peinar al gato

Cómo peinar al gato (y no morir en el intento)

Como sabrás, los gatos son animales muy aseados. Les encanta mantener su pelaje limpio y, para ello, dedican mucho tiempo al día a lamerse. Cepillar el pelo de tu gato es muy importante porque con ello eliminarás aquellos pelitos muertos y evitarás que tu mascota se los trague y se formen bolas de pelo en su estómago. Eso sí, peinar al gato no es una tarea fácil si el minino no está acostumbrado. ¡Te damos algunos consejos para llevar a cabo esta labor!

Consejos para peinar al gato

1. Acostúmbralo desde cachorro

Como para muchas otras tareas, como limpiarle las orejas al felino, lo ideal es que lo acostumbres desde pequeñito para que lo asimile como un hábito.

A los gatos no les gustan los cambios, por lo que introducirlo en su rutina cuando sea adulto será más complicado. ¡Además, odian que los retengan!

Cuanto antes los acostumbres al cepillado, ¡menos zarpazos te llevarás!

peinar al gato

2. Elige siempre el mismo momento

Repetimos: a los gatos no les gustan los cambios en su rutina, ¡ni los cambios en general! Es más, ¡es una de las cosas que más les estresan!

Así que si has conseguido acostumbrar a tu mascota a peinarla diariamente, repite este proceso siempre a la misma hora.

Si no es posible a esa hora porque en ese momento tu gato está nervioso por algún motivo, espera a que esté relajado. ¡Lo primordial es que esté tranquilo!

peinar al gato

3. Ten a mano varios cepillos diferentes

Si tu minino tiene el pelo largo, lo ideal es que tengas a mano varios cepillos diferentes, por lo que te puedas encontrar.

Nos referimos a lo siguiente: si a tu gatete se le ha enredado mucho el pelo, lo ideal es usar un cepillo de púas anchas. Además, sería aconsejable el uso de un spray especial que te ayude a desenredar. Si el pelo de tu gato no tiene nudos, un peine de púas rígidas y finas, ayudará a que no se le formen.

Por otro lado, si tu gato es de pelo corto, un peine de goma servirá.

4. Empieza por las zonas menos delicadas

La cabeza, las patas y el vientre son las zonas más delicadas a la hora de cepillar al gato, con lo cual, lo mejor es dejarlas para el final.

Comienza por el lomo, alternando caricia con cepillado para hacerlo más agradable. A la vez, háblale a tu gato con voz suave. ¡La comunicación es muy importante!

peinar al gato

Después del lomo, pasa poco a poco al cuello y la cabeza. A continuación, sigue por las patitas para terminar por la barriga. Esta es la zona más delicada y que menos les gusta, así que puede ser que tu gato se inquiete. ¡Es muy importante que guardes la calma!

Aunque este es el orden que se suele recomendar, cada gatete es un mundo y al tuyo nadie lo conoce mejor que tú. A medida que vayas cepillándolo, aprenderás qué orden es mejor para esta tarea.

5. Hazlo con cariño y no lo alargues mucho

Peinar al gato debe ser un momento lo más agradable posible para él . El cepillado debe ser suave, evitando tirones y, además, no debe durar más de 4-5 minutos.

Si consigues que tu minino se acostumbre, ese instante se convertirá en un momento muy bonito de conexión entre ambos.

peinar al gato

¿Por qué debemos peinar al gato?

1. Para evitar que se traguen los pelos muertos y se formen bolas de pelo.

2. Por razones estéticas: su pelaje lucirá más brillante y sin nudos, si lo tiene largo.

3. Evitaremos los pelos sueltos por casa.

4. Disminuye la creación de caspa, la acumulación de ácaros que le causen alergia y previene las pulgas.

¡Ahora ya sabes cómo peinar al gato y por qué es tan importante! Solo te falta ponerlo en práctica. ¡Ánimo!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post