los perros tienen ombligo

¿Los perros tienen ombligo?

Creemos que conocemos a la perfección a nuestras mascotas. Sin embargo, a veces llegan a nuestra cabeza algunas preguntas que no sabemos responder y que nos hacen darnos cuenta de que, quizás, nos queda mucho por aprender sobre ellos. Por ejemplo: ¿los perros tienen ombligo?

Pero primero, ¿qué es el ombligo?

El ombligo es la cicatriz que deja el cordón umbilical cuando este es cortado tras el nacimiento.

Esa cicatriz tendrá una forma u otra dependiendo de cómo se desprenda el cordón umbilical. Cuando se corta y se anuda suele quedar más estética; si hay infección podría quedar más abultada; cuando se deja secar o, como sucede con algunos animales, si se lo come la madre, suele quedar una cicatriz casi imperceptible.

¿Los perros tienen ombligo?

Sí, los perros tienen ombligo. La razón que lo explica son algunas características propias del animal, las cuales hacen que, como otros animales como los humanos, estos tengan ombligo.

Son mamíferos

Los mamíferos son animales vertebrados con sangre caliente que, tras su nacimiento, son amamantados por su madre (normalmente). Los perros forman parte de este grupo animal.

No obstante, dentro de este grupo hay varios subgrupos. Y de esos subgrupos, los canes pertenecen a los vivíparos.

Son vivíparos

Los perros forman parte del subgrupo de los vivíparos. Estos son aquellos animales en los que el embrión se desarrolla a partir de la fecundación dentro del vientre de la madre.

Allí se desarrolla mientras se alimenta de los nutrientes y oxígeno que necesita, hasta que sus órganos están formados y el animal listo para nacer.

Sin embargo, no todos los vivíparos tienen ombligo, así que hay que hacer una distinción más.

sí los perros tienen ombligo

Vivíparos placentarios

Los vivíparos placentarios sí que tienen ombligo. Este subgrupo incluye a los animales cuyo embrión crece dentro del útero de la madre y es alimentado por la placenta a través del cordón umbilical.

¿Dónde está el ombligo de los perros?

Ahora que sabes que los perros tienen ombligo es normal que quieras saber dónde lo tienen ubicado.

Y sí, la respuesta es la lógica, donde buscarías sin pensarlo: en la parte baja del abdomen, entre las mamas más bajas y los genitales.

Sin embargo, según el perro, puede ser más o menos complicado encontrarlo. La cicatriz que haya dejado el cordón umbilical puede ser más o menos visible. Además, dependiendo de la raza, la constitución del perro, si tiene más o menos pelo en esa zona, puede pasar más desapercibido o no.

¿Todos los animales tienen ombligo?

No, como hemos dicho, solo aquellos vivíparos placentarios tienen ombligo. Entre ellos se encuentran, además de los humanos y los perros:

  • El perezoso.
  • El armadillo.
  • Oso hormiguero.
  • Los caballos.
  • Asnos.
  • Los erizos.
  • Elefante.
  • Ballena.
  • Delfín.
  • Orca.
  • El conejo.
  • La liebre.
  • Roedores.

Entre otros muchos.

Hernia umbilical en perros

En ocasiones sucede que el proceso de cicatrización del cordón umbilical no se produce de manera correcta y es probable que por la zona se expulse grasa o que un órgano o parte del mismo salga de su sitio de forma natural. Eso es lo que causaría la hernia umbilical en perros.

Dicha hernia se presenta como un bulto en el estómago de tu perro, que puede ser de mayor o menor tamaño, pero al tacto es liso y suave.

esto es una hernia umbilical en perros

Lo mejor es que si identificas ese bulto acudas al veterinario. Normalmente, se pueden dar 3 casos:

  • En un cachorro de menos de 6 meses, si la hernia es pequeña y no afecta a ningún órgano, se esperará a que cumpla el medio año para ver si desaparece por sí sola.
  • Cuando cumpla o supere los 6 meses, si la hernia umbilical en perros es de un tamaño considerable, pero no supone riesgo para el animal, se puede dejar tal cual, pero con revisiones. También se puede operar, bien por prevención o por estética, pero solamente bajo consideración de un veterinario.
  • En los casos en los que la hernia sí afecta a la salud del peludo, se requerirá una intervención quirúrgica.

La mayoría de casos de hernias umbilicales en perros no representan graves peligros, pero todas deben ser vigiladas.

Ahora ya sabes que los perros tienen ombligo. ¿Lo habías visto en tu mascota?

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post
By
Auxiliar de Veterinaria, Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y redactora SEO especializada en contenidos sobre mascotas. Siempre en continua formación para ampliar sus conocimientos sobre el mundo animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − tres =