has observado alguno de estos síntomas en tu perro? Veamos cómo se trata la artrosis canina.

Tratamiento de la artrosis canina

Por desgracia, al ser una enfermedad degenerativa, la artrosis en perros no tiene cura. Lo que buscan los tratamientos es paliar los síntomas y ralentizar el proceso de desgaste articular para que el perro tenga la mejor calidad de vida posible. Cada tratamiento se hace a medida, en función de las necesidades de cada perro, sus síntomas y la gravedad de su situación.

Los tratamientos para la artrosis en perros se basan en trabajar cuatro aspectos fundamentales:

Peso

Tratamiento de la artrosis canina

El estilo de vida que llevan los perros domésticos en la actualidad está haciendo que aumenten de forma alarmante los índices de sobrepeso y obesidad caninas. Al tener nosotros una vida tan ajetreada, los perros mascota hacen mucho menos ejercicio del que deberían; además del sedentarismo, debemos añadir que también comen muchas más grasas de las necesarias… Tienen su pienso y sus premios de perro, pero que levante la mano el que nunca le haya dado a su perro comida de su plato, o restos. No la has levantado, ¿verdad? Los perros que tienen obesidad hoy en día, lo tienen por una carencia de ejercicio y una alimentación inadecuada.

Si la causa de que un perro tenga artrosis es el exceso de peso, será necesario controlar su dieta para reducir el peso durante el tratamiento. Por otro lado, si tu perro aún no tiene artrosis, mantenerlo alejado de la obesidad es una buena forma de evitarla.

Ejercicio

Si no se realiza un ejercicio físico adecuado, la artrosis va tomando terreno y la musculatura cada vez se atrofia más, dificultando los movimientos.

Lo más adecuado son los ejercicios de bajo impacto, como la natación, caminar en una cinta, paseos… Estos ejercicios se diseñarán a medida en función de cada mascota y se deben realizar de forma moderada pero a diario. Un poco de ejercicio todos los días es mucho mejor que una paliza a la semana. De hecho, eso sería contraproducente.

Tratamiento de la artrosis canina

Fisioterapia

El dolor de la artrosis en perros produce una rigidez en la zona afectada. Es importante relajar con masajes y calor. ¡Pero con cuidado! Recuerda que está dolorido y puedes hacerle daño. Lo mejor es empezar con movimientos circulares suaves e ir incrementando la intensidad según veas que reacciona.

Descanso

El frío y la humedad empeoran los síntomas de la artrosis canina, por lo que es importante que mantengas a tu perro siempre calentito. Durante el invierno, es recomendable ponerle abrigo para salir a la calle.

También hay que prestar atención a su cama: lo ideal es un colchón de tipo ortopédico que ayude a distribuir su peso de manera uniforme y que sea bien acolchado. Procura colocarla en un lugar bien cálido de la casa.

¿Cómo se tratan los síntomas de la artrosis en perros?

Cómo se tratan los síntomas de la artrosis en perros

Algunos de los compuestos que se utilizan para hacer que los perros con artrosis se sientan mejor son:

  • Glucosamina y condroitina: Ayudan a mantener y regenerar el cartílago de las articulaciones, además de impedir la proliferación de enzimas dañinas. Es un tratamiento muy eficaz.
  • Omega 3: Es un excelente ácido graso que ayuda a ralentizar el proceso degenerativo.
  • Duralactin: Proteína antiinflamatoria. Puede funcionar como complemento a los tratamientos con medicación antiinflamatoria. Se vende sin receta.
  • Mentil-sulfonil-metano (MSM): Es un compuesto natural de azufre que se saca de algas marinas. El cuerpo necesita azufre para producir colágeno, glucosamina y condroitina, reduce el dolor y ayuda a cicatrizar.
  • Mejillón de labios verdes: Se trata de un marisco neozelandés que contiene glucosamina, por lo que también ayuda a regenerar el cartílago.

Cuando el estado de la enfermedad es muy avanzado, es necesario recetar y llevar control médico de un tratamiento de antiinflamatorios no esteroides.

¡Esperamos haberte ayudado a entender un poquito mejor la artrosis en perros!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post