te enseñamos cómo bañar a un erizo, es muy fácil

Te enseñamos cómo bañar a un erizo, ¡es muy fácil!

No es la mascota mayoritaria, pero cada vez más personas se animan a tener un erizo en casa. Si te has decidido a tener a una de estas mascotas llenas de pinchitos, probablemente te estés preguntando cómo cuidar de él correctamente. ¿Quieres saber cómo bañar a un erizo?

La higiene es una parte fundamental de la salud de cualquier mascota, así que no te pierdas este nuevo post. ¡Nosotros te contamos cómo lavar a tu erizo!

Antes de saber cómo bañar a un erizo, necesita estos cuidados…

cómo bañar a un erizo
(Foto vía: Pinterest)

Durante los primeros días de un erizo en casa, necesitará un cuidado especial. Lo primero que debes saber es que los erizos no están acostumbrados al contacto con humanos, a la vida como mascota. De hecho, son bastante desconfiados, así que tendrás que irte ganando su confianza poco a poco.

Para poder coger a tu erizo con las manos, al principio tendrás que usar guantes, porque al considerarte una amenaza se hará una bolita para defenderse y te clavarás sus púas.

El proceso de adaptación al contacto humano puede durar un mes, o incluso más. Te recomendamos que comiences a socializar a tu erizo desde el primer día, que se acostumbre a ti. Ponlo en tu regazo, acarícialo con cuidado, pasa tiempo con él, déjale olfatear todo lo que necesite… No te preocupes por el baño por ahora; realmente los erizos son muy limpios, en un principio no hace falta bañarlo siempre y cuando mantengas muy limpia y desinfectada su jaula.

Cómo bañar a un erizo

Cómo bañar a un erizo
(GIF vía: hostelbookers)

Ahora sí, vamos a hablar de cómo bañar a un erizo. Si tu peque ya está acostumbrado al contacto y habituado a la vida en casa, puedes empezar a bañarlo. Como hemos dicho, son animales muy limpios, así que no hace falta que lo hagas muy a menudo, basta con una vez cada dos o tres meses; lo que sí debes limpiar a menudo es su jaula.

Y bien, ¿cómo bañar a un erizo? Necesitas muy poquitas cosas, basta con un champú neutro y un cepillo de dientes. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Escoge la “bañera”: puede ser un barreño, o simplemente el lavabo del baño poniendo el tapón.
  2. Llénalo de agua, como mucho dos centímetros de profundidad. ¡Más no! Podría ahogarse. Procura que el agua no esté demasiado caliente, lo mejor para bañar a un erizo es el agua tibia.
  3. Echa champú en tus manos y lávalo, prestando especial atención a sus patas, que suele ser lo que más sucio está. Por la parte del lomo, pásale la mano enjabonada a favor de las púas.
  4. Una vez tenga las púas enjabonadas, es hora de utilizar el cepillo de dientes. Pásalo por todas las púas para limpiarlas, con cuidado y siempre a favor del crecimiento.
  5. Después, acláralo bien con cuidado de no meter su cabeza debajo del chorro de agua.
  6. ¡Ya sabes cómo bañar a un erizo! Ahora toca algo muy importante: secarlo bien. Utiliza una toalla y asegúrate de no dejar nada de humedad, ¡podría desarrollar hongos si no lo secas bien!
    Como seguramente no consigas quitar toda la humedad con la toalla, puedes utilizar un secador insonoro para mascotas para terminar de secarlo del todo, siempre a bastante distancia. Seguramente le cueste unas cuantas veces perderle el miedo.
  7. ¡Importante! No metas a tu erizo en la jaula mientras siga estando húmedo. Opcionalmente, después del baño puedes utilizar polvos de avena para calmar su piel.

Cuidados que necesitan las púas de un erizo

Cuidados que necesitan las púas de un erizo

Ya sabes cómo bañar a un erizo, pero eso no es lo único importante: ¡sus púas también requieren atención especial! Especialmente en época de muda.

¿No sabías que los erizos mudan las púas? ¡Pues sí! Igual que a los niños se les caen los dientes, a los erizos también se les desprenden las púas “de leche” para dejar lugar a unas más fuertes y definitivas.

Esta muda de púas suele ocurrir cuando el erizo tiene 2 o 3 meses de vida. Si notas que está más arisco en esa época, es normal. El crecimiento de púas nuevas le duele, porque atraviesan su piel, así que puede que esté un poco más reacio a que lo cojas. ¡Igual que a los bebés les duele cuando les salen los dientes!

Realmente no hay nada que debas “hacer” en este proceso, simplemente tener cuidado y ser paciente, ten en cuenta que tu erizo no se siente muy bien. Por otro lado, ¡cuidado con los ácaros! Si observas que tu erizo se rasca mucho y encuentras pequeñas bolitas blancas entre sus púas, podrían ser ácaros. ¡Llévalo al veterinario!

¿Tengo que cortarle las uñas a mi erizo?

Tengo que cortarle las uñas a mi erizo
(Foto vía: cvgalapago)

Sí, pero tampoco hace falta que sea muy a menudo. Sólo cuando las tenga realmente largas, que es cuando corre el riesgo de arrancárselas jugando y hacerse daño.

Basta con utilizar un cortaúñas o unas tijeras pequeñas de manicura. Es muy importante que cortes sólo la punta, si llegas a la raíz de la uña le harás sangre.

El baño es un buen momento para revisar las uñas de tu erizo y cortarlas si hace falta. No es muy complicado, pero puedes pedir ayuda a alguien para que lo sujete. Si no te sientes cómodo o tienes miedo de hacerle daño, ¡siempre puedes llevarlo al veterinario para que se las corte!

¡Y ya está! Ya sabes cómo bañar a un erizo, cómo cuidar sus púas y cortar sus uñas! Es todo lo que necesitas para mantenerlo bien aseado. Realmente, la higiene de los erizos no es nada compleja. ¿Te esperabas que fuera tan sencillo?

 

Etiquetas: , , ,
Post Anterior Siguiente Post