Te presentamos al gran desconocido perro ovejero magallánico

Te presentamos al gran desconocido perro ovejero magallánico

Vamos a empezar a conocer al perro ovejero magallánico por sus características principales:

  • Altura: 50 cm.
  • Peso: 25 – 30 kg.
  • Esperanza de vida: 10 – 12 años.
  • Estilo de vida: Casas, zonas rurales, pastoreo.

Historia del perro ovejero magallánico

Historia del perro ovejero magallánico

El origen del pastor ovejero magallánico data de finales del siglo XIX, aunque es una raza muy rara y se tienen pocos datos fiables de su historia. Aún hoy en día hay tan pocos ejemplares que se teme su extinción.

Debido a las necesidades de los pastores chilenos, se importaron al país diversas razas de perros aptas para este tipo de trabajo. Se cree que algunas de estas razas, que posteriormente dieron lugar del pastor ovejero magallánico, podrían haber sido el perro fueguino (ya extinto), el old Welsh grey, el old England sheepdog y el border collie; en general, perros de trabajo y hábiles en la guía de rebaños. Los escoceses utilizaban la palabra “collie”, que significa “útil”, para referirse a este tipo de perros.

Con el paso del tiempo, estos perros se fueron cruzados con un criterio puramente práctico y utilitario, buscando desarrollar razas aptas para el pastoreo y resistentes a las duras condiciones climáticas de la Patagonia Austral. El resultado, el pastor ovejero magallánico, se mantuvo intacta gracias al gran aislamiento de la zona; se convirtió en un perro regional. En Chile, es uno de los perros favoritos para el trabajo de cuidado y guía de ganado ovino.

Sin embargo, el perro ovejero magallánico no está reconocido oficialmente, puesto que aún no se ha aclarado completamente el estándar de la raza. Está en proceso de definición.

Características físicas del perro ovejero magallánico

Características físicas del perro ovejero magallánico

La característica más distintiva del pastor ovejero magallánico es su pelaje, denso, suave y largo, que lo protege del frío invierno de la Patagonia. Durante el verano, es habitual cortarle el pelo, igual que se esquila a las ovejas que este excelente perro acompaña.

Sus fuertes y ágiles patas le permiten recorrer decenas de kilómetros sin cansarse, aguantando incluso días de nieve. Su cuerpo y las habilidades que este le da están perfectamente adaptadas a las particularidades del entorno en el que se ha desarrollado la raza de perro ovejero magallánico.

Tiene una cabeza bien proporcionada con su cuerpo, un hocico cuadrado y orejas triangulares. La cola es de longitud media y está completamente cubierta de un denso pelo. El color de los perros ovejeros magallánicos puede variar; suelen ser bicolores, siendo las combinaciones más habituales el negro y fuego y el blanco y dorado. La zona de la cara suele ser más clara. El aspecto general es algo similar al de un bobtail.

Temperamento del pastor ovejero magallánico

Temperamento del pastor ovejero magallánico

El perro ovejero magallánico es fuerte, decidido, resistente a las adversidades y muy inteligente. Es por estos motivos que es un perro pastor perfecto. Es capaz de dirigir un rebaño muy extenso con gran eficiencia.

Como mascota, este perro es vivaz, alegre, cariñoso y muy fiel, aunque puede ser algo independiente. Al fin y al cabo, está acostumbrado a su tarea de pastor; esto le da un carácter fuerte y dotes innatas de líder. Por este motivo, el pastor ovejero magallánico debe ser educado y socializado con firmeza y constancia, buscando suavizar este carácter y propiciar las relaciones adecuadas entre este perro y los humanos y otros animales.

Cuidados del perro pastor ovejero magallánico

El espeso pelaje de esta raza requiere cepillados regulares para mantenerse en buen estado. Mínimo dos veces por semana, pero lo ideal sería hacerlo tres veces o más. Como te hemos comentado anteriormente, su pelo debe cortarse eventualmente.

Tras las salidas al campo, conviene revisar bien su cuerpo en busca de parásitos y espigas que hayan podido engancharse. Recuerda prestar especial atención a cuello, patas y pies. No hace falta bañarlo muy a menudo, basta con una vez cada 4 o 6 semanas, o antes si está especialmente sucio.

Su demanda de ejercicio es alta. Además, querrá pasar el mayor tiempo posible al aire libre, jugando y corriendo, pero lo mejor es que duerma dentro de casa, aunque tenga capacidad física de aguantar el frío.

Cuando trabaja como perro pastor, su prioridad es no separarse del rebaño, por lo que el perro ovejero magallánico puede prescindir de comer a menudo. Pueden aguantar sin comer o beber hasta tres días con tal de no abandonar a sus ovejas. Pero si pretender darle vida de mascota, comerá dos o tres veces al día; cuida que las cantidades sean acordes a su nivel de actividad.

Te presentamos al gran desconocido perro ovejero magallánico

(Foto via: pinterest)

Salud del perro ovejero magallánico

Salud del perro ovejero magallánico

El pastor ovejero magallánico es una raza físicamente fuerte y sana. Además, debido a la precisa localización y la escasez de cruces con otras razas, no existen enfermedades hereditarias o congénitas que afecten a los perros ovejeros magallánicos.

Ten en cuenta, sin embargo, que es habitual que los perros de medio-gran tamaño desarrollen displasia de cadera debido al ejercicio intenso, combinado con su considerable peso. Para evitarla, procura que no haga más ejercicio del que pueda soportar.

Por otro lado, en los perros muy activos es frecuente la torsión de estómago. Nunca le des de comer justo antes o justo después de realizar ejercicio. Cuida, además, que su comida sea de buena calidad y que las raciones sean apropiadas. Es mucho mejor ofrecer varios platos moderados al día que uno solo con muchísima comida.

En Wakyma siempre recomendamos visitar al veterinario cada 6 meses para evaluar el estado de las mascotas. ¡Ah! Por supuesto, nunca olvides las desparasitaciones y vacunas, son esenciales para que nuestros amigos peludos crezcan sanos y felices.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post