Cuáles son los cuidados de los conejos enanos

Cuáles son los cuidados de los conejos enanos

¡Los conejos enanos son unas mascotas geniales! Bonitos, divertidos, cariñosos… Pero es importante conocer bien los cuidados que necesitan, ya que son animales bastante sensibles y que podrían enfermar si no se les da lo que necesitan. Por eso, tenemos para ti consejos sobre los cuidados de los conejos enanos. ¡Sigue leyendo!

Cuidados de los conejos enanos: la alimentación

Cuidados de los conejos enanos

La alimentación es uno de los más importantes cuidados de los conejos enanos. Es necesario que reciban todos los nutrientes para poderse desarrollar de forma correcta y mantenerse sanos.

Los conejos enanos son animales herbívoros. Lo mejor es darles un buen pienso de calidad desarrollado especialmente para ellos. Es mejor evitar los alimentos pensados para otros conejos más grandes, ya que podrían tener demasiadas grasas y ponerse gorditos.

El heno es muy importante para los conejos: consumido junto con el pienso, les ayuda a digerirlo y además es un buen método para que desgasten sus dientes.

Los conejos enanos deben comer un par de veces al día, lo mejor es por la mañana y por la tarde, siempre a las mismas horas.

Elegir la jaula del conejo enano

Elegir la jaula del conejo enano

Otro de los cuidados del conejo enano que debemos tener en cuenta es la elección de su jaula, ¡no vale cualquiera! Si vas a tener un solo conejo, lo ideal es una jaula de 90x60x50 cm como mínimo, aunque si es más grande, ¡mejor! Más espacio tendrá para moverse con libertad. Evita las jaulas con los barrotes cubiertos de plástico, porque los conejos los pueden roer con mucha facilidad.

Aunque puedan moverse dentro de la jaula, es importante sacarlos un par de ratos al día para que puedan ejercitarse fuera, aunque siempre bajo vigilancia y en una habitación donde no corra ningún peligro.

Por otra parte, un cuidado muy importante de los conejos enanos es el cepillado de su pelo. Como mínimo, debe hacerse una vez por semana, aunque si es más a menudo, mucho mejor. Con el cepillado, se eliminan pelos muertos, evitando que se formen nudos y que el conejo pueda tragarlos. Además, así se mantiene sano, suave y brillante.

Nunca se les debe cortar el pelo ni bañar. En caso de que estén muy sucios, se les puede lavar sólo con agua, con cuidado de secarlos luego muy bien, especialmente los pliegues de los genitales y la barriga.

Los dientes de los conejos enanos

Los dientes de los conejos enanos

Los dientes de los conejos también requieren atención. Necesitan roer con frecuencia para desgastarlos, porque ¡nunca dejan de crecer! Proporcionándole a tu conejo cosas para roer, evitarás enfermedades como la malocusión dental.

Para que tu conejo pueda roer, lo mejor es la madera no tratada, cartón o ramitas de árboles frutales. ¡Pero nunca de cedro! Es venenoso.

¿Tu conejo ya tiene malocusión dental? ¡Acude al veterinario cuanto antes! Este crecimiento excesivo le dificulta mucho comer y podría acabar muriéndose de hambre.

El conejo enano en casa

Los dientes de los conejos enanos

Si tienes varios conejos, debes tener cuidado de darles a cada uno su espacio. Pueden vivir en compañía, pero son territoriales. Al menos, cada macho deberá tener su propio espacio o podrían volverse agresivos y dar problemas.

Al margen de todo esto, llevar a cabo los cuidados de los conejos enanos no es complicado. Son animales dóciles y fáciles de mantener. Con cariño, una alimentación adecuada y una buena atención veterinaria, ¡tu conejo enano vivirá muy feliz y durante mucho tiempo!

 

Y tú, ¿tienes un conejo enano?

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post