¿Qué es un perro toy?

¿Qué es un perro toy?

Seguro que los habrás visto y te habrás enamorado de alguno de ellos. Se trata de perros de aspecto adorable, pero tamaño muy reducido y se les conoce como “toy”. Pero, ¿qué es un perro toy en realidad? Te invitamos a conocer todos los detalles sobre estos pequeños peludos.

¿Qué es un perro toy?

Un perro toy es un can que pertenece a razas que ya son pequeñas de por sí. El nombre de “toy” se les da porque, debido a su aspecto tan miniatura, parecen juguetes, como perritos de peluche. No obstante, nada más lejos de la realidad.

Los perros toy no son juguetes, son seres vivos que requieren de los mismos cuidados que cualquier otro animal. Es más, como veremos más adelante, por su naturaleza y características son más sensibles que los mismos perros, pero de tamaño natural. Es decir, necesitan más atención.

Vista la definición de qué es un perro toy, veamos sus características generales.

Características generales del perro toy

Para tener más claro aún qué es un perro toy veamos cuáles son las cualidades que definen a este animal de forma general.

Se suele considerar que un perro es toy o miniatura cuando pesa menos de 3 kilos y tiene un tamaño inferior a 40 cm. Por estas razones, es muy normal que se confundan con perros que simplemente son pequeños. No obstante, cabe aclarar que son géneros caninos completamente diferentes.

A la hora de criar perros toy se lleva a cabo una selección de ejemplares buscando unos criterios de estandarización. Dichos criterios suelen centrarse en una correcta fisionomía, la cual suele tender a la similitud con los bebés humanos: caras redonditas, ojos grandes, nariz chata… Eso es lo que hace que caigamos rendidos ante su aspecto.

Características generales del perro toy

Cómo cuidar a un perro toy

Conocer los detalles de salud de este animal es un paso previo esencial a la adopción de cualquiera de ellos.

Es cierto que su reducido tamaño presenta una comodidad en la convivencia: son perfectos para vivir en espacios pequeños. Pero que sean mascotas miniatura no implica que requieran pocos cuidados.

Al contrario: suelen ser animales muy delicados, pues debido a su constitución tienen más posibilidades de enfermar que otros perros grandes.

Entre los aspectos más importantes a tener en cuenta:

  • Dado que su sistema inmunitario puede ser algo más frágil que el de un perro grande, cumplir con el calendario de vacunación cobra mayor relevancia.
  • Del mismo modo, habrá que tener mucha cautela y no exponer a los pequeños a paseos u otros animales hasta que tenga todas sus vacunas.
  • La alimentación deberá ser equilibrada y cumplir con las dosis diarias rigurosamente para que el perro toy no tienda al sobrepeso.
  • Además, hay que controlar los tiempos entre dosis. Si pasan muchas horas sin comer, podrían sufrir una bajada de glucosa.
  • Al tener menos grasa en el cuerpo, estos pequeños son más vulnerables a los cambios de temperatura. Ponerles un abrigo para perros será esencial en invierno y deberán mantenerse alejados de las corrientes de aire.
  • Hay que evitar que estos perros hagan movimientos bruscos o salten desde alturas demasiado elevadas para ellos. Sus huesos suelen ser más frágiles que los de perros de mayor tamaño. Por esa misma razón, también hay que ser cuidadosos a la hora de jugar.

Razas más comunes de perros toy

Sabiendo ya qué es un perro toy, sus características generales y sus cuidados, quizás te plantees de qué razas podrías encontrarte ejemplares en miniatura.

Pues bien, las más comunes son las que siguen:

  • El chihuahua. Sin duda es una de las razas toy más conocidas en todo el mundo. El chihuahua es un perro de origen mexicano, con un temperamento vivaz y algo nervioso.
  • Algunos terrier. Son razas que se caracterizan por ser cariñosos, inteligentes y territoriales. Entre los perros toy terrier más comunes se suele encontrar el yorkshire terrier y el silky terrier aurstraliano.
  • Pomerania. La raza pomerania destaca por su abundante pelaje, el cual les hace parecer perros más grandes de lo que son en realidad. Se trata de perros muy apegados a sus dueños.
  • Pinscher. El pinscher miniatura alcanza en su vida adulta no más de 30 centímetos y el peso no suele ser mucho mayor de 2 kilos. Se trata de perros muy enérgicos y con carácter fuerte.
  • Ratón de Praga. Es otro de los perros toy más conocidos. Se trata de un can cariñoso e inteligente, con un peso que puede variar entre 1,5 y 3,5 kilos.
  • Pekinés. El pekinés es una mascota ideal si se le da la educación adecuada desde cachorro, pues a pesar de su pequeño tamaño, es un animal con poca paciencia y mucho carácter. Lo mismo sucede con su versión toy.
  • Caniche. Es uno de los perros que tienen el aspecto más adorable que jamás verás. Además, es cariñoso y muy apegado a sus dueños.

Razas más comunes de perros toy

¿Por qué se critica tanto la cría de los perros toy?

Teniendo en cuenta que su aspecto podría derretir hasta al más frío de los corazones, puede que para muchos sea difícil pensar que alguien se oponga a la existencia de estos animalitos. Pero lo cierto es que mucha gente está en contra de la cría de perros toy y por una buena razón.

Como se ha mencionado, los perros toy nacen de la selección intencionada de ejemplares. Es decir, no son así de pequeños por casualidad, sino que son el resultado de una serie de actividades llevadas a cabo por criadores que ponen su salud en riesgo, hasta el punto de poder ser letal.

El Kennel Club, una organización del Reino Unido que se dedica a controlar y mejorar el bienestar de los animales, es uno de los principales activistas que se posicionan en contra de la cría y la venta de estos animales.

En unas declaraciones realizadas expusieron que, aunque puede ocurrir que estos animales sean pequeños por un defecto congénito casual, lo habitual es que esa realidad se deba a prácticas poco éticas de los criadores, como por ejemplo:

  • Destetarlos y separarlos prematuramente de su madre. La leche materna en cachorros es fundamental para su crecimiento.
  • Alimentarlos con dietas escasas en nutrientes para que no crezcan mucho.
  • Jugar con los ciclos de celo de las madres para favorecer que las crías nazcan prematuramente.
  • Se seleccionan a las hembras más pequeñas y débiles para que críen, pues tienen más posibilidades de dar a luz a cachorros de tamaño más pequeño.

Todo ello supone riesgos para la madre y para las crías, que pueden desarrollar enfermedades como luxaciones de rótula, colapso traqueal (que provoca dificultad para respirar), problemas dentales y siringomielia. Este último es un trastorno cerebral muy doloroso que se produce cuando el cerebro no cabe en el cráneo, el cual es anormalmente pequeño.

¿De verdad merece la pena todo eso por tener una mascota toy?

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 18 =