homer y mojo

¿Se puede tener un mono de mascota?

Como poder puedes porque no hay ninguna Ley que te lo impida en España (aunque sí que hay algunas restricciones), pero no es recomendable si no estás dispuesto a dar un cambio en tu vida bastante importante.

En cualquier caso, si decides tener un mono, que no sea por tenerlo a lo loco como Homer Simpson, tendrás que asumir las consecuencias y cuidarlo lo mejor posible.

mojo-los-simpson

Para empezar, independientemente de lo que diga la ley, los monos viven en sociedades, por lo que separarlo de su familia hará que le afecte fuertemente el carácter. Un mono doméstico no podrá aprender la conducta natural de su especie, así que tendrá más tendencia a ser violento. A partir de los 3 o 4 años puede volverse completamente impredecible.

¿Estarías dispuesto a tener un mono aun así? En ese caso, debes seguir estos wakyconsejos.

1. No se puede adoptar cualquier especie

Eso es esencial. A ver si te vas a creer que por ser monos todos son iguales. Cada uno tiene sus características. Además, es mucho más aconsejable adoptar un mono pequeño como los monos ardilla, capuchinos, araña y macacos. Los primates como los chimpancés y los orangutanes mejor déjalos donde estaban. ¡Son más fuertes que los humanos y pueden ser peligrosos! Ya los vimos en El Libro de la Selva.

bloggif_5835a432a00be

 

2. Es igual de comprometido que tener un hijo (¡o más!)

De hecho, hay que ponerles pañales cuando son bebés y enseñarles a dejar de usarlos. Requieren mucha atención y no se les puede dejar solos en casa por mucho tiempo o podría resultar un peligro curioso para tu bonito hogar. Son animales muy curiosos e inquietos, y si no están bien domesticados pueden morder.

¿Conoces la expresión de cuando un bebé “extraña” cuando lo coge un desconocido? Con los monos pasa algo parecido: crean fuertes lazos con su dueño, pero es difícil que acepten a gente nueva. Por lo tanto… Puede ser difícil mantener tus relaciones.

 

3. Deberá contar con un veterinario especialista

Así que asegúrate de que tienes uno relativamente cerca de casa. Los monos enferman tanto como los humanos, así que tendrás que llevarlo al veterinario de animales exóticos varias veces.

mono cabeza

 

4. Tendrás que adaptar tu casa

Para empezar, hay que comprar o construirle una jaula. Va a pasar la mayoría del tiempo fuera de ella, pero hay veces que tendrás que dejarle dentro, no hay más remedio. Eso sí, hazla bien grande y divertida. ¡Los monos no paran!

Ten una cosa clara: tu mascota destrozará las cortinas, tirará las lámparas y morderá los muebles. Recuerda que los monos saben trepar y muy bien. ¡Así que pon tu casa a prueba de bombas! Y no permitas que tenga cualquier objeto electrónico a su alcance.

¿Quieres un wakyconsejo? Permítele entrar solo a una o dos habitaciones y límpialas a menudo… Pero no te olvides de que saben abrir puertas y ventanas.

mono saltando

 

5. Dale agua y comida

Esto parece obvio, pero es muy importante que le des botellas de agua todos los días en cuanto se le acabe. También hay algunos monos que beben de biberones o de platos.

Para la comida existen unas galletas especiales para el mono, pero también les gustan las verduras y la fruta. Además, también puedes darle saltamontes, gusanos, pollo, huevos duros, yogur, arroz, nueces, etc.

¡Y un plátano siempre funciona!

platano el libro de la selva

 

6. ¡Mantenlo entretenido!

Un mono necesita estimulación para ser feliz. Piensa que en la selva pasan la mayoría del tiempo buscando comida y trepando árboles. Puedes simular esta situación en su jaula o en la casa… ¡Y dale muchos juguetes!

Podrías por ejemplo esconder su comida para que tenga que buscarla… Eso lo hará más divertido para él. Pero tampoco la escondas mucho, que no es Sherlock Holmes.

 

7. Mantenlo aseado

mono en el baño

 

8. Y… Ahorra

Un mono es muy caro. Así que hay que pensárselo bien, ir a visitarlo antes, y comprobar que se crea un vínculo entre vosotros. ¡Y cómpralo en el país donde creas que vas a quedarte siempre! El envío de monos es ilegal en casi todos los países.

Si después de todas indicaciones sigues pensando que eres capaz de tener un mono de mascota, es que no has hecho ni caso al artículo. Vuelve a leerlo.

No, es broma. Pero si de verdad crees que tendrás la disciplina para dedicar tu vida a cuidar del mono, podrás disfrutar de una bonita y gratificante experiencia. Como ya sabemos los monos son muy inteligentes y divertidos… ¡E incluso cariñosos! Muchas personas que han decidido adoptar un mono, no cambiarían la decisión por nada del mundo.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 16 =