Mi gato se ha caído por la ventana

Mi gato se ha caído por la ventana, ¿qué hago?

Aunque existe la creencia popular que dice que “los gatos siempre caen de piel”, que tu gato pase horas y horas en el alféizar de la ventana, ¡es un riesgo! Y es que, aunque los gatos, consiguen aterrizar sobre sus almohadillas, ¡esto no es sinónimo de supervivencia!

En Wakyma sabemos que los gatos se caen por la ventana, de forma mucho más frecuente a lo que puedes imaginarte, es por ello que hoy queremos hablarte de los primeros auxilios que necesitará tu gato.

Mi gato se ha caído por la ventana, ¿cómo le recojo?

Si tu gato se ha caído por la ventana o el balcón y tu has logrado darte cuenta. Intenta recogerle antes de que consiga incorporarse y huir. Normalmente, los gatos heridos, buscan esconderse en lugares tranquilos. Además, si la zona donde se encuentran es desconocida, ¡buscará ponerse a salvo!

También es posible que tu gato haya conseguido irse antes de que consigas bajar a la calle. En ese caso, tu felino habrá buscado un “refugio”, donde resguardarse y estar a salvo.

Tu gato se encuentra tirado en la acera

Si tu gato después de la caída, continúa en el suelo, no puede moverse y está asustado. Tendrás que actuar muy rápido. Baja a recogerle con un transportín o una toalla.

Si tu gato continúa en la acera y no puede moverse

Mi gato se ha caído por la ventana

Has ido a buscar a tu gato, y te lo has encontrado tumbado de lado. En ese caso, pasa tus dos manos con en dorso hacia el suelo, y la palma en contacto con su cuerpo. De esta forma, podrás introducirle en el transportín, sin doblar ni girar ninguna de sus extremidades.

Si tu transportín, es desmontable, ¡no dudes en quitar la parte de arriba para meterle! Así lo tendrás mucho más fácil. El siguiente paso es llevarle a la clínica veterinaria, ¡allí podrán ver la gravedad de sus lesiones!

En el caso de que se encuentre tambaleándose (pero en pie), la mejor opción es cogerle como hacía su madre cuando era un cachorro. Cógelo de la nuca, e introdúcelo en el transportín.

No encuentras a tu gato y además no sabes dónde está

Si después de haberse caído, tu gato no presentaba lesiones graves, ¡puede haber recorrido una gran distancia! Sentimos decirte que muchos gatos durante esta huida, ¡sufren un atropello! Otros, se esconden en arbustos, debajo de los coches…¡Hay muchas opciones!

¿Has mirado en todos los posibles escondites que se te ocurren? En ese caso, lo mejor es que avises a todas las clínicas y refugios de animales que tengas cerca. También puedes poner carteles con su fotografía.

Has encontrado a tu gato y parece sano

Mi gato se ha caído por la ventana

En ese caso, aunque tu gato parezca sano, no dudes en llevarle al veterinario, ahí le examinarán en búsqueda de alguna patología relacionada con el síndrome del gato paracaidista.

Esperando a que el veterinario atienda a tu gato

Muchas veces, después de vivir este tipo de situaciones, vemos a nuestro felino tan asustado que nuestra primera reacción es llevarle a casa. Si estás fuera de su horario, contacta con tu veterinario para que te dé algunas instrucciones. Entre ellas pueden estar:

  • Coloca a tu gato dentro de su transportín en un lugar con poca luz.
  • No le manipules.
  • Coloca el transportín ligeramente inclinado, ¡así cuando se tumbe, tendrá la cabeza y el tórax por encima de su abdomen!
  • No le des ni agua ni comida. Su paladar podría estar abierto, por lo que darle agua y/o comida, podría provocarle una neumonía.

Cómo saber si mi gato está empeorando

Si has rescatado a tu gato (u a cualquier otro gato) tras caerse por un balcón, puedes notar si su estado está empeorando por:

  • Se coloca en posición ortopédica, es decir, estira el cuello hacia arriba intentando obtener más oxígeno.
  • Pierde el conocimiento.
  • Sus pupilas están dilatadas y fijas.
  • El color de sus encías se vuelve blanco o gris azulado.

Si has rescatado a tu gato, y las lesiones son muy graves, oirás como tu felino da bocanadas de aire. En estos casos, no suele haber mucho margen, y…No te dará tiempo a llevarle al veterinario.

Lesiones que puede tener un gato después de caerse por una ventana

Mi gato se ha caído por la ventana

Un gato tras caerse por una ventana, puede tener diferentes tipos de lesiones, y de mayor o menor gravedad. Estas vienen englobadas en el “síndrome del gato paracaidista”. Si tu felino ha tenido tiempo de reaccionar, habrá buscado minimizar el impacto que ha sufrido, como consecuencia puede que se haya producido:

  • Rotura de la mandíbula.
  • Fisura en el paladar duro o blando.
  • Fracturas en los dedos.
  • Fractura del fémur, tibia y cadera.
  • Hernias diafragmáticas.
  • Rotura hepática y vesical.

Pruebas que necesita un gato después de caerse desde una ventaja

En función de la exploración física que le haya hecho a tu gato, el veterinario recomendará una serie de pruebas:

  • Lo primero de todo será estabilizarle. Para eso, se le pondrá oxígeno y se le sedará.
  • Le realizarán una exploración básica para ver: el color de las mucosas, temperatura, abdomen, pulso, auscultación…
  • Diagnostico por imagen. Servirá para observar el estado del hígado, bazo y vejiga.

Si tu gato tiene una rotura vesical y/o hepática, o una disnea, ¡será una situación crítica! En estos casos, ni siquiera el veterinario podrá hacer mucho por tu felino.

Mi gato se ha caído por la ventana

De vuelta a casa con tu felino

Si le han dado el alta a tu gato, lo mejor es que este permanezca en reposo. Además deberás vigilar sus deposiciones. Si tuviese problemas para hacer caca, puedes proporcionarle un poco de aceite de oliva. No olvides estar atento a su respiración y al color de sus mucosas.

El veterinario le recetará analgésicos y antibióticos.

Cómo evitar que el gato se caiga por la ventana

Si tu gato se ha caído por la ventana una vez, ¡lo mejor es que no la dejes abierta! Por suerte, puedes instalar un dispositivo que permita abrir la ventana solamente unos centímetros, ¡así evitarás posibles accidentes!

Además, no está de más que tu gato tenga puesto un microchip, aunque este no sea obligatorio en tu comunidad autónoma.

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post