Causas de la agresividad canina

Causas de la agresividad canina

La agresividad canina es un problema al que se enfrentan más dueños de perros de los que puedas imaginar. Pero no por eso deja de ser grave; un cachorro agresivo esalgo muy difícil con lo que lidiar si no se busca una solución, y mucho más si se trata de un perro ya adulto con un comportamiento muy arraigado.

Para que la convivencia con una mascota sea sana y satisfactoria, es importante poner remedio a la agresividad en el perro. Y para conseguirlo, lo primero que debemos hacer es descubrir cuál es la raíz del problema. Aquí vamos a hablar de las causas más frecuentes de la agresividad en los perros.

Agresividad en los perros

Agresividad en los perros
(Foto via: aperrados)

La agresividad en los perros no es algo que aparezca de la noche a la mañana. Un perro se vuelve violento por una falta de adiestramiento o socialización, poco a poco va tomando terreno y se cree en posesión de la situación. Los perros que llamamos violentos no lo son constantemente, sino en momentos determinados: para proteger su territorio o a su familia de un extraño, o para mostrarse como macho alfa frente a otro perro, por ejemplo.

¿Cómo saber si un perro está a punto de ponerse violento en una situación concreta? Antes de atacar, los perros lanzan una serie de advertencias para que el “enemigo” o la amenaza se retiren de la escena:

  • Muestra tensión, rigidez y se queda muy quieto en el sitio
  • Se lanza hacia delante o contra el objeto amenazante, pero en un principio sin contacto
  • Da golpes con el hocico
  • Gruñe
  • Muestra y chasca los dientes
  • Marca a la presa con los dientes, sin llegar a morder fuerte
  • Mordida fuerte: puede ser con desgarro de la piel, clavando los dientes o acompañada de sacudidas.

Sin embargo, cada perro actúa de forma diferente. Dependiendo de cada uno, pueden saltarse alguno de los pasos, o bien repetir varias veces el mismo antes de pasar a mayores. Si te encuentras ante un perro que se comporta así, ¡cuidado! ¿Sabes como actuar ante un perro que te va a atacar?

Causas de la agresividad canina

Causas de la agresividad canina
(Foto via: upsocl)

La agresividad canina siempre es desencadenada por un motivo o situación particular que incomodan o asustan al perro. Si tienes un cachorro agresivo, observa cuándo se comporta de esa manera; las 8 causas más habituales de comportamientos violentos en perros son:

  1. Agresión territorial: cuando sienten que un intruso está invadiendo su territorio.
  2. Agresión protectora: cuando un miembro de su familia está en peligro, un perro puede reaccionar de modo violento para intentar protegerle. El instinto de protección y la lealtad están muy desarrolladas en las razas de perros guardianes.
  3. Agresión posesiva: afán de proteger sus cosas frente a los demás, incluso si en ese momento no las necesitan. Por ejemplo, si le quitas su juguete o comida.
  4. Agresión por miedo: cuando un perro está asustado, puede reaccionar de dos maneras: huyendo acobardado, o bien plantando cara al peligro. En los casos en los que se sienten atrapados o acorralados, se vuelven ansiosos y tienden a atacar.
  5. Agresión de defensa: ya lo dice el dicho popular, la mejor defensa es un buen ataque.
  6. Agresión social: un perro que se considera macho alfa y tiene carácter dominante, se mostrará agresivo cuando otro intente quitarle su lugar.
  7. Agresión por dolor: la agresividad canina también puede ser respuesta a un dolor físico puntual. Es habitual entre los cachorros agresivos cuando están enfermos o heridos y se les manipula, responder mordiendo.
  8. Agresión por competición sexual: tanto entre machos, para llamar la atención de una hembra, como entre hembras para tener acceso a la cópula con un macho.

Si queremos buscar una solución a la agresividad canina, es muy importante saber cuál es el motivo que la origina, ya que la terapia y entrenamiento correctivo son bien diferentes en función de cada caso. Además, ten en cuenta que los perros son agresivos en ciertas situaciones y frente a ciertos grupos sociales; es decir, que un perro sea agresivo con otros perros no significa necesariamente que también sea agresivo frente a personas, y viceversa.

Esperamos ayudarte a conseguir que tu perro abandone sus comportamientos agresivos lo antes posible. ¡Conseguirlo es el primer paso a seguir para lograr una buena convivencia con tu mascota!

Etiquetas: ,
Post Anterior Siguiente Post