Mi gato está deprimido

Mi gato está deprimido, ¿qué le pasa?

¡Mi gato está deprimido! Las mascotas, por desgracia, también pueden sufrir depresión como nosotros, y pueden ser muy diferentes las causas que ocasionen este estado. Pero no te preocupes, todo tiene solución. En este post te contamos las causas y síntomas de depresión en gatos y te ayudamos a hacer que se sienta mejor. ¡No te lo pierdas, tu gato te necesita!

Por qué mi gato está deprimido

Por qué mi gato está deprimido
(Foto via: notigatos)

Lo más importante para poder curar la depresión a tu gato es entender por qué ha ocurrido. Es necesario identificar la raíz del problema, quizás un acontecimiento o factor externo significativo para tu gato desencadenó esta situación. Las causas más habituales de la depresión en gatos son:

  • Cambios de residencia o familia: ¡las mascotas también notan los cambios! Y de hecho, pueden llegar a verse muy afectados por ellos. Aunque creamos que los gatos son seres muy independientes, sí que llegan a establecer grandes vínculos con su familia y su entorno y pueden verse dolidos si les cambian de hogar.
  • Soledad. Aunque no son tan sociables como los perros, esto no significa que a los gatos les guste estar solos. Si pasan demasiado tiempo sin compañía es muy normal que terminen deprimidos.
  • Malas relaciones en el hogar. ¿Tu gato se lleva especialmente mal con alguno de vosotros? Esta enemistad constante causa estrés y puede hacer que el gato se acabe aislando.
  • Celos. Si has tenido un bebé o recientemente has adoptado a una mascota más, puede que tu minino haya visto que disminuyen las atenciones hacia él, o que un extraño invade su territorio. Los celos también afectan gravemente al estado de ánimo.
  • Enfermedad. Cuando una mascota está enferma, es habitual que esté decaída, sin ganas de nada, muy apática… A nosotros nos pasa igual, ¿no?
  • Estrés y ansiedad. Si le faltan cuidados, vive en un ambiente tenso, se le riñe demasiado… esta situación produce mucha ansiedad en tu gato. Procura darle siempre los mejores cuidados y condiciones de vida para que su bienestar psicológico también sea ideal.
  • Traumas: si tu gato ha pasado por una experiencia traumática, este shock podría también traducirse en una depresión. Lo mejor en estos casos es acudir a un etólogo.

Estas son las causas más habituales por las que los gatos suelen deprimirse. Identificar cuál es tu caso es el primer paso para encontrar una solución al problema, ya que se actúa de forma diferente en todos ellos.

Cómo saber si mi gato está deprimido

Cómo saber si mi gato está deprimido

Es cierto que, de por sí, los gatos suelen ser animales tranquilos. Esto a veces dificulta detectar los síntomas de depresión, ¡pero está claro que nadie conoce a tu gato mejor que tú! Y existen signos evidentes de depresión como:

  • Apatía
  • Demasiadas horas de sueño
  • Falta de receptividad a los mimos
  • Inactividad
  • Se vuelve asustadizo
  • Cambios repentinos de carácter
  • Aislamiento
  • Falta de apetito
  • No tiene ganas de jugar ni socializar

¿Has detectado en tu gato alguno o varios de estos síntomas? Como ves, son síntomas muy generales relacionados con el comportamiento y el estado de ánimo, por lo que no sólo se aplican a la depresión. Si tu gato se siente así, es también posible que tenga algún otro tipo de enfermedad, o bien una dolencia física. Por lo tanto, si tu gato está en este estado, lo primero que debes hacer es acudir al veterinario para detectar cualquier otro tipo de enfermedad física.

Tratamiento de la depresión en gatos

Tratamiento de la depresión en gatos

Se ha confirmado que mi gato tiene depresión, ¿qué hago? Para ayudarle a recuperar su salud mental, puedes hacer lo siguiente:

  • Háblale amablemente. No entenderá lo que dices, pero tu voz le hará sentirse cuidado, querido y seguro. Evita regañarle y dale mucho cariño.
  • Pasa tiempo con tu gato y dale mimos físicos, como caricias y masajes. Sentir el contacto le reconfortará mucho. ¡Hay que evitar que se sienta solo!
  • Dedica al menos media hora cada día a jugar con tu gato. Hazte con algún juguete y haz que se divierta para fomentar su actividad física y estimulación mental.
  • Como es inevitable que en ciertos momentos se quede solo, intenta buscarle un entretenimiento para esos ratos: un juguete, juegos de inteligencia…
  • Haz que se sienta útil: si tu gato te trae un animal que ha cazado, ¡felicítalo y dale un premio! Sabemos que para ti será algo desagradable, pero él no lo entiende así, sino como un regalo que te ofrece.
  • Procura que tu gato salga más afuera y tenga contacto con la naturaleza y el sol, ¡eso levanta mucho el ánimo!
  • Si algún miembro de la familia (humano o animal) ha fallecido, puedes ayudarle a sobrellevar su dolor adoptando una nueva mascota. ¡Tener un nuevo amigo le vendrá bien!
  • Ofrécele como premio hierba gatera. ¡A los gatos les encanta!

La cantidad de cosas que puedes hacer para que tu mascota se sienta mejor es enorme. Nosotros te damos ideas, pero ¡tú conoces bien a tu gato! Encuentra lo que más le gusta, todo lo que le haga sentir bien es bienvenido.

Qué hacer si esto no funciona

Tratamiento de la depresión en gatos
(Foto via: hogarmania)

¡Mi gato está deprimido y estos cuidados no dan resultado! Si has intentado de todo y sigue igual, puede que tu gato esté sufriendo un caso grave de depresión. En ese caso es posible que necesite medicación, pero esto sólo lo puede decidir un veterinario especialista, así que no dudes en acudir a uno lo antes posible.

Los antidepresivos suelen ser eficaces, pero son un arma de doble filo; estos medicamentos conllevan bastantes efectos secundarios, además de causar adicción. Por eso nunca debes dárselos por tu cuenta, sigue siempre las indicaciones del veterinario y deja que le haga un seguimiento adecuado. ¡No se debe abusar de este tipo de medicamentos!

 

Es importante que, si tu gato está deprimido, reacciones pronto para empezar a solucionarlo lo antes posible. Cuanto más arraigados esos sentimientos y comportamientos, más difícil será deshacerse de ellos. ¡Le deseamos lo mejor a tu gato!

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post