cómo bañar a un perro

Cómo bañar a un perro: 9 consejos

En ocasiones, mantener limpio a un perro sin bañarlo es sencillo y, en otras, todo un reto. Por eso, más o menos con una frecuencia de una vez al mes, será necesario hacerlo. En este artículo encontrarás algunos consejos sobre cómo bañar al perro para que la experiencia sea lo más positiva posible, tanto para ti como para tu mascota.

Cómo bañar a un perro

Hay perros que disfrutan muchísimo de los baños y otros perros que le tienen miedo al agua. Por eso, es muy importante no hacer de la hora del baño un trauma para el can.

Para ello, podéis seguir ciertas pautas que os expondremos a continuación, pero antes cabe aclarar que la frecuencia de los baños habitual en perros es de una vez al mes, pero va a depender mucho del estilo de vida del can o de si tiene problemas en la piel, por ejemplo.

consejos para saber cómo bañar a un perro

Para tenerlo más claro, lo ideal es que consultes el caso particular de tu mascota con tu veterinario de confianza.

Ahora sí, pasemos a ver cómo bañar a un perro de la manera correcta.

1. Acostumbra al perro a la bañera o al barreño

Lo ideal sería que antes de iniciar los baños, vayas acostumbrando al peludito al lugar donde se van a realizar. Por eso, si lo vas a bañar en tu bañera o en un barreño grande, puedes introducirlo en él vacío y, una vez allí, distraerle con palabras amables, caricias y algún premio.

Repite esto varias veces en los días previos al primer baño, pues es la manera en la que el can irá asociando ese lugar con una experiencia positiva.

2. Prepara todo antes del baño

Para agilizar el momento del baño y no retener al perro más tiempo del necesario en esas circunstancias, lo aconsejable es dejarlo todo preparado y a mano antes de comenzar el mismo, y antes de que el perro entre en la bañera.

Deja cerca todos los elementos necesarios, entre ellos, el cepillo, champú, acondicionador, toalla y secador de pelo, en caso de que vayas a usarlo.

3. Cepilla el pelaje del perro

Antes de empezar a explicar más detalladamente cómo bañar a un perro, es importante aclarar que previo a mojar a tu mascota, se debe cepillar su pelo para eliminar los pelos muertos, los nudos y la suciedad más superficial. Esto facilitará mucho el baño.

Mientras, puedes ir llenado la bañera con unos centímetros de agua tibia. La cantidad dependerá del tamaño de la mascota. Basta con que le cubra las patas, ¡no es necesario que el perro nade durante el baño!

4. Comienza a mojarlo

Una vez dentro del agua, puedes empezar a mojarlo con tus manos poco a poco, a la vez que le hablas cariñosamente. Hazlo primero del cuello para abajo. Cuando ya esté más o menos mojado por todo su cuerpo, moja su cabeza. Luego, puedes coger el cabezal de la ducha y terminar de empaparlo bien antes de pasar al champú.

Ten mucho cuidado de no poner el chorro de agua directamente hacia sus ojos, sus oídos o su hocico. Esto, además de peligroso, asustará muchísimo al animal.

cómo bañar a un perro paso a paso

5. Pasa al champú

El champú escogido para el baño de tu perro tiene que ser uno específicamente formulado para mascotas. De usar uno para humanos, puedes provocar graves problemas en la piel de tu perro.

Echa el champú en tus manos y, de ahí, pasa a frotar el cuerpo de tu mascota. Masajea suavemente, pero con intención.

Puedes hacerlo de dos formas. Si son los primeros baños, la primera dosis de champú la puedes echar por el tronco, las patas y la cola, dejando la cabeza para una dosis posterior. Si el perro ya está acostumbrado, hazlo todo de una misma vez.

Tras el champú, toca aclarar con agua tibia. Es muy importante que controles la temperatura del agua para que no le queme.

Repite dos veces el champú y, si usas acondicionador, aplícaselo también. En ambos casos, vigila que el jabón no llegue a sus ojos, boca, nariz ni oídos.

6. Seca bien

Las pautas para saber cómo bañar a un perro no acaban con el agua y el champú, pues tan importante como eso es el secado.

Escoge para la tarea una toalla suave, pues tendrás que frotarlo bien para eliminar la mayor cantidad de humedad posible. Además, es importante que tengas en cuenta que si se trata de un can con pliegues en la piel, esto es de mayor importancia, ya que la acumulación de humedad entre esos pliegues puede favorecer la aparición de hongos y problemas en la piel.

Sí, sabemos que esto te llevará cierto tiempo, pues como decimos, es importante secar cada pliegue bien, pero es muy necesario.

Adicional a esto, para perros de pelo largo o en épocas de temperaturas bajas, el secado con la toalla se puede completar con el uso del secador.

es importante secar bien al perro tras el baño

7. El secador

A los perros normalmente les asusta el sonido del secador de pelo, por lo que lo ideal es que antes de usarlo por primera vez con él, le hayas habituado a su existencia, su sonido y su funcionalidad.

Eso implica que, de vez en cuando, pongas en marcha el secador en presencia de tu mascota, pero nunca apuntando hacia él de primeras. A medida que notes que el sonido le perturba menos (esto puede llevar varios días), puedes ir acercándolo a su cuerpo para que sepa que ese objeto expulsa aire.

A la hora de usarlo con él, ten mucha precaución con la cantidad de aire seleccionada y la temperatura, pues puedes quemar a la mascota.

8. Revisión final y retoques

Si ya has bañado a tu mascota varias veces y siempre detectas un poco de irritación en sus ojos, a pesar de saber que el jabón no ha llegado a ellos, lo ideal es que preguntes a tu veterinario por algún colirio para aplicárselo después.

Además de esto, puedes aprovechar los días que toca baño para cortarle las uñas a tu mascota.

Por último, cabe recordar que los baños son un momento ideal para comprobar el estado de la piel de tu mascota y detectar problemas en la misma, así como otro tipo de anomalías, como bultos.

9. Premia a tu mascota

Si tu perrete aún no se ha terminado de acostumbrar a los baños, no te olvides de premiarle al finalizar. Recuerda que queremos que asocie los baños con algo positivo, pues, al fin y al cabo, es una situación por la que va a tener que pasar muchas veces a lo largo de toda su vida.

 

Ahora ya sabes lo más importante sobre cómo bañar a un perro. ¡Pon en práctica estos consejos con tu peludito!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 8 =