prevenir un golpe de calor en gatos

Cómo prevenir un golpe de calor en gatos

El calor es muy traicionero y puede ocasionarnos más de un mal rato a personas y mascotas. Los gatos no están exentos de sufrir las consecuencias de las altas temperaturas, por eso, en este artículo nos vamos a centrar en contarte cómo prevenir un golpe de calor en gatos.

prevenir un golpe de calor en gatos

El golpe de calor en gatos: síntomas

Un gato en estado normal tendrá una temperatura de entre 38º y 39,5º. Si sube, intentarán regularla mediante los jadeos, la saliva o el sudor de las almohadillas. Sin embargo, una exposición prolongada bajo altas temperaturas, sin ventilación, sin agua, etc. puede empeorar esta situación, haciendo que sufran un golpe de calor.

Cuando un gato está sufriendo un golpe de calor su temperatura corporal se situará por encima de los 42º. Presentará debilidad general y temblores, lo que le dificultará caminar y moverse. Salivará muchísimo y su pulso se acelerará. También su lengua puede volverse azulada por la falta de oxigenación.

Esta situación es muy peligrosa tanto para perros como para gatos, ya que al no sudar como nosotros, les cuesta mucho más regular su temperatura. ¡Un golpe de calor puede acabar con sus vidas! Así que sigue leyendo, porque te vamos a explicar cómo puedes prevenir un golpe de calor en gatos.

prevenir un golpe de calor en gatos

Cómo prevenir un golpe de calor en gatos

¡Toma nota de estos consejos y evita que tu gato sufra un golpe de calor!

1. Pon siempre a su disposición agua fresca

Que los gatos no beban mucho no significa que no lo necesiten. Con el calor, más que nunca, asegúrate de que siempre tienen cerca un cuenco de agua fresca y limpia.

2. Asegúrate de que tu gato siempre tiene sombra

Si tu gato es un gato casero, evita que se tumbe a coger el sol en ventanas, balcones o patios en las horas en las que más calor hace.

En los días de calor más intenso, vigila sus salidas y por dónde anda tu gato y confirma que tiene fácil acceso a una zona de sombra y fresco.

prevenir un golpe de calor en gatos

3. No dejes a tu gato encerrado en el coche

Una de las mayores causas de golpes de calor que matan a los animales es dejarlos encerrados dentro de un coche. ¡Es fatal para ellos! ¡Pueden morir en escasos minutos! Así que aunque tú pienses que por dejar a tu mascota ahí, mientras compras el pan un día de verano no va a pasar nada… ¡sí pasa!

Y al igual que en un coche, no debes dejarlos encerrados en transportines durante mucho raro o lugares sin ventilación.

4. Ofrécele comida húmeda

No es un método tan directo para prevenir un golpe de calor en gatos como el hecho de no dejarlos encerrados en un coche, pero va a ayudar.

Como dijimos antes, los gatos no beben demasiado agua, así que es aconsejable que en su dieta incluyamos algo de comida húmeda para compensar, aunque sea un poquito, esa falta de hidratación.

5. Controla el peso de tu gato

La obesidad en gatos es una enfermedad que acarrea muchas consecuencias. ¡Cuida siempre el peso de tu mascota! Los gatos obesos tienen más tendencia a morir por un fallo cardíaco al sufrir un golpe de calor, pero ninguno se salva.

6. Si tiene el pelo largo, córtaselo un poquito

Solo si tu gato es de una raza de pelo muy largo, puedes acudir en verano a un peluquero especializado para que le corte un poquito el manto externo. JAMÁS hay que cortarle el pelo por completo a un gato, ya que es su única barrera frente al sol.

prevenir un golpe de calor en gatos

7. No le des su comida en las horas en las que hace más calor

Elige un momento del día fresco para alimentar a tu felino. Además, coloca su cuenco y su bebedero siempre en lugares donde no incida el sol.

Ahora ya sabes cómo puedes prevenir un golpe de calor en gatos. ¡No te la juegues y protege a tu mascota!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post