panda-animales-en-via-de-extincion

Los animales en vía de extinción más conocidos

La lista de animales en vía de extinción es más larga de lo que nos gustaría. Por desgracia, en la mayoría de los casos, somos los humanos los que, con nuestros actos, hemos provocado esta situación.

La contaminación, la caza ilegal, la deforestación… son muchos los errores cometidos. Es tarde y ese daño ya está hecho. Sin embargo, hay que luchar por estos animales porque, de no poner solución, pronto solo serán un recuerdo.

Los animales en vía de extinción que encabezan las listas de riesgo de desaparición

Estas especies son muy conocidas y el peligro que corren de desaparecer es demasiado alto. Todos ellos suelen aparecer en los primeros puestos de las listas de animales amenazados.

El gorila de montaña

La cifra es clara: quedan menos de 1000 ejemplares en su hábitat natural y el número sigue bajando. La caza ilegal así como el deterioro de su ambiente han ido acabado con este animal. Su situación es de las más graves que se conocen hoy en día.

gorila-de-la-montana-animales-en-vía-de-extinción

El atún rojo

Este animal ha sido de los últimos en entrar en las listas de animales en vía de extinción, pero lamentablemente ha escalado puestos rápidamente. El motivo de este riesgo es que se ha acrecentado su consumo para realizar sushi. Es curioso que algo que agrade tanto a las personas esté provocando tanto daño, ¿verdad?

El rinoceronte de Java

Si la caza por placer es peligrosa para los animales, la caza por negocio lo es aún más. Esta especie de rinoceronte es una de las más apreciadas como adorno. Muy triste, sí. Pero es que además, en ciertas culturas orientales se cree que su cuerno tiene propiedades curativas. Parece ser que lo que no saben es que lo que no va a tener cura es su pronta desaparición.

El oso polar

Es pensar en especies amenazadas y su imagen nos viene a la cabeza. Pero, ¿cómo iba a ser de otra manera? El cambio climático y su consecuente derretimiento de los casquetes polares están acabando con su entorno.

Además, la contaminación de las aguas y la contaminación ambiental también están perjudicando a su sistema reproductivo y su sistema endocrino, lo cual complica más su repoblación. A este paso se calcula que la especie no vivirá más de un siglo.

oso-polar-en-peligro-de-extinción

Pingüino de Magallanes

Como en el caso de los osos polares, la subida de las temperaturas en todo el planeta y el deshielo están acabando con su medio vital. En consecuencia, el pingüino se encuentra en vía de extinción, pero hay determinadas especies, como es este caso, para las que la situación es aún más grave.

El lince ibérico

Aunque gracias a la protección establecida poco a poco se ha conseguido aumentar el número de especies de este felino, su situación sigue siendo de riesgo. Su desaparición ha sido provocada por la expansión y construcción urbana y el exterminio de las plagas que conforman su alimentación: los conejos.

animales-en-vía-de-extinción-lince-iberico

Los osos pandas

Aunque hay investigadores que afirman que la repoblación de la especie no va tan mal, lo cierto es que sigue siendo uno de los animales más amenazados. El motivo principal es el deterioro de su hábitat, por ello, estos animales están bajo continua vigilancia para evitar su completa pérdida.

La tortuga laúd

Las situaciones que hacen que este animal esté en vía de extinción son varias, pero, como siempre, todas provocadas por el ser humano. Por ejemplo, las medusas forman parte de su alimentación, pero muchas veces estas tortugas confunden las bolsas de plástico con su alimento y mueren asfixiadas. La pesca de arrastre es otro de los motivos de peligro.

La vaquita marina

Su situación es extrema: no se contabilizaban más de 30 ejemplares de este animal el año pasado. El motivo de estar completamente en peligro de extinción es la pesca con redes. De nuevo, la mano humana detrás del problema.

Y la lista sigue, estos son solo unos ejemplos de animales en vía de extinción.

Es hora de que todos tomemos consciencia de la situación y del peligro. Ojalá que para ellos el contador nunca llegue a cero. ¡Hay que actuar!

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post