la alergia canina o alergia en perros

Alergia canina: causas y síntomas de la alergia en perros

Como nos pasa a los humanos, los perros también pueden sufrir alergia. Una alergia surge cuando el sistema inmunológico reacciona de manera exagerada ante alguna sustancia, llamada (en caso de reacción) alérgeno. Hoy te hablamos de los síntomas y las causas más frecuentes de la alergia canina.

alergia en perros o alergia canina

Síntomas de la alergia canina

Como en las personas, los síntomas de la alergia pueden ser leves o graves. Lo más normal es una irritación en la piel, pero también puede afectar gravemente a algunos órganos.

Las señales más comunes de que existe una alergia en perros son:

  • Estornudos continuos
  • Rascado de las orejas y sacudidas de cabeza
  • Irritación de la piel
  • Picazón continua
  • Enrojecimiento y sarpullidos
  • Pústulas o granos
  • Caída del pelo
  • Exceso de cera en los oídos
  • Sequedad de la trufa
  • Ojos rojos
  • Malestar y letargo
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Pérdida del apetito y de peso
  • Náuseas
  • Eructos y flatulencias

Los síntomas dependerán de lo que haya causado dicha alergia.

Alergia en perros: ¿qué puede provocarla?

Los motivos que causen alergia a tu perro pueden ser varios: desde un alimento, hasta la saliva de las pulgas o algo que ha respirado. Así que en definitiva, la causa de una alergia canina vendrá determinada por la vía de contacto.

  • Alergias atópicas: cuando se determina que un perro tiene una alergia atópica significa que su cuerpo reacciona a una sustancia que ha olfateado o respirado. ¿Eres fumador? Puedes debes saber que el humo de tu cigarro es un alérgeno muy común en los perros. Junto con el polen, es el mayor causante de alergias atópicas en los canes.
  • Alergia por alimentación: ocurre cuando alguno de los ingredientes que contiene la comida de tu perro le provocan una reacción inadecuada en su sistema inmunitario. Algunos de los alérgenos más frecuentes que producen alergia canina son el trigo, los derivados de la leche o el maíz.
  • Alergias dérmicas: se producen por el contacto directo con la piel de nuestra mascota. Los causantes pueden ser muchísimos: un champú, un tipo de tela, el metal de la chapa de su collar, el collar en sí o algún compuesto de los productos de limpieza.
  • Otras causas de alergia canina: entre estas otras causas se encuentran las más frecuentes que producen alergia en perro. Estas son las picaduras de pulgas y garrapatas, cuya saliva provoca una reacción alérgica en la piel de nuestro peludo.

 ¿Qué se puede hacer frente a la alergia canina?

Si has notado alguno de estos síntomas y crees que tu perro puede tener alergia, es necesario que lo lleves al veterinario para que le realice un examen físico.

Cuando se da con el posible causante, el tratamiento consiste en antihistamínicos, cremas especiales, pienso hipoalergénico, etc.

Si no se sabe cuál es el alérgeno causante, se puede proceder a un estudio del ambiente del perro para sacar conclusiones.

Por ejemplo, si es una alergia provocada por un alimento, se suele recomendar una dieta de eliminación. Esto consiste en dar unos pocos alimentos al perro (pero que cubran sus necesidades nutricionales) y ver cómo reacciona. Poco a poco se van introduciendo los alimentos de su dieta normal, hasta que averigüemos cuál es el que le causa la alergia.

Lo mismo sucede con los demás causantes de alergia. Si sabes que has introducido un nuevo elemento en tu casa (una planta, una alfombra, un ambientador, etc.) con el que tu perro ha tenido contacto, prueba a quitarlo y observa cómo evolucionan sus síntomas.

Si con todo ello no se descubre qué ha causado la alergia canina, tu veterinario te recomendará realizar las pruebas específicas para alergia en perros.

Etiquetas: , ,
Post Anterior Siguiente Post