Una leona caza a una cierva preñada y parece arrepentirse

Una leona caza a una cierva preñada… ¡y parece arrepentirse!

Una leona caza a una cierva preñada, lo hace para alimentarse. Hasta ahí, todo normal, un comportamiento instintivo, un modo de supervivencia en el mundo salvaje. Los animales salvajes no suelen actuar por raciocinio, sino por instintos. Pero la verdad es que esta leona se salió de la norma, para sorpresa de todos.

 

Una leona caza a una cierva preñada y se da cuenta de su “error”

Una leona caza a una cierva preñada y parece arrepentirse

El guarda de un safari Gerry Van Der Walt, en el transcurso de una expedición normal, presenció una escena aparentemente natural y habitual en el entorno: una leona dando caza y comiéndose a una cierva. Pero… resulta que la cierva estaba embarazada. Tampoco era la primera vez que veía algo así, pero sí fue sorprendente lo que ocurrió después. En lugar de seguir alimentándose como si nada ocurriera, la leona tomó al feto, ya fuera del vientre de su madre, y lo colocó con cuidado en el suelo.

De hecho, pasó un buen rato olisqueando y observando al cervatillo no nacido en busca de señales de vida. Cuando vio que estaba muerto, lo llevó tras un arbusto para enterrarlo. No intentó comérselo, y además también desistió de seguir comiéndose a su madre. En lugar de eso, se tumbó un buen rato a su lado, haciéndole compañía al cadáver.

Una leona caza a una cierva preñada y parece arrepentirse

¿Por qué actuó así la leona?

Nadie tiene respuesta. Pero desde luego resulta increíble lo que pasó. Lo natural para un animal salvaje es alimentarse dejando a un lado las emociones, pero esta leona pareció verse invadida por la compasión e incluso un instinto maternal. No sólo enterró al pequeño no nacido como muestra de respeto y protección, sino que además se quedó largo rato al lado de la madre muerta, en señal de arrepentimiento.

¿Quién sabe? Quizás ella tuvo bebés. Lo que está claro es que dejó a un lado su necesidad de comer para mostrar respeto al animal que había cazado. Desde luego, ¡se trata de un comportamiento inusual! Los animales nunca dejarán de sorprendernos.

 

¿Por qué crees que actuó así la leona? ¿Crees que incluso los animales salvajes dejan de lado los instintos de vez en cuando?

Etiquetas:
Post Anterior Siguiente Post