Tengo un gato miedoso

Tengo un gato miedoso: Consejos y soluciones

¿Tienes un gato miedoso? Existen muchas razones por las que los felinos pueden desarrollar miedo: a las personas, a otros animales, ¡incluso a otros gatos! O también a cualquier estímulo de su entorno que le resulte desconocido. Los gatos, como sabemos, son en general animales desconfiados. Pero cuando esta desconfianza por su propia seguridad se acaba transformando en miedo, ¡pueden surgir problemas!

En este nuevo artículo de Wakyma te contamos las causas del miedo en los gatos y te damos consejos para solucionar la situación. ¡Sigue leyendo!

Por qué es tu gato miedoso

Por qué es tu gato miedoso

Cada gato, igual que cada persona, tiene su carácter. Los hay muy aventureros, pero otros son más introvertidos; a algunos les puede la curiosidad, mientras que otros son de estar en casa libres de peligro. Pero esta situación entra dentro de lo normal, no es nada preocupante.

¿Por qué los gatos desarrollan miedo? Puede ser por diferentes razones:

  • Una falta de socialización. Si no has acostumbrado a tu gato a relacionarse con otros animales y personas desde pequeño, entenderá que son peligrosos (creerá que por eso no has querido que se acerque a ellos), por lo que acabará asustándose de ellos. Lo que los animales aprendemos en los primeros meses de vida es muy importante, descubrimos el mundo y eso nos ayuda a formar nuestro carácter; ¡a los gatos también les pasa!
  • Una experiencia traumática. Si tu gato es miedoso, pregúntate si ha sufrido algún tipo de maltrato en el pasado, abandono o cualquier otra situación que le haya podido tomar miedo a las personas. Las experiencias pueden llegar a marcar muy negativamente y esos traumas necesitan tiempo y rehabilitación.
  • Si es un gato salvaje o asilvestrado, puede que no tolere vivir con humanos, no está habituado a este tipo de convivencia y nos ve como una amenaza. Este tipo de situaciones son complicadas de solucionar.
  • Gatos provinientes de refugios. En los refugios de animales, estos tienen que habituarse a vivir con desconocidos, tanto gatos, como otros muchos. Esto hace que desarrollen un instinto de protección extra y quizás no sean demasiado sociables.

Descubre cómo mejorar la convivencia con tu mascota.

Cómo reconocer a un gato miedoso

Cómo reconocer a un gato miedoso

¿Se puede saber si un gato tiene miedo? ¡Claro! Muchas veces, sus reacciones pueden parecer otra cosa, incluso síntomas de una enfermedad, pero puede que se trate de miedo.

Cuando un gato está atemorizado, es habitual que tienda a esconderse, para intentar refugiarse del peligro: buscará cualquier mueble, una mesa, cama, sofá o cualquier cosa bajo la que poder meterse. Además, es probable que bufe o gruña si intentas sacarlo de ahí. ¡Podría incluso arañarte!

Si a tu gato se le eriza el lomo, ¡también es porque está a la defensiva! Eso, unido a las pupilas dilatadas y a una postura firme son señal de un estado de alerta en los felinos.

No te pierdas los 12 consejos para llevarte bien con tu gato.

Soluciones para los gatos miedosos

Soluciones para los gatos miedosos
(Foto via: pet darling)

Si tienes un gato miedoso, ¡te damos consejos para solucionarlo! Ten en cuenta que le llevará tiempo y tendrás que tener paciencia. Para curarle el temor a tu gato:

  • Nada de agobios. No presiones a tu gato para hacer algo que no quiere, como salir de su escondite o estar en un lugar determinado. Deja que el gato tome la iniciativa, todo irá cambiando poco a poco.
  • No te acerques de frente mirándole a los ojos, eso los gatos lo consideran desafiante. Lo ideal es acercarte de lado hacia él, poco a poco, para que no se asuste.
  • Colócate a su altura cuando estés con él, la diferencia de altura con los humanos también les resulta bastante intimidante y hará que aumente la tensión.
  • Juega con la mirada: si miras a tu gato y apartas la mirada después, entenderá que eres de fiar y no vas a hacerle daño (no le plantas cara).
  • Dale comida: si te acercas a él con un pequeño premio, se relajará y confiará en ti.
  • Jugad juntos: jugando con tu gato conseguirás que aumente su confianza y se refuercen los vínculos contigo, además de socializar y gastar energías.
  • Ten muuuuucha paciencia: este tipo de comportamientos en los animales se pueden solucionar, pero lleva tiempo conseguirlo. ¡No quieras correr!

Ofrécele un ambiente relajado y seguro

Soluciones para los gatos miedosos
(Foto via: mascotax)

Para que tu gato deje de ser miedoso, es necesario hacerle ver que está en un lugar seguro. Prepara un nido en un lugar tranquilo de la casa en el que le guste estar, ahí podrá sentirse refugiado.

Por otra parte, es importante que se relacione con la gente, ¡cuanta más, mejor! Preséntale poco a poco a familiares y amigos para que normalice las relaciones.

En último lugar, recuerda: para las mascotas es muy importante seguir una rutina. Si sigues un horario de comidas, juego, descanso… tu gato tendrá algo en lo que centrarse e irá olvidando sus miedos.

Todos nuestros consejos sirven para mejorar la calidad de vida de tu gato, y con ello ir eliminando sus miedos. Sin embargo, en casos de gatos miedosos con traumas graves, puede que sea necesaria alguna terapia. Si nada da resultado, ¡consulta a tu veterinario!

 

¡Esperamos que tu gato miedoso se convierta pronto en el más valiente del barrio!

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post