Todo sobre el parásito de la tenia en gatos

Todo sobre el parásito de la tenia en gatos

Todos hemos oído hablar de la tenia, ese gusano plano que puede llegar a medir metros de longitud y que se aloja en el intestino para alimentarse. Igual que afecta a los humanos, también existe la tenia en gatos y su comportamiento y efectos son los mismos. ¡Hablamos de ello!

Síntomas de la tenia en gatos

Síntomas de la tenia en gatos

Para evitar ser expulsados junto con las heces, los gusanos de la tenia se enganchan a las paredes del intestino con ventosas o ganchos, dependiendo de la especie de tenia que sea. Por supuesto, esto causa gran irritación e inflamación, por lo que al gato le dolerá el vientre. También es bastante habitual que tengan picor en el ano.

Como es de esperar, la tenia causa un desequilibrio en la digestión, por lo que es normal que el gato tenga diarreas, o incluso una obstrucción intestinal si el número de parásitos es muy alto. Por otra parte, como la tenia consume gran parte de los nutrientes que toma el animal, el gato perderá peso e incluso tendrá problemas de crecimiento si es un cachorro, aunque tenga una buena dieta.

 

Cómo se contagia la tenia en gatos

Cómo se contagia la tenia en gatos

Cuando hablamos de tenia en gatos, es necesario diferenciar entre hospedador intermediario y definitivo. El definitivo alberga los gusanos adultos, que se alimentan en su intestino y ponen huevos.  Al ser ingeridos por otro animal, estos huevos se convierten en larvas en lo que llamamos hospedador intermediario. Por ejemplo, puede ocurrir que una pulga sea portadora y que un gato la trague, en ese caso el gato contraería la tenia. Igualmente puede ocurrir al comer pescado crudo contaminado, o mamíferos como cerdo o cordero.

Como sabrás, la tenia también puede transmitirse a los humanos.

Tratamiento de la tenia en gatos

Tratamiento de la tenia en gatos

Si el diagnóstico confirma que el gato tiene tenia, se recurrirá a tratamientos médicos orales para acabar con este parásito. Además de esto, en función de los síntomas que la tenia haya producido y su gravedad, habrá que aplicar el tratamiento más oportuno.

Si se trata a tiempo, la tenia en gatos es bastante sencilla de erradicar con los fármacos adecuados. Puede ser peligrosa en caso de que permanezca mucho tiempo en su cuerpo, ¡pueden vivir años y años! Por eso es importante permanecer atento a los síntomas y acudir al veterinario a la mínima sospecha.

Sin embargo, lo mejor siempre es la prevención. Evita que tu gato coma carnes y pescados crudos y mantenlo bien desparasitado para que no tenga pulgas ni otros parásitos portadores de tenia.

 

¿Crees que tu gato podría tener la tenia? ¡Acude de urgencia a tu veterinario!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post