síntomas del embarazo canino

Cómo detectar el embarazo canino: síntomas de embarazo en perras

Si tienes sospechas de que tu perrita puede estar esperando cachorros y quieres asegurarte, toma nota de lo que te contamos a continuación: ¡hablamos de los síntomas del embarazo canino!

Cómo detectar un embarazo canino

Al igual que pasa con las mujeres, tu perrita también sufrirá ciertos cambios en caso de estar embarazada, tanto de conducta como físicos.

Sin embargo, antes de meternos de lleno en las señales del embarazo canino, hablaremos del periodo de gestación en las perras.

detectar el embarazo canino

Una perra puede quedarse embarazada durante su celo. La gestación en las perras es mucho más breve que la humana, ya que a ellas les bastan entre 58 y 65 días para gestar a sus pequeños y traerlos al mundo.

Tras esto, se producirá el parto canino, momento en el cual, si todo va bien, no es necesaria la intervención humana. ¡Pero siempre hay que estar preparado por lo que pueda pasar!

Y ahora sí, hablemos de los síntomas del embarazo canino.

Cambios de conducta

1. Tu perra está un poco decaída

Puede suceder que, en la primera etapa del embarazo, tu perra se muestre un poco decaída. Incluso puede ser que pierda el apetito.

Sin embargo, este síntoma puede aparecer ante razones no tan felices como puede ser un embarazo, por lo que si es el único síntoma que ves en tu perra, acude al veterinario: puede tratarse de una enfermedad.

2. Duerme más

Cambios físicos, hormonales… el embarazo es una etapa que produce mucho cansancio a las mamás, por lo que es normal que tu perrita duerma más si está esperando cachorros.

embarazo canino

3. Aumento de apetito

¿Cómo puede ser? ¡Si unas líneas más arriba decíamos que podía perder las ganas de comer! Sí, pero si realmente está embarazada, hacia la segunda mitad del embarazo su apetito aumentará.

La perra se está preparando para lo que viene y tú debes saber muy bien qué dieta alimenticia debe seguir la futura mamá. ¡Consulta con tu veterinario!

4. Náuseas

Tu perrita puede vomitar en las primeras fases del embarazo a causa de todos los desequilibrios y re-equilibrios que se están produciendo en su ser. Sin embargo, como en el caso de la pérdida de apetito, los vómitos pueden aparecer por múltiples razones, por lo que has de consultarlo con un profesional.

5. Desequilibrio emocional

Las hormonas toman el control durante el embarazo y es muy normal que de repente tu perra esté de lo más cariñosa y una hora más tarde se muestre un poco arisca.

6. Aislamiento

Sobre todo en los últimos días de embarazo, notarás que tu perra se intenta aislar de todos. Seguramente se retire a la zona que tú le hayas preparado para el parto o que ella haya seleccionado como “nido”.

síntomas del embarazo en perras o embarazo canino

Cambios físicos

Más o menos un mes después del apareamiento, pueden aparecer los primeros cambios físicos de la perrita embarazada. Por ejemplo:

1. Sus mamas cambiarán

Es uno de los primeros síntomas físicos en aparecer. Sus mamas pueden crecer un poco a causa de la inflamación y sus pezones cambiarán un poco la tonalidad: se volverán más rositas. También pueden producir un líquido casi transparente. Sin embargo, debes tener en cuanta que los embarazos psicológicos también pueden provocar los mismos síntomas.

2. Secreción vaginal

Si tu perra está embarazada puede expulsar un flujo transparente o rosita por su vagina. No es nada extraño, pero si es demasiado abundante o no es flujo, sino sangrado, acude al veterinario cuanto antes.

3. Subida de peso

Pasados unos 35-40 días, el aumento de peso será más evidente, aunque no se ve tan claro en todas las perras. Por ejemplo, dependerá de si la camada que viene es pequeña o grande o si es mamá primeriza o no.

4. Vientre abultado

Una subida de peso va acompañada de un abultamiento del vientre de la perra. Sin embargo, como hemos dicho, hasta que comience el segundo mes de embarazo no será perceptible.

síntomas del embarazo canino o embarazo en perras

Confirmación del embarazo canino por parte del veterinario

Lo mejor es que desde que tengas la sospecha acudas a un veterinario. Este puede confirmártelo mucho antes de que aparezcan los síntomas más evidentes. Por ejemplo, con un análisis a partir de los 21 días de embarazo o mediante ultrasonidos.

Gracias a una ecografía, entre los 25 – 30 días más o menos, ya podrás saber cuántos cachorritos va a traer al mundo tu mascota, ¡aunque siempre puede haber alguna sorpresa!

Queremos acabar este post recordándote que si no quieres que tu mascota tenga cachorros la mejor forma de evitarlo es la esterilización. Eso evitará el nacimiento de camadas no deseadas, que, por desgracia, en muchos casos acaban convirtiéndose en animalitos abandonados.

Etiquetas: , , , ,
Post Anterior Siguiente Post