Mi perro se pone nervioso en el coche

Mi perro se pone nervioso en el coche, ¿qué puedo hacer?

Si a tu perro le pone nervioso el coche, ¡es posible que reaccione de muchas maneras! No obstante, no te preocupes, en Wakyma te lo contamos todo, te ayudamos a comprender a tu perro, ¡y también a calmarle!

Mi perro ladra mucho en el coche

mi perro se pone nervioso en el coche

(Foto via: soyunperro)

Si tu perro se pone nervioso en el coche, es posible que ladre, se angustie e incluso gruña. ¿Cómo puedes ayudarle? El ladrido es la forma que tienen los perros de expresar su estado emocional. Si lo hace dentro del coche, puede ser por una o varias de las siguientes razones:

Alto nivel de excitación

Algunos perros asocian ir en el coche con salir de excursión, lo que les hace ponerse contentos de más, sobreexcitarse. No paran de moverse, saltar, jadear, llorar… El exceso de ilusión puede derivar en un estado nervioso, molesto para todos.

Ansiedad

Al contrario que los anteriores, a algunos perros no les hace ninguna ilusión viajar en coche. Se asustan, estresan y padecen ansiedad.

Por lo general, estos perros reaccionan así por haber tenido alguna experiencia negativa en un viaje en coche. Con esto no queremos decir que tenga un trauma grave. Una mala experiencia puede ser simplemente un mareo, o la mera sensación de inestabilidad que experimentan cuando van en coche. Motivos aparentemente así de sencillos pueden generar aversión en nuestro peludo amigo.

Mi perro se pone nervioso en el coche
(Foto via: autobild)

Territorialidad

Algunos perros tienen muy elevado el instinto de territorialidad y reaccionan con agresividad ante extraños o perros desconocidos que se acercan. En el interior del vehículo pueden reaccionar de igual manera si ven uno de estos casos por la ventanilla. El coche puede provocar un “efecto verja” en el perro: la barrera física que supone el vehículo aumenta su sensación de estar en su territorio y fomenta que ladre más a los extraños que ve a través del cristal.

Autodefensa

No debemos confundir este motivo con el anterior. Hay perros que ladran por defender su territorio y otros, los que vamos a tratar ahora, que ladran porque tienen miedo de la gente y perros que se acercan. Esto probablemente se deba a que están mal socializados o que tienen un carácter inseguro y usan la agresividad como estrategia para alejar a lo que suponen que es una amenaza.

¿Cómo soluciono este problema?

Como imaginarás, cada problema de los que hemos expuesto anteriormente requiere una solución distinta. Pero la verdad es que existen algunas soluciones generales que pueden ayudar en el proceso:

Mi perro se pone nervioso en el coche, ¿cómo le habitúo?

a mi perro no le gusta ir en coche

(Foto via: soyunperro)

Si has notado que tu perro no se siente cómodo viajando en coche, lo primero que debes hacer es enseñarle el vehículo poco a poco, dejando que se familiarice con él y confíe en que es un lugar agradable y seguro. Puedes empezar con el coche aparcado, lanzando un juguete o premio dentro, animándole a entrar a por él y luego jugar los dos dentro del coche.

Posteriormente, cuando veas que ha superado esa fase, puedes comenzar a hacer trayectos cortos (para empezar basta con una vuelta a la manzana, por ejemplo) e irlos alargando según veas que su reacción es positiva.

Realizar ejercicio y jugar antes del viaje

Si llevas a tu perro a dar un paseo o a jugar un rato antes del viaje en coche, notarás que está más tranquilo a la hora de viajar.

El ejercicio hace que aumente la serotonina, un neurotransmisor que relaja al animal, eliminando la ansiedad y ayudándole a conciliar el sueño.

Nada de comer antes de viajar

Lo mejor para evitar mareos y vómitos sorpresa, lo mejor es que tu perro haga el viaje con el estómago vacío.

El viaje, mejor con compañía

Siempre que sea posible, es recomendable que el copiloto u otro miembro de la familia esté pendiente del perro y cerca de él durante el viaje. En caso de necesidad, así podrá distraerle, calmando su ansiedad.

Mi perro se pone nervioso en el coche
(Foto via: aquariumterramar)

Para frecuentemente y ten siempre agua a mano

Los viajes de larga duración pueden ser muy cansados y agobiantes para los animales, por lo que es recomendable parar cada cierto tiempo a caminar y relajarse, además de beber un poco de agua para refrescarse.

Uso de transportín u otro sistema de sujeción

Lo mejor para que un perro viaje seguro en un vehículo es un transportín. Además, es donde se siente más cómodo y una solución eficaz a los ladridos.

En caso de que no puedas disponer de un transportín, es importante que busques otro sistema de sujeción eficiente y seguro. Nunca debes sujetarle agarrado del collar, porque un tirón podría ser fatal; en ese caso es mejor un arnés.

Tanto los transportines como los cinturones de seguridad caninos se pueden encontrar en cualquier centro o tienda especializada en mascotas, tanto físicas como online. Si decides comprar un transportín, asegúrate de que el tamaño elegido es el adecuado, para que el animal esté cómo dentro y pueda moverse con libertad.

Mi perro se pone nervioso en el coche

El transportín, la clave de la tranquilidad

Muchos perros se muestran mucho más cómodos y tranquilos dentro de su “zona segura”, el transportín, que sentados en el asiento del coche o el maletero. Algunos incluso adoran ir dentro de su transportín. Estas son algunas de las ventajas de los transportines:

  • El transportín es una barrera extra que impide que el perro pueda ver a la gente y los perros que pasan fuera del vehículo, eliminando la ansiedad asociada a este hecho.
  • Algunos perros se sobreexcitan al anticipar la llegada al destino; si va dentro del transportín, tu mascota no verá el paisaje. Esa falta de estímulo visual le mantendrá más tranquilo.
  • Si tu perro tiene miedo al coche y le acostumbras al transportín, empezará a verlo como su fortaleza o zona de seguridad. Además, evitará que el animal sufra movimientos bruscos debidos a la marcha del coche, algo que suele asustarlos bastante.

¿Cuál es el mejor lugar del coche para colocar el transportín?

Mi perro se pone nervioso en el coche
(Foto via: aquariumterramar)

Según la DGT, si tu perro es pequeño, lo ideal es colocar el transportín en el suelo del coche. Así, en caso de accidente, el impacto se absorbería con rapidez y apenas se deformaría el habitáculo del animal, evitando lesiones graves.

Si el perro es grande, lo mejor es colocarlo en el maletero, en posición transversal a la dirección de la marcha

Si sigues todas estas pautas, estamos seguros de que podrás enseñar a tu perro a disfrutar de los viajes y podrás llevar a tu mejor amigo contigo a todas partes. ¡Buen viaje!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post