Te lo contamos todo sobre la alimentación de los lobos

Te lo contamos todo sobre la alimentación de los lobos

La alimentación de los lobos es carnívora, son unos animales increíbles con una gran capacidad de adaptación a diferentes entornos. ¡No comen únicamente carne! El lobo no es lo que la gente piensa: el malo de los cuentos, un animal peligroso… ¡Es muchísimo mejor que eso! Descúbrelo en este post.

¿Cómo es el lobo?

Cómo es el lobo
(oto via: loboswiki)

Antes de centrarnos en la alimentación de los lobos, vamos a hacer un repaso a cómo es el animal.  El lobo es un animal de entre uno y dos metros de longitud, una altura de hasta 90 cm y que pesa alrededor de 50 kg de media.

Una característica muy habitual entre los perros, especialmente entre los que viven en climas fríos como el husky, es heredada de los lobos: la doble capa de pelo. La de fuera es más tupida, resistente y larga, mientras que la inferior se asemeja más a una pelusilla suave, apretada al cuerpo. Los lobos pueden ser de muchos colores, aunque lo más habitual son los tonos negros mezclados con blanco o gris y tonos rojizos.

El apareamiento de los lobos se da sólo una vez al año y únicamente entre dos miembros de una manada: el macho alfa y la hembra beta. Sin embargo, sus cachorros los cuida la manada entera, no sólo sus padres.

Los lobos tienen un gran olfato y visión nocturna, lo que los hace excelentes cazadores durante las horas de luna. Esta gran capacidad de ver en la oscuridad se debe a una capa especial que tienen junto a la retina, ¡es lo que hace que les brillen los ojos en la oscuridad! Esta característica también la han heredado los perros.

¿Sabías que toda la temperatura corporal de los lobos la regula la sangre de sus patas? Además, es tan caliente que evita que se hagan espolones de hielo en sus pies. Y su cola también es especial: es ahí donde están las glándulas que desprenden su olor personal, único en cada individuo y que les sirve para identificarse unos a otros.

La alimentación de los lobos

La alimentación de los lobos

Ahora, sí, ¿cómo es la alimentación de los lobos? Como decíamos, el lobo es un animal carnívoro, por lo que la mayor parte de su dieta consiste en carne de otros animales, como cerdos, ciervos, cabras, ovejas, antílopes, caballos… La dieta depende mucho del entorno en el que se encuentre; dependiendo de su ubicación y de las presas disponibles, un lobo puede comer animales tan diferentes como un cerdo y un alce o un yak. Incluso pueden comer animales marinos, como focas, ¡o pescado!

La gran mayoría de lobos se desplazan y cazan en manada, lo que les permite hacerse con presas más grandes. Sin embargo, a veces hay lobos solitarios que prefieren ir por su cuenta, no se sabe bien por qué. En esa situación, sólo pueden permitirse cazar animales más pequeños, como aves o roedores. Si se ven en una situación muy extrema y no tienen ninguna presa, en la alimentación de los lobos también tienen cabida los vegetales; ¡comen plantas y frutas para subsistir!

¿Cuánto comen los lobos?

Cuánto comen los lobos

No todos los lobos salen de caza, algunos se quedan protegiendo a los lobeznos. ¡Pero esos también necesitan comer! Por eso, los que salen de caza se encargan de abastecer de comida también a los demás, ¡y no siempre es fácil! Así que, cuando se hacen con una presa, la aprovechan al máximo, dejando sólo la piel, el cráneo y algunos huesos grandes.

Un lobo necesita comer alrededor de 1,5 kg de carne al día, aunque si quieren reproducirse con éxito pueden llegar a comer hasta 3 kg. De todos modos, el lobo está preparado para pasar sin problema varios días sin comer si es necesario.

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post