Síndrome vestibular en perros causas, síntomas y tratamiento

Síndrome vestibular en perros: causas, síntomas y tratamiento

El síndrome vestibular en perros puede afectar al equilibrio del animal, provocando síntomas que pueden durar solo unos días o quedarse para siempre. Te hablamos sobre ello en este artículo.

¿Qué es el sistema vestibular?

El sistema vestibular es el encargado de orientar el equilibrio del perro con respecto al espacio y a la gravedad. Es por ello que cualquier alteración en el mismo afecta a sus movimientos.

Un sistema vestibular en correcto funcionamiento mantendrá la posición idónea del cuerpo y ojos del animal respecto a su cabeza.

qué es el síndrome vestibular en perros

¿Qué es el síndrome vestibular en perros y qué lo provoca?

Ahora que ya sabes lo que es el sistema vestibular, ya podemos explicarte lo que es el síndrome que lleva ese nombre.

Se trata de una alteración neurológica que se pude producir por diversos motivos:

  • Lesiones en el oído interno (alteración periférica).
  • Lesión en el 8º nervio craneal.
  • Lesiones en el tronco encefálico (alteración central).

Es muy necesario un diagnóstico correcto sobre el lugar en el que se encuentra la lesión para conocer la causa del síndrome vestibular en perros.

Por ejemplo, las causas más comunes del síndrome vestibular cuando se trata de una alteración periférica son:

  • Neoplasia en el nervio o estructura ósea.
  • Otitis infecciosa que ataca al oído interno.
  • Causa idiopática.
  • Trauma en la bulla del tímpano.

En cambio, las causas de este síndrome cuando la alteración es central son:

  • Distemper.
  • Neoplasias.
  • Hemorragias en isquemias en el tronco encefálico.
  • Otros procesos inflamatorios como meningoencefalitis granulomatosa.

causas del síndrome vestibular en perros

Los síntomas del síndrome vestibular en perros

Lo cierto es que este síndrome presenta unos signos muy visibles. Algunos de ellos son los siguientes.

Estrabismo

Como dijimos antes, un sistema vestibular alterado no podrá mantener la posición adecuada de los ojos. Es por ello que uno de los síntomas del síndrome es el estrabismo, es decir, que los ojos se encuentren posicionados de manera incorrecta.

Lo percibiremos, especialmente, cuando el perro se tumba de lado o si inclina la cabeza.

Cabeza ladeada

Otro de los síntomas más reconocibles de esta patología es la inclinación de la cabeza hacia un lado.

Se dice que Marnie, la adorable perrita que fue muy famosa en Instagram, padeció este síndrome y de ahí que siempre tuviese la cabeza ladeada.

Vía @
Vía @marniethedog

Ataxia

En el caso del síndrome vestibular en perros, la ataxia se presenta de manera asimétrica. El perro permanece con las patas abiertas y balancea su cabeza y cuerpo, pudiendo caer hacia los lados cuando intenta incorporarse.

Nistagmo

El nistagmo en perros es un movimiento involuntario de los ojos, en el que los mismos se mueven de manera rápida y repetitiva.

Un perro con el síndrome vestibular presentará nistagmo, mostrando movimientos horizontales (los más comunes), pero también verticales y rotativos.

Dichos movimientos suelen producirse primero de manera lenta hacia el lugar de la lesión y luego más rápidos en sentido contrario.

síntomas del síndrome vestibular en perros

¿Hay tratamiento para el síndrome vestibular en perros?

Como siempre decimos, ante cualquier síntoma no común que percibas en tu mascota, lo más importante es acudir de inmediato al veterinario.

En el caso del síndrome vestibular en perros, suele haber tratamiento, pero es importante conocer la causa. Se suelen realizar radiografías, resonancias magnéticas y otros estudios para determinar con claridad los motivos.

Si se trata de un síndrome vestibular idiopático, normalmente solo se aconseja reposo para evitar otras lesiones, ya que el pronóstico suele ser positivo y los síntomas desaparecen en un periodo de 3 a 21 días.

Por otro lado, en caso de infecciones se prescribirá el uso de antibióticos.

Cuando el daño se trata de una alteración central, pueden recomendarse ciertos medicamentos para disminuir los mareos o vómitos ocasionados por los desequilibrios que produce el síndrome.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post